02 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ana Rodríguez Mosquera montó junto a ellos varios negocios en Albacete y Toledo, algunos bajo la lupa de la justicia por utilizar material no legal

Los negocios de joyas de los Tous con la familia del líder socialista José Bono

Exclusiva Ana Rodríguez con el matrimonio Salvador Tous y Rosa Oriol.
Ana Rodríguez con el matrimonio Salvador Tous y Rosa Oriol.
La familia Tous verá como hoy su nombre resuena en los juzgados de la Audiencia Nacional tras ser imputados por, presuntamente, usar materiales no metálicos para sus joyas. La marca del famoso osito ha sido durante años protegida por el poder político y económico, siendo uno de sus grandes valedoras la familia del líder del PSOE, José Bono, con su exmujer Ana Rodríguez Mosquera; quienes les ayudaron cuando José Bono era intocable como gran magnate y presidente socialista de Castilla-La Mancha.

La firma catalana de joyería Tous, conocida por el emblema del ‘osito’, tiene grandes problemas, al margen de su identificación popular con el independentismo de Cataluña. La Audiencia Nacional investiga a la conocida cadena por vender piezas de joyería rellenadas con material no metálico, algo prohibido en nuestro país. Las pesquisas apuntan hacía el laboratorio barcelonés Applus Laboratories, que se encarga de realizar el contraste de las joyas de la familia Tous-Oriol, cuya sede social familiar radica en la localidad de Manresa.

Tal y como ha publicado El Independiente, el Juzgado Central de Instrucción número uno de la Audiencia Nacional ha abierto diligencias previas y este miercoles tomará ya declaración como investigados a diferentes personajes de este supuesto entramado corrupto. Todo tras la denuncia interpuesta de oficio por la Fiscalía el pasado mes de diciembre por los presuntos delitos de estafa continuada, falsedad documental, publicidad engañosa y corrupción entre particulares. El juez Santiago Pedraz ha citado para este miercoles a declarar ya como investigados a los abogados de Tous y de la empresa Applus Laboratories.

La Fiscalía entiende que, supuestamente, la firma catalana estaría vendiendo productos ofertados como de un determinado metal sin que, en realidad, deban tener dicha consideración. Esto es lo que permitiría su tipificación, en este momento de la fase de la instrucción, como "un posible delito de estafa".

Las joyas que comercializa la familia Tous son, en teoría, "productos sencillos y elegantes con diseños en oro, plata, acero, etc, con incrustaciones de piedras preciosas y semipreciosas", así se definen. También predomina en ellas la bisutería, siendo el principal protagonista de estas tiendas indiscutiblemente el ‘osito Tous’, el osito más famoso después de Winnie The Pooh. Diseñado por la integramete de la saga, Rosa Oriol, se ha convertido en el punto clave del éxito de esta reconocida marca en el mundo de la joyería.

El oso es el símbolo de Tous por excelencia. 

La familia Tous lleva ya tres generaciones en el mundo de los negocios. Todo comenzó con una relojería en al inicio de los años veinte. Pero fue en los años setenta cuando los joyeros Salvador Tous Ponsa y su esposa Rosa Oriol Porta dieron un giro al negocio familiar y empezaron a diseñar en su sede de Manresa (Barcelona) una nueva gama de productos totalmente innovadora que ha llegado hasta Japón.

Hoy en día a este negocio familiar se han incorporado las hijas del matrimonio: Rosa, Alba, Laura y Marta, dando lugar a una de las empresas familiares femeninas de mayor expansión mundial de los últimos años. Donde Alba Tous ha alcanzado el liderato grupal y familiar.

Durante el pasado año de 2019 se les incluyó en el puesto 97 en la lista de las 200 fortunas más importantes de España, con una fortuna de 460 millones de euros.

Para sus negocios inmobiliarios el matrimonio Tous-Oriol utiliza la sociedad instrumental Saro 21015 S.L., a través de la que han invertido más de 56 millones de euros en inmuebles. El imperio del ‘osito’ lo controlan a través de Touskaos SL, capitaneada por Alba Tous Oriol.

Una sociedad que ostenta el 74,24 por ciento de toda la cadena de joyería Tous, de la inmobiliaria La Canterana, de las tiendas DayaDay y del resto de variadas inversiones. Fue en 2015 cuando los Tous abrieron su capital al fondo suizo de inversiones Partners Group, que adquirió un 25 por ciento para seguir con sus planes de internacionalización de la marca. En ese momento la firma se valoró en 600 millones de euros. Sin duda alguno a este éxito han contribuido sus importantes amistades en el mundo político y económico, como las que les une desde hace años con la familia del líder socialista José Bono y su exmujer Ana Rodríguez Mosquera.

Sus productivos negocios en Castilla-La Mancha

Los Tous siempre han tenido un gran embajador en Castilla-La Mancha: José Bono Martínez, el omnipresente líder del PSOE y muñidor de los grandes negocios millonarios en esta región. Así colocó a su entonces mujer, la gallega Ana Rodríguez Mosquera, como la gran valedora de los Tous en Castilla-La Mancha. La situó como regenta de esta franquicia de joyas en su región.

La conocida marca Tous, propiedad de Salvador Tous y de su mujer Rosa Oriol, contaban así con el beneplácito del líder socialista y, por ende, de negocios conjuntos. Todo a través de la figura de su entonces mujer Ana Rodríguez Mosquera, a la que hoy cuida con especial cariño.

Este significado matrimonio catalán, formado por Salvador TousRosa Oriol, lleva desde los años setenta diseñando joyas para mujeres y varones, negocio que han ampliado a los regalos de moda y complemento. Ana Rodríguez Mosquera se dedicó desde entonces en su plenitud, casada con José Bono, a montar y gestionar joyerías de esta firma por toda Castilla-La Mancha. Inicialmente inauguró dos en Toledo y otra en Albacete, pero pensaba abrir nuevas tiendas que  no ha podido realizar tras romper su matrimonio con José Bono y todo su posterior devenir personal.

La última tienda que inauguró oficialmente fue en la localidad deTalavera de la Reina. Este espacio comercial de Tous se abrió al público el 4 de mayo de 2007 y estaba situado dentro del gran centro que El Corte Inglés inauguró ese mismo día en la ciudad de la cerámica, en medio de una gran expectación. La marca que representó la exesposa de Bono contaba con un espacio muy destacado en la primera planta de El Corte Inglés, entonces de Isidoro Alvárez.

Pero donde los Tous y la familia Bono estuvieron más presentes y triunfantes fue en las tiendas de Toledo y la de Albacete, donde iban de vez en cuando. Ésta última, la de Albacete, está situada en la calle de Tesifonte Gallego, número 12, la arteria principal de la ciudad manchega, en el centro comercial Calle Ancha. A su inauguración acudieron también muchos de los habituales de la prensa del corazón, como la duquesa de Montoro, Eugenia Martínez de Irujo.

Para controlar todo lo que de este negocio albaceteño consiguieron, que fue mucho, constituyeron en febrero de 2007 la sociedad Opalo 81 SL, con un capital social de 3.006 euros. Su domicilio social se situó en el mismo negocio de Albacete, calle Tesifonte Gallego nº 12. Como administrador junto a la mujer de José Bono, aparecía el siempre perenne socio de la familia Pablo Canego Muñoz, pero así mismo su hija Amelia Bono que figuró como apoderada de dicha sociedad.

Eugenia Martínez de Irujo, también imagen de la marca, apoyó a Ana Rodríguez en una de las inauguraciones de las tiendas de Tous en Castilla-La Mancha. 

A través de la alianza suscrita con la familia del líder socialista José Bono, los empresarios catalanes, luego independentistas, encontraron en Castilla-La Mancha un escaparate magnífico para la venta de sus productos.

Además, si a las ventas normales, se unían las institucionales a muchos organismos públicos, pues el negocio resultaba más redondo. La alianza se selló con la constitución de la empresa Tous Toledo SL. Fue el 4 de diciembre de 2003 cuando la entonces mujer de José Bono, éste por entonces todavía presidente de esta Comunidad Autónoma, se convirtió en administradora de dicha sociedad, cuyo capital inicial se cifró en 50.400 euros y cuyo domicilio social se encontraba en la misma tienda que Ana Rodríguez mantenía en el casco viejo de Toledo.

Su actividad: “Comercio al por menor de artículos de joyería, relojería, platería y bisutería. Incluyendo reparación”.  Pero su principal accionista era la empresa familiar de los Tous, denominada Tous SL, dedicada a prestar servicios a las empresas “encop”.

En marzo de 2006, la familia Tous decidía “voluntariamente” la disolución de la empresa Tous Toledo SL, con NIF B45549813. Eso sí, siguiendo trabajando bajo los epígrafes de otras empresas del grupo como Tous Franquicias SA, Tous Perfumes SL, La Canterana SL, etc.

En la ciudad imperial, sus dos negocios bajo l control,de la familia Bono se encontraban dispersos: uno, en el casco antiguo, en la calle Hombre de Palo, número 17; el otro, en el centro comercial Luz del Tajo, situado en la Avenida Río Boladiez, muy cerca de la Nacional 400. El centro comercial se encontraba entre el Barrio de Santa Bárbara y el Polígono Industrial.

La dinámica tienda que regentaba Ana Rodríguez Mosquera estaba situada en la primera planta de dicho centro comercial, muy cerca de la entrada principal del mismo, y entre los locales de la firma Torero y la zapatería de Isabel García. Ana quiso marcar una pequeña diferencia entre ambas tiendas, una iba más dirigida al público joven en general; la otra, más seria, sobria y elegante, para un público mayor que frecuentaba la ciudad monumental de visita.

Los Tous y los problemas con la Justicia

No esta es la primera vez que los Tous se ven inmersos en los Juzgados. Hace una década su yerno, Lluis Corominas, aceptó dos años de prisión tras reconocer que cometió un delito de homicidio por imprudencia grave profesional cuando disparó contra un asaltante en la casa familiar situada en Sant Fruitós del Bages (Barcelona) en diciembre de 2006. 

El mismo Tribunal absolvió en 2011 a Corominas por este delito de homicidio, ya que consideró que el acusado actuó en legítima defensa atenazado por un miedo insuperable. Pese a esto, el TSJC estimó un recurso de la Fiscalía, al considerar que el veredicto fue arbitrario y mal fundamentado, y ordenó repetir el proceso.

Lluis Corominas, yerno de los Tous. 

Así, en torno a las 18:45 del sábado 9 de diciembre de 2006 las cámaras de seguridad instaladas en el lujoso chalet de los Tous en una urbanización de Sant Fruitós de Bages (Barcelona) captaron la presencia de cuatro encapuchados que penetraban en el jardín.

En ese momento la vivienda estaba vacía, ya que los propietarios estaban en Barcelona, visitando a una de sus hijas que había dado a luz. El vigilante encargado de las cámaras alertó del hecho a los Mossos d'Escuadra y a Luis Corominas, yerno de los Tous y titular de la empresa de seguridad que trabaja en exclusiva para los negocios de la familia. Y ocurrió el homicido.

Según señaló en su día el patriarca familiar, Salvador Tous, tres días antes las cámaras habían grabado a unos individuos que estaban "tomando medidas" de la casa, motivo por el cual alertaron a los Mossos d'Escuadra.

Corominas actuó de inmediato. Al recibir la alerta, se dirigió hacia el lugar en su vehículo y llegó antes que los Mossos. El yerno de los Tous entró en la casa empuñando un arma y, al salir, se encontró en la calle con dos de los cuatro asaltantes que pretendían huir en un Renault Megane.

Lluis Corominas, saliendo de los juzgados, con su esposa. 

Al parecer, el jefe de seguridad vio a uno de los sospechosos realizar un movimiento extraño, que le hizo pensar que iba a coger un arma. Por este motivo, realizó varios disparos contra los asaltantes, alcanzado de gravedad a Gazmend Sinani, que falleció dos días después a causa de las heridas que sufrió en la cabeza.

Sin embrago, los investigadores poliaciales no encontraron ningún arma de fuego en el vehículo de los autores del robo. Corominas también disparó contra el otro asaltante, Dulji Kosum, que resultó ileso. Posteriormente, Kosum ingresó en prisión, pero se encuentra actualmente fugado desde que obtuvo la prisión provisional. Otros dos ladrones también huyeron.  

Relación con el independentismo

Perp la situación política actual en Cataluña tampoco les ha sido ajena a los Tous. En noviembre de 2017, un mes después el referéndum ilegal del primero de octubre, la Fundación Rosa Oriol despidió a dos de sus patronas, Pilar Rahola y Helena Rakosnik, esposa del ex presidente catalán  Artur Mas, con el objetivo de "proteger la reputación de la entidad y evitar que se resienta por motivos ideológicos y políticos".

Ambas féminas estaban estrechamente vinculadas con el independentismo y la firma  Tous. Esto ha hecho que esta empresa catalana de joyas sufriera en los últimos años llamamientos al boicot por su presunta relación con el independentismo y soberanismo catalán. Simpre los Tous, y su entonces vicepresidenta, Rosa Tous, quiso zanjar el delicado asunto.

Pilar Rahola, que trabajó para Tous. 

"Como presidenta de la fundación, debo proteger su reputación y evitar que se resienta por motivos ideológicos y políticos", explicó en una carta la citada Rosa Tous. De esta manera los Tous-Oriol intentaban lavar su imagen ante un posible boicot contra sus productos cuando algunos medios de comunicación los vincularon con partidos soberanistas. Hoy están investigados en la Audiencia Nacional por presunta estafa a sus clientes.

COMPARTIR: