16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La embarcación de 78 metros de eslora es propiedad de Viktor Vekselberg, uno de los más ricos de Rusia y propietario del mayor imperio del aluminio

El megayate 'Tango', incautado a un oligarca ruso próximo a Putin, continúa atracado en el puerto de Palma

El Cierre Digital en El megayate Tango, del oligarca ruso Viktor Vekselberg.
El megayate Tango, del oligarca ruso Viktor Vekselberg. / elcierredigital.com
Tango es el nombre del megayate propiedad de Viktor Vekselberg. El oligarca ruso es el cuarto hombre más rico del país y también próximo a Putin. Investigado por la justicia estadounidense, vio cómo se incautaba en España su yate el pasado abril. Cuatro meses después sigue atracado en el puerto de Palma de Mallorca con la tripulación a bordo, haciendo labores de mantenimiento.

La invasión de Rusia a Ucrania que comenzó el pasado 24 de febrero inició un periodo de consecuencias y sanciones, unas que se están notando mundialmente. Para Rusia, una de las primeras medidas que comenzaron a adoptar los países fue la incautación de sus bienes. Mansiones de oligarcas e incluso yates han sido algunas de las propiedades que se han confiscado. En España, han sido varios los yates de oligarcas rusos que se han tenido que quedar en puerto español y que, a día de hoy, siguen inmovilizados.

Uno de los yates incautados fue el 'Tango', propiedad de Viktor Vekselberg, un multimillonario oligarca próximo a Vladimir Putin. Según ha podido conocer elcierredigital.com por fuentes de Palma de Mallorca, el yate continúa cuatro meses después atracado en el puerto. “La tripulación está a bordo y están todo el día haciendo mantenimiento, lustrando bronce y limpiando”, explica la fuente.

Megayate Tango / elcierredigital.com

La embarcación del oligarca ruso tiene unos 78 metros de eslora y está valorada en más de 90 millones de euros. Su incautación fue llevada a cabo por el FBI y la Homeland Security Investigations (HSI), ya que Estados Unidos tenía al oligarca en su lista de personas sancionadas, al contario que la Unión Europea.

Además del 'Tango', también fueron retenidos en España los yates 'Lady Anastasia', de Alexander Mikheev —empresario dedicado a la venta de armamento—; el 'Valerie', de Sergey Chemezov; y el 'Crescent', de Igor Ivanovich Sechin —exdirector del gabinete ruso en materia de seguridad nacional—.

Megayate Tango / elcierredigital.com

Viktor Vekselberg, el propietario de 'Tango' próximo a Putin

El yate 'Tango' es propiedad de Viktor Vekselberg. El oligarca ruso nació realmente en Ucrania, pero acabó haciendo fortuna en Rusia. Considerado uno de los hombres más rico del país según Forbes —con una fortuna de más de cinco mil millones de dólares—, es también el dueño del mayor imperio de aluminio.

Nombre del megayate Tango / elcierredigital.com

Sin embargo, la fortuna de Vekselberg va más allá de este imperio ya que también tiene inversiones en la industria energética y en una petrolera. Además, es presidente del centro de innovación Skolkovo —una especie de Silicon Valley en Rusia— y conocido por su afición a coleccionar arte.

En Estados Unidos el nombre de Vekselberg también estaba asociado al fraude fiscal, al blanqueo de capitales y la falsedad documental. Estos delitos de los que le acusaba la justicia estadounidense fueron los precursores de que la embarcación del oligarca fuera retenida en el puerto español.

Viktor Vekselberg.

Según la justicia del país angloparlante, el oligarca habría ocultado la titularidad del yate para evitar las sanciones, registrándolo a nombre de una sociedad con sede en las Islas Cook, administrada por otras radicadas en Panamá. Una “compleja trama financiera”, según la Guardia Civil, que tenía como objeto evitar una sanción que, cuatro meses más tarde, sigue vigente.

Según informaba El Confidencial, los costes de tener estas embarcaciones amarradas en los puertos españoles corren a cargo de los propios oligarcas y no del Estado, que no puede quedarse con los yates ni subastarlos. El objetivo de estas incautaciones es impedir que los propietarios obtengan dinero de ellas a modo de sanción.

Mansiones millonarias confiscadas en Londres

Los oligarcas rusos siempre han demostrado que quieren estar cerca del poder. Por ello, además de yates y lujos varios, han ubicado sus residencias en lugares a la altura. En Londres, uno de los sitios más codiciados se encuentra al lado del palacio de Kensington, donde nació y vivió la reina Victoria de Inglaterra. Es a pocos metros de uno de los lugares más emblemáticos donde se encuentra la mansión blanca de Roman Abramovich, de 1.500 metros cuadrados y puesta a la venta por 180 millones de euros.

Además de esta propiedad, el que fue dueño del Chelsea F.C. tiene otras tantas que fueron confiscadas por el gobierno británico como consecuencia del ataque ruso. Una de ellas, ubicada en Eton Square, una plaza ajardinada del barrio de Belgravia que se ha convertido en uno de los lugares de referencia para que los oligarcas rusos se asienten. Tal es el caso que se ha llegado a denominar popularmente ‘la plaza roja’.

La mansión blanca de Roman Abramovich.

En 2003, Abramovich pagó 28 millones de libras por una de las casas de esta localización. De estilo georgiano y estuco blanco cuenta con cinco plantas y una superficie de 2.800 metros cuadrados. Cerca de él también vive uno de sus íntimos amigos, Evgene Shvidler, que construyó desde cero una casa de cuatro plantas de 900 metros cuadrados tras comprar en el año 2000 el solar por 4.7 millones de libras.

El magnate del aluminio Oleg Deripaska también es afín a Putin. Gracias a sus contactos con el Kremlin ha atesorado una fortuna de más de 3.000 millones de euros que le ha permitido invertir en una mansión de más de 1.000 metros cuadrados.

Un ejemplo de otros milmillonarios rusos que poseen propiedades en los dominios de Isabel II es Alisher Usmánov, uno de los mayores accionistas del Arsenal, que en 2004 compró una mansión del siglo XVI en Surrey. También el magnate del vodka Yuri Shefler pagó 8.6 millones de libras en 2005 por una enorme mansión en Surrey.

Otros dos oligarcas con propiedades en el Reino unido son Vladimir Lisin y Leonard Blavatnik. Vladimir Lisin, uno de los oligarcas del acero, compró en Escocia Highland Castle, una edificación del siglo XVI sita en casi 1.400 hectáreas. Leonard Blavatnik, por su parte, se hizo con casi 1.800 metros cuadrados en el 2004 al pagar 42 millones de libras por la mansión de diez habitaciones ubicada en West London.

COMPARTIR: