11 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Entre los afectados estaría Eugenio Pereiro, comisario responsable de la lucha antiterrorista nombrado por el ministro del Interior, Grande-Marlaska

Caos en la Policía Nacional: el Supremo invalida los ascensos a 400 mandos que cursaron un grado universitario online

El comisario Eugenio Pereiro
El comisario Eugenio Pereiro / Europa Press
Más de 200 mandos del Cuerpo Superior de Policía Nacional se podrían quedar sin el título de Criminología expedido por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Una resolución del Tribunal Supremo podría invalidar todos los grados cursados por los funcionarios policiales entre 2013 y 2015, que abrió las puertas del ascenso a los policías sin carrera universitaria. Entre los afectados estaría el comisario General de Información, Eugenio Pereiro, máximo responsable de la lucha antiterrorista.

El origen del conflicto se encuentra en un recurso administrativo que interpuso un Comisario Principal que obtuvo su título universitario por la vía convencional, tras la decisión del Ministerio de Educación de poner fin, en 2015, al polémico grado que impartió durante dos años la URJC.

La universidad ofreció este grado cuando se aprobó la Ley de Personal del Cuerpo de 2015 que, de un día para otro, exigía un título universitario para mejorar en el escalafón, algo que hasta entonces era innecesario para inspectores y comisarios. De hecho, esa misma ley refleja actualmente la obligatoriedad de disponer de, por lo menos, un grado universitario, para optar a las oposiciones de la escala ejecutiva, las que dan acceso directo a la plaza de inspector de Policía.

Ante las nuevas necesidades surgidas con la modificación de la Ley de Personal la URJC ofreció un curso de grado universitario online, que en tiempo record y a 3.000 euros la matrícula, convirtió en graduados en Criminología a más de 200 mandos de la Policía, entre 2013 y 2015, fecha en que el Ministerio de Educación puso punto y final a esta posibilidad. El grado universitario se cursaba de manera excepcional en solo unos meses y «online», pero equivalía a efectos administrativos a una titulación universitaria de cinco años. 

Ahora una resolución de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, da la razón al Comisario Principal que recurrió esta práctica, y explica que el título “no es equivalente a una titulación media” ya que “no cumple con la carga lectiva exigible”. De hecho, ni siquiera contaba con los 180 ó 240 créditos que se exigen para obtener un grado, ya que el título se expedía “mediante un curso a distancia de 60 créditos”. "Ni por descontado equivale a un actual título de grado", ha dictado ahora este Tribunal.

La sentencia afectaría al hombre de confianza de Marlaska

Esta resolución podría sentar jurisprudencia y dejar invalidados todos los títulos obtenidos por gran parte de la actual cúpula policial. Uno de los afectados más notorios es el actual Comisario General de Información, Eugenio Pereiro, máximo responsable de la Lucha Antiterrorista y nombrado recientemente por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

 

Haga clic para descargar la sentencia

La resolución del Tribunal Supremo ha venido a corroborar las opiniones de algunos miembros del Cuerpo que veían un “agravio comparativo” en esta situación. “El sentir general es de alegría. Fue un curso creado solo para mandos que en su momento no estudiaron su carrera. Esto es un varapalo para la etapa de Ignacio Coisidó (Director General del Cuerpo Superior de Policía Nacional entre 2012 y 2016)” afirma el policía y Secretario General de SIPE (Sindicato Independiente de la Policía Española) Alfredo Perdiguero a Elcierredigital.com. “Ahora la pelota está en el tejado del Gobierno. Las sentencias hay que ejecutarlas. El sentir es que no quieren hacerlo, pero deben. Además, hay gente en la escala ejecutiva con dos y tres carreras que pueden sustituir a los actuales mandos”, concluye Perdiguero.

La sentencia del Supremo pone en un aprieto al ministerio del Interior y deja un cisma abierto entre los miembros de la cúpula policial. Por un lado, están aquellos que obtuvieron por su propia cuenta un título superior, como el comisario que presentó la denuncia, y por otro los que consiguieron una “carrera express” gracias a los títulos de grado expedidos durante dos años por la Universidad Rey Juan Carlos.

Desde la Dirección General de la Policía (DGP) se intenta quitar importancia a una resolución que podría dejar “descabezada” a la actual cúpula y que siempre ha generado fricciones entre el bando de los “titulados por derecho” y los “titulados por gracia de la URJC”. Con esta resolución el Tribunal Supremo suma un nuevo problema a los que ya sufre Grande-Marlaska con los sindicatos policiales y de prisiones.

COMPARTIR: