22 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Policía y Mossos d’Esquadra han detenido a 16 personas de la organización en Madrid, Lugo, Toledo, Málaga y Cataluña que tenían explosivos y armas

Los entresijos del grupo neonazi 'Combat 18': Inspirados en Hitler y con fuerte presencia en España

Logotipo del grupo neonazi Combat 18.
Logotipo del grupo neonazi Combat 18.
El grupo neonazi Combat 18 sigue teniendo presencia en España. Así lo demuestran las recientes detenciones de la operación conjunta entre Mossos d’Esquadra y Policía Nacional. Más de 16 personas han sido detenidas por formar parte de esta “organización criminal” fundada en 1992 en Reino Unido que defiende, como el dictador Adolf Hitler, la supremacía de la raza blanca.

Unas 16 personas han sido detenidas en España como miembros de la “organización criminal” Combat 18. Así lo han dado a conocer a través de redes sociales los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional, que iniciaron el pasado martes una operación para detener a los miembros de esta conocida banda neonazi de origen británico.

La operación conjunta se ha realizado en diferentes puntos de España, entre los que se encuentran Arganda del Rey (Madrid), Lugo, Talavera de la Reina (Toledo), Málaga y hasta diez municipios de Cataluña. A los detenidos se les acusa, entre otros delitos, de pertenencia y dirección de organización criminal; atentado contra los derechos fundamentales y las libertades públicas; y tenencia ilícita de armas y explosivos.

Su presencia en España, no obstante, no es nueva. El grupo Combat 18 se ubica en al menos 18 países alrededor del mundo, como Estados Unidos, Argentina, Francia, Alemania y Reino Unido. En Alemania, la banda fue prohibida en el año 2020 y en Reino Unido tuvo sus orígenes hace más de 30 años.

Los inicios de Combat 18 en Reino Unido

En 1992 surgía en Reino Unido el grupo neonazi Combat 18, una ramificación del Partido Nacionalista Británico (BNP), un partido de extrema derecha que fue fundado diez años antes. El nombre de Combat 18 ya apunta claramente a su ideología. Los números 1 y 8 son una referencia a las letras A (primera del alfabeto) y H (octava), las iniciales del dictador Adolf Hitler.

Aunque sus inicios estaban vinculados al BNP, acabó desligándose de él y convirtiéndose en una “organización criminal”, como la denominan los cargos policiales. Y es que actualmente la banda no participa en política, pero sí intenta reclutar a más personas a través de revistas, música, panfletos y el uso de la violencia. Según el proyecto Counter Extremism —encargado de establecer una base de datos de grupos extremistas—, no tienen demasiada presencia en redes sociales, aunque existen páginas web y redes sociales sobre el grupo. Muchas de ellas han sido eliminadas.

Combat 18 en Alemania.

En sus inicios, la propaganda la realizaban a través de su revista. Una que, según confesaban, iba a “decir la verdad sobre la pesadilla moderna a la que la raza blanca se está viendo arrojada”. “Vamos a exponer a los traidores y los infiltrados que han plagado el nacionalismo durante décadas. Alentaremos a nuestros seguidores a intimidar y atacar a los enemigos de nuestra gente así como ellos nos han intimidado a nosotros”, continuaban en uno de los números de la revista del año 1994.

Con este propósito, pretendían “llegar a la victoria, como el gran Adolf Hitler hizo”. Estos “traidores e infiltrados” que mencionaban en la revista eran “todos los no blancos procedentes de África, Asia y Arabia”, a los que pretendían mandar a sus países de origen “vivos o en bolsas de cadáveres”. También se mostraban en contra de las personas del colectivo LGTBI, a las que querían “ejecutar”, así como a los “blancos que mezclan razas”. Otro de sus objetivos era “depurar a los judíos del Gobierno, los medios de comunicación, las artes y las profesiones” y ejecutar “a todos los judíos que han ayudado a dañar la raza blanca”.

Combat 18 en la actualidad: una asociación sin líder

En sus inicios, Combat 18 reclutaba espacialmente a hooligans de los partidos de fútbol. De hecho, fue en un partido entre Irlanda e Inglaterra donde llevaron a cabo una de sus acciones más conocidas. Corría el año 1995 y los miembros de Combat 18 que acudieron al encuentro lanzaron objetos de madera y de hierro al campo antes de realizar el saludo nazi. El partido tuvo que cancelarse y como resultado fueron detenidas unas 40 personas. Desde entonces, los arrestos de miembros de Combat 18 se han sucedido en diversas partes del mundo.

Uno de los detenidos fue su propio fundador, Paul ‘Charlie’ Sargent, que fue acusado por los propios miembros de la banda de ser espía de los servicios de inteligencia británicos. Los hermanos de Sargent, miembros de la organización, también fueron encarcelados.

La ausencia de su líder, unida a los problemas internos de Combat 18, hacen que hoy en día sea una organización sin líder, organizada en células repartidas por diferentes países. Sus principios son los mismos y siguen haciendo propaganda a través de música rock neonazi a pesar de su escasa presencia en redes sociales. Las últimas detenciones en España indican que el grupo sigue presente.

COMPARTIR: