04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ESTE MIÉRCOLES 50 HINCHAS BELGAS LANZARON SILLAS, MESAS Y BOTELLAS A LOS AGENTES EN LA PLAZA MAYOR DE MADRID EN UNA "SITUACIÓN INCONTROLABLE"

Peligra la seguridad del Clásico tras los incidentes del Brujas: "Los ultras irán escoltados"

El Cierre Digital en Altercados entre la policía y los ultras del Brujas
Altercados entre la policía y los ultras del Brujas
Durante la previa del partido que enfrentaba al Atlético de Madrid y al Brujas el 12 de octubre, cerca de 50 aficionados que se encontraban en la Plaza Mayor de Madrid comenzaron a lanzar sillas, mesas y botellas a la policía, que se vio obligada a cargar contra los radicales para desalojarlos del centro y reconducirles hacia el Metro. Ahora, la atención está puesta en el Clásico de este domingo, para el que los policías aseguran que "los ultras estarán escoltados".

El 16 de octubre se disputará uno de los partidos más importantes en el mundo del fútbol, el Clásico, que enfrentará al Real Madrid y al Barcelona. La importancia de este espectáculo es indudable, como también lo es la necesidad de un exigente dispositivo de seguridad con el fin de que todo se desarrolle según lo previsto. Los altercados ocurridos en la plaza Mayor de Madrid el 12 de octubre durante la previa del partido que enfrentaba al Atlético de Madrid y al Brujas han generado inquietud ante un partido de tal envergadura como es un Madrid y Barça.

De hecho, el partido que enfrentaba al Atlético de Madrid y al Brujas estaba considerado de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia, ya que se preveía la llegada de más de 2.000 aficionados belgas el día de la Fiesta Nacional de España, para lo que se desplegaron 1.200 efectivos de Policía Nacional. Alrededor de las cuatro de la tarde un grupo de 50 aficionados radicales del Brujas, concentrados en la Plaza Mayor, comenzaron a lanzar sillas, mesas y botellas a la policía, que se vio obligada a cargar contra los radicales para desalojarlos del centro y reconducirles hacia el Metro. Los antidisturbios hicieron gala de su profesionalidad y restablecieron el orden en zona sin que hubiera ningún herido.

Habitualmente, no son pocos los radicales que viajan hasta la ciudad donde juega su equipo sin entrada con la intención de vivir de cerca la previa. Este tipo de aficionado suele ingerir grandes dosis de alcohol y producir cuantiosos daños en el mobiliario urbano. Ya en el Cívitas Metropolitano, los hinchas de ambos equipos fueron separados y escoltados por la Policía Nacional sin que tuviese lugar más disturbios.

Elcierredigital.com ha contactado con Carlos Morales, portavoz del SUP, que ha indicado que “lo acontecido con los radicales del Brujas no afecta de ninguna manera al clásico, ya que son operativos diferentes y por lo tanto no se va a modificar el operativo que tenemos previsto. Para el clásico está todo controlado, los ultras vienen escoltados por policías y en cuanto acabe el partido se vuelven a ir, se prevé que los aficionados que se desplacen del Barça no sean problemáticos, ya que no son violentos. No consideramos que este partido pueda ser conflictivo”.

Las situaciones a las que se enfrenta la policía en los partidos de fútbol


Según asegura SUP, los agentes de las Unidades de Intervención Policial que tienen que garantizar la seguridad imprescindible para el buen transcurso de estos eventos privados reciben un complemento específico escaso y obsoleto para estos eventos y tienen que trabajar con un material deteriorado y anticuado que dificulta su actividad.

Por eso, el pasado 2 de septiembre el SUP emitió un comunicado en el que reclamaba a la Dirección General de Policía, a La Liga y a los partidos políticos el copago de los dispositivos de seguridad de estos espectáculos privados, ya que, a su parecer, estos eventos acarrean un “gasto notable” de dinero público por los dispositivos de seguridad.

Carlos Morales indicó a Elcierredigital.com que “para los espectáculos futbolísticos, que son de ámbito privado, se movilizan centenares de efectivos de la Policía Nacional, tanto de la UPR, como de la UIP, guías caninos, caballería y subsuelo. Lo que venimos reclamando es que por parte de los club de fútbol se establezca una recompensa para la Policía Nacional, tanto a nivel de dietas y retributivo como para la dotación de material”.

Son los promotores privados los que deben sufragar parte de estos gastos, destinando esas cantidades a recompensar el esfuerzo de los agentes y modernizar los medios materiales que se ven obligados a emplear. Estos equipos se están lucrando de estos eventos pero los que están prestando un servicio público allí deberían de ver compensada su labor. Por parte de estos clubs se tiene que ver compensado el esfuerzo que hace el Ministerio del Interior o la Dirección General de la Policía en aportar herramientas públicas para mantener la seguridad en eventos privados” concluía Carlos Morales.

COMPARTIR: