19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

HOY, SUÁREZ TRASHORRAS QUE HA SOLICITADO LA EUTANASIA ESTÁ EN LA CÁRCEL DE ASTURIAS, OTHMAN EL GNAOUI EN LA DE LEÓN Y JAMAL ZOUGAM EN LA DE TEIXEIRO

La vida de los condenados por el 11-M, veinte años después: Tres de ellos siguen en prisión y quince en libertad

El Cierre Digital en / Othman el Gnaoui,  José Emilio Suárez Trashorras  y Jamal Zougam, los tres condenados que siguen en prisión.
/ Othman el Gnaoui, José Emilio Suárez Trashorras y Jamal Zougam, los tres condenados que siguen en prisión.
Este 11 de marzo se cumplen veinte años del mayor atentado en la historia de España en el que murieron 193 personas y 2.000 resultaron heridas. La Audiencia Nacional condenó a un total de 21 personas, pero el Tribunal Supremo solo condenó a 18 individuos. De estas 18 personas condenadas solo tres se encuentran en prisión actualmente. Se trata de José Emilio Suárez Trashorras, Othman el Gnaoui y Jamal Zougam. El resto cumplieron sus condenas y ocho de ellos fueron expulsados del país.

Hace veinte años tenía lugar en Madrid el mayor atentado en la historia de España. Los hechos consternaron y consternarán a todos los ciudadanos españoles, ya que el terrible atentado resultó en 193 muertos y 2.000 heridos. Aquel 11 de marzo de 2004 una célula yihadista colocó trece artefactos explosivos en cuatro trenes de cercanías de Madrid. Finalmente estallaron 10 bombas entre las 07:36 y las 07:40 horas de la madrugada.

Tras el atentado comenzaron las incógnitas acerca de los autores del atentado. Sin embargo, esas dudas se disiparon el 13 de marzo, cuando Telemadrid recibió una llamada que permitió localizar en una papelera junto a la Mezquita de la M-30 un vídeo en el que Al Quaeda se declaraba autora del atentado. Un hombre con acento marroquí, que afirmaba ser Abu Dujan al Afgani y se autodenominaba portavoz militar de Al Qaeda en Europa, reivindicaba su autoría.

Concentración el 12 de marzo en repulsa por el atentado.

Concentración el 12 de marzo en repulsa al atentado.

En el juicio por el terrible atentado celebrado en la Audiencia Nacional hubo un total de 28 personas imputadas de las que 21 resultaron condenadas. La Fiscalía, la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, la Asociación de Ayuda a las Víctima del 11-M, varias víctimas particulares y los 21 acusados presentaron recursos de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia de la Audiencia Nacional. 

Los de los acusados iban dirigidos a la absolución; los de la Fiscalía y los afectados a incrementar las penas de algunos condenados y obtener la condena de algunos acusados que habían sido absueltos. Finalmente, en julio de 2008 el Alto Tribunal ratificó la sentencia de la Audiencia Nacional, aunque redujo el número de condenados a 17 y terminó condenado al asturiano Antonio Toro a cuatro años de prisión por tráfico de explosivos. Sin embargo, al tener otras condenas pendientes no fue hasta marzo de 2021 cuando Toro recibió el tercer grado. Actualmente solo tres de los 18 condenados se encuentran en prisión. Repasamos el paradero de todos los culpables de la tragedia.

Los tres condenados que siguen en prisión

El exminero asturiano José Emilio Suárez Trashorras fue condenado a 34.715 años de prisión al ser considerado colaborador necesario en los atentados por suministrar los detonadores y los explosivos utilizados por el “comando Lavapiés” en la matanza. Trashorras sigue en prisión, concretamente en el Centro Penitenciario de Asturias. El asturiano se encuentra en segundo grado penitenciario y cumplirá condena el 3 de marzo de 2044.

El pasado viernes 1 de marzo Trashorras solicitó acogerse a la Ley de eutanasia reclamando que en el centro donde se encuentra interno existe una falta de tratamiento médico y psicológico adecuado para su salud mental, ya que padece una enfermedad mental diagnosticada. En el centro penitenciario en el que está actualmente mantiene un comportamiento alejado de todo tipo de conflictos.

José Emilio Suárez Trashorras.

Othman el Gnaoui es el segundo de los tres condenados que siguen en prisión. Gnaoui fue condenado a 42.922 años de prisión, ya que transportó a Madrid los explosivos y guardó las trece bombas en su casa. Por ende el Tribunal Supremo le consideró responsable de los asesinatos y de los heridos al comprender que su colaboración fue clave en el ‘éxito’ de los atentados.

Al igual que Trashorras cumplirá condena el 3 de marzo de 2044, aunque Gnaoui no ha pasado de grado penitenciario. Actualmente, El Gnaoui se encuentra en el centro penitenciario de Mansilla de las Mulas en León.

Othman el Gnaoui.

El último de los condenados que continúa en prisión es Jamal Zougam, que fue condenado a 42.922 años de cárcel al ser considerado autor material del 11M. Regentaba el locutorio “Nuevo Siglo” de la calle Tribulete, nº 17, en el barrio madrileño de Lavapiés, de donde salieron los teléfonos para el atentado. Fue condenado por colocar el último artilugio explosivo en el cuarto vagón del tren de Cercanías que salía de Alcalá de Henares a las 07.14 horas y explosionó a las 07.38 horas cuando estaba parado en la estación de Santa Eugenia.

Zougam fue considerado culpable de pertenencia a organización terrorista islámica, depósito y confección de sustancias y artefactos explosivos. Sin embargo, veinte años después sigue declarando que es inocente. Al igual que Trashorras y Gnaoui permanecerá en prisión hasta cumplir el máximo de 40 años. Actualmente Zougman también está en primer grado en el centro penitenciario de Teixeiro, A Coruña.

El resto de condenados

En estos 20 años los otros 15 condenados ya han cumplido sus penas y se encuentran en libertad. De estos quince condenados ocho fueron extraditados a su país cuando cumplieron condena. Hassan el Haski fue acusado de ser uno de los cabecillas del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), aunque en el juicio solo se pudo probar que estaba al corriente de los preparativos de los atentados. Tras cumplir su pena de 14 años fue extraditado a Marruecos en junio de 2019, donde actualmente cumple condena por los atentados perpetrados en la ciudad de Casablanca en el año 2003.

Rafa Zouhier fue condenado a 10 años por suministrar los explosivos y tras cumplir su condena fue extraditado a Marruecos el 16 de marzo de 2014. Fouad el Morabit, Saed el Harrak y Youseff Belhadj fueron condenados a doce años por pertenencia a organización terrorista. El primero fue extraditado a Marruecos en 2016 y los otros dos en 2017. Por el mismo delito Hamid Ahmidan fue condenado a 13 años y Mohamed Bouharrat a 12 años. Ambos también fueron expulsados del país. Basel Ghalyoun, Fouad El Morabit Anghar, Mouhannad Almallah Dabas, Mohamed Bouharrat, y Mohamed Larbi Ben Sellam también fueron condenados a 12 años de prisión y ya han cumplido condena.

Los ocho acusados y juzgados por los atentados del 11-M

Ocho de los condenados por los atentados.

Rachib Aglif, alias el Conejo, obtuvo la libertad el 1 de abril de 2022 tras cumplir los 18 años de prisión que se le imputaron por, entre otros, la tenencia de explosivos. Abdelmajid Bouchar, bautizado en su día por la policía como 'el Gamo' tras conseguir escapar a la carrera de una primera detención. Bouchar fue condenado a 18 años de prisión por la posesión o depósito de sustancias explosivas y pertenencia a la banda terrorista. En septiembre de 2023 venció su condena.

COMPARTIR: