27 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La trama de espionaje al Partido Demócrata inició el fin de la carrera política del que fue presidente de Estados Unidos desde 1969 a 1974

Hace 48 años Richard Nixon anunció su dimisión por el Watergate: Las sospechas sobre el líder republicano

Richard Nixon el día que anunció su dimisión.
Richard Nixon el día que anunció su dimisión.
El 8 de agosto de 1974, Richard Nixon anunciaba públicamente su dimisión por el conocido como caso Watergate. Una trama de espionaje al partido demócrata que se convirtió en uno de los mayores escándalos políticos del país. Durante cinco años, Nixon gobernó Estados Unidos en un clima marcado por la guerra de Vietnam y las relaciones internacionales con China y la Unión Soviética.

“Debo dimitir de la presidencia, para lo cual haré efectiva mi renuncia mañana al mediodía”. Con estas palabras, el trigésimo séptimo presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, anunciaba públicamente su renuncia. Lo hizo hace 48 años, el 8 de agosto de 1974. Dos años antes había saltado el escándalo que acabó con su carrera política y por el que se le recuerda: el Watergate.

“A través del largo y dificultoso proceso del Watergate, he creído que era mi deber perseverar, hacer todos los esfuerzos posibles para completar el mandato por el cual me han elegido. En los pasados días, sin embargo, se ha hecho evidente que no tengo el suficiente apoyo político en el Congreso que justifique dicho esfuerzo”, comentaba en dicho discurso, haciendo alusión a la causa que le llevó a convertirse en el único presidente de la historia de Estados Unidos en renunciar a su cargo.

En el discurso, además, hacía mención a otro de sus grandes problemas como presidente la guerra de Vietnam, y al “proceso de curación” por el que tenía que pasar un país empobrecido y asaltado por los casos de corrupción política.

Para cuando Nixon pronunció las palabras que le harían salir de la Casa Blanca, había pasado más de cinco años y medio en el poder. Y aunque se le conoce principalmente por el Watergate, fue protagonista de otros momentos clave para la historia de Estados Unidos.

Richard Nixon, de la marina a vicepresidente de Eisehnhower

Richard Nixon nació en la ciudad de Yorba Linda, en California, en el año 1913. Sus padres eran agricultores y acabaron trasladándose a la localidad de Whittier cuando Nixon era niño.

Richard Nixon.

Desde su infancia, Nixon demostró ser un buen estudiante, graduándose con mención especial en la escuela y, posteriormente, licenciándose en Derecho en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte.

Sin embargo, pese a que hizo sus primeros pinitos en el mundo de la abogacía, cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, Nixon se alistó en la Marina. Alí permaneció —especialmente en la zona de combate del Pacífico Sur— hasta que finalizó la guerra en 1946. Fue dado de baja con el rango de capitán de corbeta y decidió comenzar su carrera en la política.

Su primer puesto fue como representante de California en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en noviembre de 1946 y de ahí fue ascendiendo al senado y, posteriormente, a la vicepresidencia del Gobierno de Eisenhower. Este último puesto se convirtió en la antesala de su salto a la presidencia.

Los sucesos más relevantes de la presidencia de Richard Nixon

Richard Nixon se convirtió, al ser nombrado vicepresidente, en el vicepresidente más joven de la historia del país con tan solo 40 años. Se mantuvo en ese cargo durante ocho años y, en el año 1960, se presentó como presidente.

Este primer intento no salió bien, ya que perdió contra John F. Kennedy. Pero volvió a intentarlo en 1968, y esta vez tuvo éxito. Su principal campaña consistía en encontrar una salida digna de la guerra de Vietnam, un suceso que estaba afectando a la sociedad americana. Sin embargo, pese a su intento por una retirada progresiva con la denominada doctrina Nixon, la guerra se recrudeció.

Nixon y soldados estadounidenses.

Durante cuatro años, el ejército estadounidense continuó luchando y perdiendo soldados. Y aunque esto afectó negativamente a la sociedad, Nixon intentó mejorar sus relaciones internacionales con los países comunistas. Visitó China y la Unión Soviética, reuniéndose con sus líderes y estableciendo unos acuerdos que redujeron la hostilidad entre países.

Otro de sus grandes hitos fue conseguir que los prisioneros de guerra de Vietnam volvieran a Estados Unidos. Lo consiguió en el año 1973, pero para entonces la sombra del escándalo político ya pesaba sobre su nombre.

El caso Watergate y el fin de la carrera política de Richard Nixon

El 19 de junio de 1972, tan solo dos años antes de la dimisión de Nixon, The Washington Post publicaba la noticia con la que comenzó el escándalo político más importante de la historia de Estados Unidos.

“Cinco hombres, uno de los cuales afirma ser un antiguo empleado de la CIA, fueron detenidos, ayer sábado a las 2:30 horas de la madrugada cuando intentaban llevar a cabo lo que las autoridades han descrito como un plan elaborado para espiar las oficinas del Comité Nacional del partido demócrata en Washington”. Con estas palabras los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein comenzaron a tirar del hilo de lo que se denominó caso Watergate, por el edificio donde se encontraban las oficinas del Partido Demócrata, rival de Nixon.

Los cinco detenidos eran, concretamente, agentes secretos al servicio del Comité de Reelección del Presidente, que tenían como misión colocar micrófonos e intervenir los teléfonos de sus rivales demócratas para espiarles. Estos agentes fueron conocidos como "los fontaneros", porque cuando fueron detenidos declararon que “si nos contrataron para evitar filtraciones, es que somos fontaneros.”.

Noticia que anunciaba la dimisión de Nixon en 1974.

Debido a la gran repercusión que alcanzó la noticia, el presidente Nixon tuvo que comparecer en rueda de prensa y comenzó a eludir su responsabilidad acerca del incidente, aunque, de espaldas a la opinión pública, se empezaron a pagar grandes sumas de dinero a los detenidos para evitar que confesasen la verdad.

Pese a que la investigación policial concluyó que el asalto a las oficinas del edificio Watergate formaba parte del plan de espionaje para favorecer la reelección de Nixon, el presidente logró vencer en las elecciones del 7 de noviembre de 1972.

El juicio contra “los fontaneros” reveló que había personalidades muy importantes en el caso. Los periodistas comenzaron a buscar nuevas pistas que llevaran a Nixon y cuando el Tribunal Supremo ordenó al presidente entregar las cintas secretas obtenidas en las escuchas a sus rivales políticos, empezó la cuenta atrás.

Nixon perdió el apoyo de su propio partido y, como consecuencia, anunció su dimisión el 8 de agosto de 1974.

COMPARTIR: