24 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Manuel Alonso Ferrezuelo es un conocido penalista madrileño que ha representado a afectados por el accidente del Alvia

César Román, el Rey del Cachopo, ya tiene nuevo abogado tras haberse quedado sin defensa a principios de abril

Manuel Alonso Ferrezuelo, nuevo abogado de César Román.
Manuel Alonso Ferrezuelo, nuevo abogado de César Román.
César Román Viruete, el Rey de Cachopo, tiene por fin nuevo abogado. El viernes 26 de abril llegó a un acuerdo con él para que se haga cargo de su defensa. El abogado es Manuel Alonso Ferrezuelo, un conocido y joven penalista madrileño, licenciado en la Universidad San Pablo CEU. Sustituye a Teresa Bueyes y Javier Notívoli, que abandonaron voluntariamente su defensa a principios de abril, con lo que el nuevo letrado no ha tenido que solicitar la venia.
El nuevo abogado fue contratado por Gema Román, hermana de César, que está en la cárcel de Soto del Real, ingresado de manera preventiva desde noviembre del pasado año, después de que fuera detenido en Zaragoza y acusado del asesinato de su novia, la hondureña Heidi Paz.
Manuel Alonso Ferrezuelo fue el abogado de la Plataforma de Víctimas del Alvia durante los más de cinco años de instrucción judicial y entre sus casos más mediáticos también se encuentra la acusación particular contra los sicarios encargados de asesinar al abogado Alfonso Díaz Moñux en Madrid en el año 2008.
 

César Román, en una de sus salidas al Juzgado.

El pasado viernes estuvo hablando con Román en la cárcel y hoy martes lo visitará de nuevo. El nuevo letrado explicó a elcierredigital.com que "todavía no sé qué estrategia de defensa será la apropiada, porque todavía no he tenido acceso al procedimiento y por tanto es muy pronto para saber nada al respecto".
 
Apenas pasaron tres semanas desde la renuncia de los anteriores abogados del Rey del Cachopo, que lo hicieron mediante un escrito presentado ante la jueza de Violencia de Género número 6 de Madrid, María del Carmen Gamir, "por razones que no vienen al caso".
 

Javier Notivolí se había hecho cargo del caso tras la detención de Román en Zaragoza en noviembre del pasado año. Luego fue Teresa Bueyes, una abogada mediática y muy conocida en las televisiones por representar a varios famosos, quien optó a la defensa conjunta en Madrid, donde fue trasladado Román.

Entre ambos despachos se encargaban de la estrategia defensiva de Román y le asistían tanto en el juzgado cuando iba a declarar como en la prisión madrileña de Soto del Real donde permanece desde su detención. Durante las últimas declaraciones testificales y periciales al juzgado de Violencia de Género 6 no acudieron los abogados principales, sino otros profesionales del bufete Teresa Bueyes Abogados. 

Sin embargo y según ha podido saber elcierredigital.com, la renuncia de los abogados a la defensa de Román se debió a dos motivos fundamentales: uno, la presión judicial por parte de la jueza instructora que obliga a todas las partes a pedir por escrito las diligencias en una nueva suerte de formalismo para evitar las supuestas filtraciones -aunque la causa no es secreta- y, dos, el no pago de sus emolumentos (ni un solo euro recibido) por parte de su cliente, que además les cuesta dinero a través de los peculios mensuales, la compra de ropa y los viajes desde Zaragoza a Madrid o desde Madrid a Soto del Real. Es decir, que defender a Román les costaba dinero a ambos letrados.

A este respecto, Gema Román, hermana del Rey del Cachopo, explicó que "tenemos muchos problemas a veces en prisión para ingresarle peculio y él para comunicar con nosotros, porque tiene 10 llamadas a la semana y apenas me llama dos veces".

Renunciar a la defensa de Román planteaba solo un ligero problema procesal a María del Carmen Gamiz, titular del juzgado de Violencia de Género 6, que actualmente instruye la causa, ya que mientras Román no designara a otro abogado o se le asignase uno de oficio las normas dictan que seguía teniendo los mismos defensores. Ello implicaría que pudiera retrasarse la instrucción, aunque lo cierto es que los investigadores continúan acumulando pruebas contra César Román y tomando nuevas declaraciones por nuevas líneas de investigación abiertas que prometen deparar sorpresas al procedimiento.

El nuevo abogado, Alonso Ferrezuelo, tendrá que enfrentarse a una causa ya muy avanzada tanto por la jueza de Instrucción 32  de Madrid como por la titular de Violencia de Género 6, que han acumulado más de dos mil folios de sumario, y que mediáticamente también está muy "contaminada" en caso de que se fuese a juicio popular, como parece ser que ocurrirá, ya que César Román está acusado de asesinato. Un caso en el que el grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional sigue trabajando a diario para despejar algunas incógnitas todavía pendientes de resolver.

COMPARTIR: