28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El nuevo presidente de los populares intenta templar gaitas y no actuar en las votaciones que se aproximan en La Rioja, Extremadura o Navarra

Núñez Feijóo no mediará en las próximas primarias a celebrar en las nueve baronías interinas del PP

/ Feijóo
Hasta nueve baronías regionales del PP se encuentran en situación de interinidad para preocupación de Alberto Núñez Feijóo, que pretende ponerse de perfil ante la sucesión de batallas internas que se presumen en diferentes autonomías.

Pablo Casado murió políticamente víctima de su choque con las baronías regionales, las de la Comunidad de Madrid especialmente. Pero hasta entonces, Teodoro García Egea había tenido tiempo de impulsar relevos en las autonomías en las que el PP se supone que tendrá opciones de recuperar el poder en 2023.

Estas son Comunidad Valenciana (ahora liderada por Carlos Mazón), Baleares (Marga Prohens), Aragón (Jorge Azcón) o Canarias (Manuel Domínguez).

Nueve baronías en duda

Nadie duda que Isabel Díaz Ayuso asumirá el liderazgo del PP madrileño tras su pacto con Feijóo, que también parece haber aceptado que el casadista Fernando López Miras siga al frente de la Región de Murcia a pesar de las sombras que le acechan tras salvar la moción de censura con tránsfugas.

Menos claridad hay sobre otros cuatro liderazgos regionales: María José Saénz de Buruaga no lo tiene fácil para mantenerse al frente del PP de Cantabria, a cuyo trono podría optar la alcaldesa santanderina Gema Igual.

Tampoco es seguro que Teresa Mallada repita en Asturias, que Alejandro Hernández se mantenga en Cataluña ni Carlos Iturgaiz en Euskadi. Y, además, hay tres batallas que se presentan movidas: Navarra, La Rioja y Extremadura.

Palos en Navarra

El histórico Jaime Ignacio del Burgo se lanzó al cuello de la actual presidenta del PP navarro tras la caída de Casado: "Ana Beltrán ha cumplido su ciclo en Navarra y no puede seguir presidiendo el partido. En su gestión como presidenta ha fracasado. Por eso no puede ser la que proceda a decidir quién puede ser el futuro presidente o presidenta del partido".

Feijóo. 

El expresidente de Navarra asegura que "no se puede gobernar un partido con mando a distancia. Encima no es ni siquiera diputada por Navarra, sino por Madrid. Ella no visita prácticamente ningún pueblo", "no se reúne con los militantes más que de ciento a viento" y "se dedica ser la vicesecretaria de Organización del PP en España y diputada por Madrid. No es precisamente lo que se espera del presidente regional de un partido", aseguró.

Ana Beltrán, aliviada tras ser integrada en la ejecutiva de Feijóo, le ha contestado desde Diario de Navarra: "Del Burgo tiene intereses personales. Eso lo tienen que decir los afiliados y no él. No conozco a ningún otro afiliado del PP que haya hecho esas manifestaciones. Algún interés personal tendrá él, porque si no, no se entiende tanta sinrazón para hablar sobre algo que todavía no se ha convocado, dando una opinión que nadie le ha pedido".

"Yo creo que manifiesta su opinión, únicamente, por la venganza de no haber sido presidente de honor del PP, algo que yo sí quise que fuera cuando fui elegida presidenta y así lo acordé con él. Pero la dirección nacional del partido al saberlo dijo que no era la persona adecuada y miembros del PP de Navarra también. Cuando vi que el partido no quería tuve que ceder, pero mi intención fue que lo fuera", añade.

Tensión en la tierra de Cuca Gamarra, La Rioja

Más tensión incluso hay en La Rioja tras la decisión del líder y expresidente autonómico José Ignacio Ceniceros de echar a su mano derecha, Alberto Bretón, que le pedía que convocase primarias que intentará ganar cuando se convoquen ante el parlamentario Alfonso Domínguez (apoyado por Ceniceros).

Bretón, ya ex secretario general del PP riojano, aseguró que "lamentablemente ha sido imposible superar las discrepancias con el Presidente del Partido, José Ignacio Ceniceros, principalmente a cuenta de lo que yo, y muchas voces dentro del partido, consideramos como una necesidad urgente para recuperar cuanto antes la confianza de los riojanos: la convocatoria del XVII Congreso Regional del Partido Popular y, por lo tanto, del proceso de Primarias".

Y dejó claro su futuro: "Presentaré mi candidatura a presidir el Partido Popular de La Rioja cuando se convoque el Congreso con el objetivo de impulsar un proyecto de renovación, unidad y liderazgo que nos permita volver a gobernar en La Rioja".

Dudas en Extremadura

A Monago le iba a llegar su relevo este próximo 4 de abril, día en el que se iba a celebrar el Congreso regional del PP extremeño, pero la caída de Pablo Casado le permitió aplazar unas primarias que se presentaban complicadas para su delfín, Fernando Pizarro, alcalde de Plasencia.

Y es que Génova 13 había dejado claro que no lo quería como barón, ya que Casado prefería a la concejala cacereña María Guardiola. Eso sí, García Egea, explican fuentes del PP a elcierredigital.com, estaba intentando que Pizarro se hiciese a un lado para impulsar una lista integradora entre ambos candidatos.

La lista la iba a liderar Guardiola para enfado de Pizarro, que ya dejó claro que iba a desoír a la dirección nacional del PP y se iba a presentar a unas primarias que no se le presentaban demasiado halagüeñas... hasta que Alberto Núñez Feijóo dio el paso.

COMPARTIR: