26 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El ideario de este partido de extrema derecha sustenta acusaciones de homofobia y tiene entre sus enemigos más furibundos al colectivo LGTB

‘El gay de Vox’: José María Marco, candidato al Senado y numero dos a la Comunidad de Madrid por la formación de Santiago Abascal

Santiago Abascal y José María Marco.
Santiago Abascal y José María Marco.
José María Marco, escritor e intelectual liberal-conservador, es candidato de Vox al Senado y número dos del partido de Santiago Abascal en la candidatura de Rocío Monasterio para la Comunidad Autónoma de Madrid. Pero lo más llamativo de su candidatura es la condición de homosexual que ostenta Marco, en un partido que ha recibido acusaciones de homofobia. Acusaciones que él niega, a pesar de que Vox anuncia políticas desfavorable para el colectivo LGTB.

Tras la sorpresiva aparición pública de Ignacio Garriga Vaz de Concicao, conocido como ‘El negro de Vox’, debido a la contundente política migratoria del partido que lidera Santiago Abascal, no menos sorpresa ha causado la figura de José María Marco al que muchos ya empiezan a denominar como ‘el gay de Vox’. Marco forma parte de las listas de Vox al Senado y es el número 2 en la lista que encabeza Rocío Monasterio para la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones del 26 de mayo.

José María Marco es uno de los máximos representantes del pensamiento liberal conservador en España. Escritor y colaborador de EsRadio es profesor de la Universidad Pontificia de Comillas y, ahora, candidato del partido de Abascal al Senado. «Me presento a las elecciones con Vox porque tenemos un problema con la existencia de la nación española y precisamente el partido que mejor trata este asunto es Vox», ha declarado.

José María Marco, nacido en Madrid en 1955, es autor de una serie de obras que, desde 1990, vienen analizando la historia intelectual y política de nuestro país en el siglo XX. Entre estos trabajos están las biografías de Azaña y de Giner de los Ríos, así como La libertad traicionada y Sueño y destrucción de España.  

Si bien las acusaciones de racismo de Vox pueden ponerse en cuestión, ya que Ignacio Garriga defendía la incoherencia de estas aseveraciones alegando que él es español ("y a mucha honra, aunque mi color sea negro"), más raro puede parecer la postura de Marco teniendo en cuenta las continuas declaraciones homófobas, así como las propuestas contra el colectivo LGTB por parte del partido que lidera Santiago Abascal.

Marco se defendía hace semanas de estas controversias desmintiendo que en Vox haya homofobia, y asegurando que "tan solo hay una opinión contraria sobre el matrimonio homosexual y debido a una discrepancia sobre el uso de la palabra matrimonio”.

El escritor José María Marco. 

Sin embrago, el partido Vox asegura en el número 71 de las Cien medidas para la España Viva que "promete la creación de un Ministerio de Familia. Promulgación de una ley orgánica de protección de la familia natural que la reconozca como institución anterior al Estado. Buscaremos la todavía lejana convergencia con la media europea en cuanto a prestaciones familiares”.

Marco se muestra crítico con el hecho de que la izquierda asuma la bandera del colectivo gay. “En su momento hubo una falta de reflejos en el Partido Popular. Habría sido posible hacer un contrato de unión civil entre personas del mismo sexo sin llamarlo matrimonio, que era el término polémico” asegura.

Los Gays de Vox

A pesar de las posturas de Vox respecto a los derechos para el colectivo LGTBI algunos homosexuales, pocos, pero llamativos, aseguran que votarán al partido de Abascal. Fue elcierredigital.com el primer medio, luego se sumarían varios, en llamar la atención sobre el homoerotismo que, suponemos que, de manera involuntaria, desprende Santiago Abascal , tanto en su forma de comportarse, vestirse y promocionar su propio cuerpo en las redes sociales. Muchos ya se preguntan si será por este motivo por el que tiene seguidores homosexuales.

Así, un caso relevante ha sido el de Carlos Chacón, un joven andaluz que no tuvo inconveniente alguno en autodefinirse aunque luego eliminara al vídeo, lo que tuvo gran repercusión en su canal de Youtube: “A todos mis seguidores y personas que han valorado de forma positiva mi vídeo de por qué voté a VOX siendo homosexual: he decidido eliminar el vídeo de Youtube”, así lo anunciaba Chacón, estudiante de Enfermería a través de su cuenta personal de Twitter. 

A lo largo de un hilo en twitter, el futuro enfermero ha detallado las razones que le han llevado a eliminar el ya famoso vídeo. “Mis padres han leído los comentarios hacia el vídeo y han sentido miedo por mí. Han temido que me pueda ocurrir algo. Me han llamado llorando. No podían casi ni hablar. Así que, por petición de mis padres, lo he eliminado de Youtube”, ha confesado Chacón.   

Tras el anuncio que hizo en su perfil, este estudiante de Enfermería agradeció los comentarios de ánimo de numerosos usuarios. “Muchas gracias por vuestro apoyo y por haberme demostrado que no estoy solo y me he sentido muy arropado, porque los comentarios positivos pesaban más que los negativos”, llegó a expresar.

Después de lo que le ha ocurrido y de tener que borrar el vídeo de Youtube en el que confesaba los motivos que le habían llevado a votar a VOX, otros perfiles de Twitter han mandado mensajes de fuerza a Chacón aplaudiendo su sinceridad y en defensa de la libertad de expresión. Incluso el propio diputado por VOX en el parlamento de Andalucía, el exmagistrado Francisco Serrano, se hacía eco de lo ocurrido al joven estudiante.  

Recientemente, también otro simpatizante de Vox se presentó en los medios, en concreto en el programa de Antena 3 Espejo Público. Se trata de Ezequiel, un hombre de 54 años y de origen cubano, quien llegó a España en los años 90. Se autodefine como gay y militante de Vox. Es el coordinador de la formación de ultraderecha en el barrio obrero madrileño de Vallecas. En su visita al plató televisivo, dejó claro que estaba en contra de la Ley de Matrimonio Homosexual, ya que para él “una familia natural es la formada por un hombre y una mujer”.

La política (anti) LGTB de Vox

Todo estas apariciones públicas en los medios resultan aún más chocante si tenemos en cuenta las políticas LGTB que pretende materializar Vox. En la página web el partido se explica de modo muy claro sus posturas con respecto a la comunidad gay.

Así, con respecto a la celebración del Orgullo LGTB se indica: “La celebración del “orgullo gay” se ha convertido en los últimos años en una imposición institucional, un problema de convivencia y en la causa de la vulneración de los más elementales derechos de las poblaciones donde se lleva cabo. En el caso de los ciudadanos madrileños la situación se vive con verdadera angustia por los excesos, en todos los aspectos, que se cometen”, afirman.

Rafa Lomana, candidato de Vox al Congreso por Albacete. 

En su programa llevan la idea de aprobar una Ley de Protección Familiar para "protección de la familia natural" y presumen de que intentarán eliminar la Ley de Matrimonio Igualitario alegando que las uniones de homosexuales "desnaturalizan la institución constitucional del matrimonio". También niegan que las agresiones homófobas sean delitos de odio. La irrupción de Vox en el panorama político español podría ponérselo muy difícil al colectivo LGTB por mucho que su líder pueda ser un potencial erótico, supuestamente involuntario.   

Sin embargo, todo esto parece tibio con respecto a las declaraciones de Fernando Paz, el que fuera candidato a la Cámara Baja por Albacete, que fue defenestrado ante las denuncias y quejas de la opinión pública. Prácticamente no hubo un solo colectivo al que Paz no hubiera ofendido: Homosexuales, judíos, mujeres… . Su pasado en la ultraderecha más filonazi y el sumarse a teorías negacionistas del Holocausto provocaron toda una avalancha de críticas que llevaron a Paz a presentar su dimisión como número 1 en las listas de Vox para la cámara baja como cunero por Albacete.

"Desde Vox agradecemos la altura de miras y el gesto patriótico de Fernando Paz al renunciar a su candidatura para no perjudicar este proyecto", informó el partido de santiago Abascal en un comunicado. "Y a la vez condenamos el linchamiento político y mediático que ha sufrido", remataba la formación de ultraderecha. El sustituto a Paz fue Rafa Lomana, hermano de la televisiva Carmen Lomana. Un personaje singular, sin estudios, que también ha realizado declaraciones homófobas en algún momento de su vida.

Todo en consonancia con el ideario de Vox, que tiene entre sus enemigos más furibundos al colectivo LGTB,  por mucho que algunos de sus miembros, individualmente, lo voten.

COMPARTIR: