29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Expertos temen un 'invierno del descontento' como el que en los 70 provocó huelgas generalizadas y abrió el camino a la victoria de Thatcher en 1979

Reino Unido moviliza al Ejército: Así viven sus ciudadanos la crisis de desabastecimiento

Boris Johnson.
Boris Johnson.
El Gobierno de Boris Johnson se ha resignado y finalmente recurrirá al Ejército para aliviar la crisis que desde hace una semana asola las gasolineras de Reino Unido. Pero no solo es el combustible. También faltan medicamentos, alimentos y mano de obra, por lo que algunos expertos ya temen un 'invierno del descontento' como el que en la década de los 70 asoló el país y provocó huelgas generalizadas que abrieron el camino para la victoria de Margaret Thatcher en 1979.

Este lunes el Gobierno del primer ministro Boris Johnson movilizará a cerca de 300 militares, entre conductores y copilotos, para que ayuden en la distribución de combustible en las estaciones de servicio de todo el país.  “Nos llevará un par de días poner todas esas tropas sobre el terreno. Pero hemos decidido hacerlo, con lo que es posible que los ciudadanos vean pronto a soldados al volante de camiones cisterna”, ha admitido Kwasi Kwarteng, ministro de Comercio, al tiempo que anunciaba esta medida con la que pretenden hacer frente a una crisis que desde una semana tiene en jaque a todo el país. 

Ya desde este verano la llamada Asociación de Transportistas por Carretera (RHA) lo advertía. Se necesitan cerca de 100.000 conductores extra para prestar con normalidad un servicio de abastecimiento vital y evitar las imágenes de tensión que estos días han protagonizado los ciudadanos británicos en las  gasolineras de todo el país, y cuyo pánico generalizado ha empeorado una situación ya de por sí bastante delicada, con el 90% de las estaciones fuera de servicio. 

Pero no es sólo el combustible. También faltan medicamentos en las farmacias,  alimentos en los supermercados y mano de obra en el sector cárnico. De hecho, en este sentido, el presidente de la Asociación National del Cerdo, Rob Mutimer, ha alertado de que el país se enfrenta a un "sacrificio en masa" de animales si la situación no cambia. "Tenemos una reserva de 100.000 a 120.000 cerdos que crece del orden de 12.000 todas las semanas", ha advertido Mutimer en declaraciones a la radio de la BBC. "Esto está pasando en todas las granjas del país: falta mano de obra para procesar la carne y nos falta espacio para los animales".

Tanto transportistas como la industria cárnica y avícola culpan en parte a la imposibilidad de contratar a europeos sin un visado de trabajo tras el Brexit y a la marcha de miles de comunitarios a sus países de origen durante la pandemia.

Visados para salvar la Navidad 

El Gobierno de Boris Johnson estudia la posibilidad de conceder más visados y de rebajar algunas de las exigencias introducidas por el nuevo y restrictivo sistema de inmigración por puntos, aprobado tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea para, de este modo, evitar el temido "invierno del descontento", como el que en la década de los 70 asoló el país, llevó a huelgas generalizadas y abrió el camino para victoria de Margaret Thatcher en 1979.

El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, ha exigido que se convoque al Parlamento para buscar soluciones a un caos que podría extenderse durante meses, y que puede hacer peligrar el periodo navideño. En este sentido, los expertos señalan que durante las fiestas la escasez podría empeorar, incluyendo la falta de algunos productos tradicionales de la temporada, como el pavo.

 "Lo que quiero es que estemos preparados para poder atravesar sin problemas las Navidades y más allá, no solo en las gasolineras, sino en toda nuestra cadena de suministros”, ha asegurado Boris Johnson a través de una entrevista institucional grabada en Downing Street.

COMPARTIR: