23 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El encargado de diseñar el regreso del Rey Emérito hasta España sería Félix Sanz Roldán, exdirector del CNI y amigo personal del monarca

Las infantas Elena y Cristina, correa de transmisión entre Zarzuela y su padre el Rey Juan Carlos I en Abu Dabi

Las dos infantas, Elena y Cristina.
Las dos infantas, Elena y Cristina.
El Cierre Digital accede al eje principal de la última visita a Abu Dabi, de las infantas Elena y Cristina, en la que actuaron como única fuente de interlocución válida de su padre, el Rey Juan Carlos I, con Zarzuela y su entorno más cercano. El Rey Emérito solo confía en las infantas para abordar asuntos familiares cruciales, como su regularización fiscal así como una posible vuelta a España. El exdirector del CNI, Felix Sanz Roldán, amigo de Juan Carlos I, estaría diseñando este regreso.
La última visita a Abu Dabi de las infantas Elena y Cristina, a principios de febrero, sirvió como 'único' enlace de comunicación fiable y segura entre el Rey Emérito Juan Carlos I y el Palacio de la Zarzuela, donde manda su hijo, el Rey Felipe VI. Este viaje se enmarcaría dentro de un encuentro 'clave' en relación a cuestiones trascendentes para la Familia Real, como la regularización fiscal del Rey Emérito, los pormenores de los preparativos del regreso de don Juan Carlos a España, además de un posible y futuro encuentro entre padre e hijo, tras una larga separación familiar desde que Juan Carlos I abandonara España en agosto de 2020 para residir en Abu Dabi, en teoría, de manera temporal, bajo la protección del emir Jalifa bin Zayed Al Nahayan.

Elcierredigital.com ha accedido a los verdaderos detalles de este viaje de las infantas, un encuentro para resolver los problemas fiscales y tender puentes de comunicación del Rey Juan Carlos I con Zarzuela, según informan fuentes consultadas en Abu Dabi. Don Juan Carlos sólo confía en sus hijas, Elena y Cristina, para establecer una conexión 'segura' con el Rey Felipe VI y de esta manera poder resolver asuntos de capital importancia para la Casa Real, así como los movimientos futuros de Juan Carlos I, dado su deseo expreso de regresar cuanto antes a España, como así ha manifestado en diversas ocasiones.

Silencio de las infantas

Tal y como adelantó elcierredigital.com, las infantas viajaron recientemente a Abu Dabi en la más estricta intimidad familiar. No hubo posibilidad de conocer movimientos de las infantas, Elena y Cristina, ni la realización de manifestaciones públicas en sus entornos sobre sus conversaciones con el Rey Emérito, al ser comunicaciones absolutamente marcadas por la privacidad.

Juan Carlois I y su primogénita, la infanta Elena.

A pesar de la filtración sobre la vacunación del Covid-19 por parte de Elena y Cristina en Emiratos Árabes, una pauta regular para los residentes en estos países, las comunicaciones con el Rey Emérito están blindadas. La infanta Elena ha visitado este miércoles en Zarzuela a su madre, la Reina Sofía, con el posible objetivo de informar con posterioridad a su hermano, el Rey Felipe VI.

En este sentido, las cuestiones económicas que pudiera tener pendientes con la Agencia Tributaria el Rey Emérito, podrían haberse debatido y adoptado durante la visita de las infantas a su padre en Abu Dabi, y posiblemente ser la 'correa de transmisión' de ellas a Felipe VI en Zarzuela. "Motivo por el que el 'objetivo' fundamental de este viaje relámpago, no fechado, era la toma de decisiones con inmediatez", tal como informan a elcierredigital.com fuentes cercanas a la Familia Real en Abu Dabi.

La infanta Cristina y la infanta Elena.

Posteriormente al viaje de las infantas, Juan Carlos I decidió presentar ante Hacienda una declaración de regularización fiscal de manera voluntaria, al tener que tributar el dinero recibido para sufragar sus vuelos en jets privados por una cuantía de unos ocho millones de euros, aportados por la fundación Zagatka, de la que es propietario Álvaro de Orleans, primo del Rey Emérito. Estos movimientos fiscales han obligado a don Juan Carlos a regularizar sus cuentas y a abonar recientemente 4.3 millones de euros a la Agencia Tributaria. Además de haber pagado en diciembre de 2020 la suma de 678.393 euros, en virtud de otra deuda tributaria contraída por donaciones entre los años 2016 a 2018.

Sanz Roldán visita al Rey Juan Carlos


Uno de los hombres claves en la gestión de los asuntos del Rey Juan Carlos I durante su estancia en Emiratos Árabes, es el exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán, que también se ha vacunado contra el Covid, según explican fuentes consultadas en Abu Dabi por Elcierredigital.com.

Sanz Roldán, "un amigo personal del Rey Emérito desde hace muchos años", acude con cierta asiduidad a la residencia de don Juan Carlos en la isla de Nuray en Abu Dabi, para "resolver, informar y proteger las cuestiones vitales e importantes relacionadas con Zarzuela, como el caso de Corinna Larsen y otros asuntos económicos internacionales", explican fuentes consultadas por Elcierredigital.com. "Precisamente, sería Félix Sanz Roldán el encargado de diseñar el operativo del futuro regreso del Rey Emérito hasta España".

COMPARTIR: