18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El pequeño Jonas, que logró escapar, está tutelado por el Gobierno de Canarias y un sacerdote alemán podría hacerse cargo de él como tutor

Prisión sin fianza para Thomas, el alemán que asesinó a pedradas a su mujer y a su hijo mayor en Adeje

Thomas conducido por la Guardia Civil.
Thomas conducido por la Guardia Civil.
La magistrada titular del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer Nº 1 de Arona ha ordenado este viernes el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de Thomas, el hombre alemán de 43 años acusado de matar a su mujer y a uno de sus hijos el pasado martes en una cueva del municipio de Adeje, en el sur de Tenerife. Le ha imputado la comisión de sendos delitos de asesinato u homicidio y otro de tentativa.

La instructora ha tomado la decisión de enviar a prisión a Thomas, de 43 años, tras la declaración del detenido este viernes, que se prolongó por espacio de cinco horas, y le ha imputado la comisión de sendos delitos de asesinato u homicidio, que se concretarán a lo largo de la investigación, y un delito de tentativa de asesinato u homicidio, en referencia Jonas, el otro hijo, de 7 años, que logró escapar de la escena del crimen, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), 

El acusado se negó a colaborar con la autoridad judicial y sólo tomó la palabra a lo largo de su comparecencia para insistir en que tenía que tomar una medicación que guardaba en su casa. Por ello, la autoridad judicial acordó de manera inmediata un registro en el domicilio , ubicado en el casco del municipio de Adeje, para determinar qué medicación es a la que aludía el acusado y si cuenta con prescripción médica.

Además, la instructora ratificó la orden que concede la tutela provisional del menor que escapó del asesinato al Gobierno de Canarias. La juez, que ha levantado el secreto de las actuaciones, permitirá que el niño sea visitado por un sacerdote alemán que ha sido autorizado por la familia y, si en los próximos días verifica su habilitación como tutor, permitirá que el niño quede a su cargo.

El detenido pasó este viernes a disposición judicial y negó los hechos a la Guardia Civil, mencionando que él únicamente abandonó a su familia con vida en la cueva y se marchó

Un instante de la búsqueda de la familia por entonces desaparecida.

La consejera de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Cristina Valido que, tras la celebración de un minuto de silencio en la Presidencia del Gobierno, comntó que el retraso en el viaje de los familiares del niño se debe al "impacto" que han generado los hechos en la familia y ante las dudas de si finalmente serían los abuelos maternos o una tía la que viaje a la isla, probablemente "quien más fuerte esté" para afrontar la situación.

Ha dicho que pese a que el niño lleva desde el martes bajo la tutela de las administraciones canarias, "las cosas se han hecho bastante rápido", pues desde el primer momento se contactó con la Embajada de Alemania y se localizó a los familiares.

Valido ha dicho también que el niño pasó la noche del martes en casa de Annelys, la vecina holandesa que hizo de traductora ante la Guardia Civil, puesto que el pequeño no conoce el idioma español, con el fin de que pudiera hablar con alguien en su propio idioma, y con apoyo de los servicios sociales del Ayuntamiento de Adeje y la propia jueza que instruye el caso.

La consejera ha insistido en que Jonas en todo momento "ha estado acompañado y atendido" por profesionales, y ahora se encuentra en un centro de protección de menores del Cabildo de Tenerife.

"Ataque con piedras"

Silvia y su hijo mayor fueron asesinados presuntamente por su marido y padre del niño, debido a un "ataque con piedras" dentro de la cueva donde fueron localizados los cadáveres, en la zona de alta del municipio, cerca de La Quinta de Adeje. Así lo ha avanzado este viernes a los periodistas el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, que tras el minuto de silencio de repulsa, se ha preguntado "cómo una mente puede calcular" una "terrible atrocidad". "Escapó de la muerte, pero sufrirá las consecuencias toda su vida", ha agregado.

Según ha contado la vecina holandesa que acogió al niño en su casa en la noche del martes e hizo de traductora ante la Guardia Civil, los niños y la mujer fueron engañados por su padre para acudir a la cueva en busca de huevos de Pascua durante una excursión, una tradición muy extendida en Alemania por estas fechas.

COMPARTIR: