17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Allí el fundador de Inditex tiene 10 edificios turísticos y su hija mayor promueve un resort de lujo, ambos con sus propios holdings

Amancio Ortega y su hija Sandra ponen la diana en Portugal: Amplían allí su negocio hotelero

/ Amancio y Sandra Ortega lideran de nuevo la lista Forbes en España
Amancio Ortega y Sandra Ortega siguen apostando por el mundo de la inmobiliaria. Sus grandes fortunas forjadas sobre sus participaciones en Inditex y los dividendos que obtienen de las mismas, hacen que sus negocios hoteleros y turísticos crezcan cada vez más. Sin embargo, es la heredera de Rosalía Mera la que apuesta firmemente por estos negocios. Solo hay que ver los resultados obtenidos de los últimos años con su alquiler de edificios de oficinas a grandes clientes.

Las dos primeras fortunas de España, Amancio Ortega y su hija Sandra Ortega, apuestan cada vez con más fuerza por el alquiler de edificios de oficinas, dejando a un lado los turísticos. Aunque desde hace unos años guardan espacio para invertir en Portugal, donde el fundador de Inditex ya tiene diez edificios ocupados por hoteles y su hija mayor promueve un resort de lujo.

Sin embargo, tanto Ortega Gaona, mediante Pontegadea, como Ortega Mera con Rosp Corunna —los respectivos conglomerados financieros de padre e hija—,  han encontrado en Portugal el ámbito de sus inversiones menos reconocidas en el sector del turismo.

Expansión de su ‘gran imperio’

La segunda gran fortuna de España está desarrollando en la localidad de Troia el complejo turístico 'Na Praia' a través de la empresa portuguesa Ferrado Nacomporta. Un eco resort ubicado en una zona costera a unos 50 kilómetros al sur de Lisboa, donde pretende incluir un hotel de cinco estrellas, tres centros turísticos y diversas instalaciones deportivas y de entretenimiento.

Sandra Ortega adquirió estos terrenos a Sonae Capital a finales de 2021 por aproximadamente 50 millones de euros. En un principio, tenía previsto invertir más de 160 millones de euros para generar más de 300 puestos de trabajo hacia finales de este año (motivo por el que el Gobierno portugués decidió otorgar beneficios fiscales al proyecto).

Aunque el proyecto es ampliamente conocido, el equipo de Rosp Corunna nunca ha emitido declaraciones al respecto, y ni siquiera la prensa portuguesa ha publicado imágenes del estado de las construcciones. No obstante, diversas agrupaciones ecologistas lo tienen en su punto de mira y lograron detener temporalmente las obras en febrero pasado al obtener una suspensión cautelar de la licencia de construcción a través de una demanda presentada por la plataforma Dunas Livres.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Grândola reactivó los permisos mediante una resolución justificada, lo que generó un gran malestar entre los críticos del proyecto, quienes afirman que las obras afectarán negativamente a la vegetación y a la singularidad de este paraíso natural.

‘Na Praia’

"Na Praia”, nombre con el que han bautizado al nuevo resort, se encuentra a 50 kilómetros al sur de Lisboa, en Tróia. Concretamente se trata del “último trozo de costa salvaje del país” según la plataforma ecologista denunciante, la cual consiguió parar los trabajos hace unos meses, aunque solo de manera temporal.

troia

La península de Troia en Portugal.

La plataforma Dunas Livres aseguraba que la construcción afectará a hábitats  con un alto valor ecológico, dañando algunas zonas como la Reserva Natural del Estuario del Sado y la Red Natura 2000, aunque la empresa constructora garantiza que no afectará a ninguna de las zonas mencionadas.

En este proyecto hay mucho en juego, y es que se han destinado 200 millones de euros para levantar este resort de lujo. El proyecto contará con un hotel de cinco estrellas, tres aldeas turísticas y más de 100 apartamentos acompañados de instalaciones deportivas y ocio a lo largo de un total de 340 hectáreas. Se trata de la primera inversión de la hija del empresario en este país, aunque no es el primero en toda su carrera profesional. 

Pontegadea y Rosp Corunna

Pontegadea, dedicada fundamentalmente a edificios de oficinas, se ha abierto en el último año a la compra de inmuebles con pisos de lujo para alquiler y plantas logísticas en Estados Unidos.

A finales de 2021 la cartera inmobiliaria del fundador de Inditex estaba valorada en 15.264 millones de euros. Tendremos que esperar a este verano para conocer una nueva actualización de sus tasaciones, que previsiblemente aumentarán, ya que solo durante 2022 acometió compras que superaron los 2.700 millones de euros.

El último año del que hay datos disponibles, Pontegadea percibió 647 millones de euros en alquileres frente a los casi 40 de Rosp.

Y es que en Portugal, Rosp Corunna también tiene la filial Ferrado Oporto que, con un capital social de 8 millones de euros y un patrimonio por encima de los cuatro millones, cerró ese ejercicio con unas pérdidas de 33.000 euros.

En el año 2021, las inversiones inmobiliarias de Rosp Corunna superaron los 576 millones de euros. De ellos, 333 millones correspondían con edificios de oficinas y 209 millones con hoteles.

Otras inversiones

Además de las inversiones en hoteles en Portugal, tanto Pontegadea como Rosp Corunna han tenido en el pasado socios destacados en el sector. Amancio Ortega llegó a poseer más del 10 por ciento de las acciones de NH Hoteles. La última transacción de desinversión se llevó a cabo hace aproximadamente nueve años, cuando vendió su remanente de acciones de la cadena hotelera, que representaba un poco más del cuatro por ciento, al grupo chino HNA. Según la cotización de aquel momento, el valor de la transacción ascendió a casi 50 millones de euros.

Sandra Ortega, por su parte, realizó una gran inversión en Room Mate, donde llegó a controlar un 31 por ciento del capital. Finalmente abandonó cuando el grupo de Kike Sarasola entró en un concurso de acreedores del que salieron rescatados por el fondo Angelo Gordon. Los hoteles que antes alquilaba a la firma de la que era socia, son gestionadas ahora por las hoteleras Barceló y Palladium.

Activos inmobiliarios por todo el mundo

El fundador de Inditex, a través de su inmobiliaria Pontegadea, sigue buscando invertir en ladrillo en Londres, donde ya cerró la compra de la antigua sede de la BBC, propiedad de Abrdán. Una venta que podría estar en torno a los 80 millones de libras (unos 90 millones de euros), según ha citado la publicación “CoStar News”.

Amancio2

Amancio Ortega.

Amancio Ortega, conocido por ser una de las personas más ricas de España y del panorama mundial, debe su éxito a su marca Inditex. Pero el fundador de Inditex no tiene límite y es que, parte de los dividendos que recibe de la compañía textil los invierte en el sector inmobiliario. Así se explica que ostente la mayor inmobiliaria española centrada en la compraventa y alquiler de grandes edificios.

De esta forma, el empresario posee una importante cartera de activos inmobiliarios, integrada fundamentalmente por edificios de oficinas, no residenciales, situados en el centro de grandes ciudades en España, Reino Unido, Francia, Estados Unidos y Asia.

Sandra Ortega, la mujer más rica de España

Sandra Ortega, más conocida por ser la primera hija del magnate gallego del sector textil Amancio Ortega, es la mujer más rica del país gracias al importante accionariado que ostenta de Inditex. Además, es la presidenta de la Fundación Paideia Galiza desde 2013, cuando murió su madre Rosalía Mera.

18168_sandra_ortega

Sandra Ortega.

No siempre lo ha tenido fácil y es que Sandra Ortega ha estado inmersa en alguna guerra judicial contra el que fuera su hombre de confianza, José Leyte, convirtiendo la situación en todo un culebrón jurídico financiero. La hija de Amancio Ortega acusaba a Leyte de haberla engañado y falsificado su firma para solicitar a entidades financieras créditos en beneficio de Room Mate, la empresa de Kike Sarasola.

De un modo u otro, Sandra Ortega está enfocada en su trabajo empresarial y más personal, como en presidir la Fundación Paideia Galliza, creada por su madre en 1986, donde ofrecen ayuda y oportunidades de integración a personas con discapacidad. 

COMPARTIR: