27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta millonaria transferencia pública a la televisión andaluza se ha realizado desde el "Fondo de Emergencia Social y Económica (FESE) COVID-19"

Este es el documento que prueba el desvío de la Junta de Andalucía de once millones del COVID para salvar Canal Sur

Exclusiva El consejero de presidencia, Elías Bendodo (izda) y el vicepresidente, Juanma Marín de quienes dependen la gestión de la RTVA.
El consejero de presidencia, Elías Bendodo (izda) y el vicepresidente, Juanma Marín de quienes dependen la gestión de la RTVA.
La Junta de Andalucía, bajo el gobierno PP y Ciudadanos, ha decidido sacar 11 millones de los Fondos Covid para reactivar las cuentas de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA). Un dinero que estaba destinado para paliar las consecuencias sanitarias y sociales del coronavirus, tras las fuertes pérdidas que tienen por la caída de los ingresos en publicidad. Los sindicatos de trabajadores de la cadena denuncian que la mala situación de la RTVA se debe a los altos salarios de los directivos.

El coronavirus ha desencadenado una crisis económica que está siendo devastadora. España entró en recesión técnica el segundo trimestre del año después de que se desplomara el Producto Interior Bruto (PIB) un 18% entre los meses de abril y junio, según informó Epdata.

Por esta razón para paliar la situación financiera el Gobierno de la Nación el 16 de junio aprobó en un Real Decreto la creación de unos Fondos Covid con una inversión de 16.000 millones de euros. Se trata de una inyección de dinero público no reembolsable.

Esta cantidad, según informó la portavoz de Gobierno, María Jesús Montero, se desglosó de la siguiente manera: Al gasto sanitario para reforzar la plantilla y los sistemas de salud se invertirán unos 9.000 millones euros. Para las necesidades del ámbito educativo, se destinarán 2.000 millones de euros. Y para amortiguar la caída de la recaudación de los impuestos propios de las comunidades y el descenso de viajeros en su transporte público, se aportarán 5.000 millones de euros.

Este fondo público se va a destinar a la administración de las Comunidades Autónomas pero en varios tramos. El primer porcentaje del fondo, 6.000 millones de euros, llegó en el mes de julio a los gobiernos regionales. Es un reparto desigual puesto a que se toma como referencia para distribuirlo la incidencia del virus en cada zona, es decir, el número de pacientes hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), los ingresos en hospitales y las pruebas PCR totales realizadas.

Siguiendo estos criterios, Madrid y Cataluña fueron las mayores beneficiarias. Ambas superan un ingreso de más de un millón de euros. Andalucía por su parte recibió 597.610, 28 euros.

El Gobierno de la Junta de Andalucía, formado por la coalición PP y Ciudadanos con el apoyo externo de Vox, para reforzar la dotación recibida del Gobierno Central constituyó el Fondo de Emergencia Social y Economía (FESE) Covid19, con una provisión de 700 millones de euros.

Según palabras del presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno, este dinero iría destinado principalmente a pagar la factura sanitaria y social generada por la pandemia. Por esta razón, los dos partidos del Gobierno andaluz pactaron la reestructuración de su plantilla para reducir gastos y adaptarla a la situación de emergencia sanitaria.

                       Documento que ratifica la salida de esos 11 millones de euros.

Pues a pesar de todo lo dicho y prometido la administración de Moreno ha sacado 11 millones de euros de estos fondos para ingresarlos en la Radio y Televisión Pública Andaluza (RTVA). De la cual, las consejerías de presidencia, mediante el consejero Elías Bendodo y vicepresidencia, a través de Juanma Marín, depende su gestión.

El PSOE recriminó en el Parlamento Andaluz al director general de la RTVA, Juan de Dios Mellado, que ese dinero haya salido del fondo Covid. El diputado socialista, Francisco Conejo achacó el desfase presupuestario en la cadena autonómica a “sueldos millonarios de sus directivos” y a una mala gestión de los recursos, poniendo el foco en la contratación externa de productoras, como Proamagna, y en programas como el que protagoniza Bertín Osborne. Por cierto, esta productora sufre una caída de sus beneficios, tal y como se plasma en este documento del Registro Mercantil.

Documento del Registro Mercantil de la productora Proamagna.

El programa del cantante ha sido otro de los puntos discordantes entre Gobierno y oposición. El responsable del ente público explicó que se abonó a la productora un total de 763.385 euros por una temporada de 13 programas, frente a los 1,1 millones de euros que señaló el PSOE.

La realidad de las cifras

Otras de las voces en sumarse en contra de la inyección de dinero Covid a las cuentas de RTVA ha sido la sección sindical Comisiones Obreras en Canal Sur y RTVA. Desde la agrupación de trabajadores explican que “El agujero provocado en la RTVA es consecuencia de las externalizaciones a productoras amigas, de la nefasta programación, la manipulación partidaria y los sueldos desorbitados a directivos y allegados. Lo hemos denunciado durante años”.

Si se va a los datos de los salarios, con referencia al año 2018, se descubre que el el director y gerente de 78.522,77 euros y que existen seis altos cargos que reciben la misma cantidad de retribución. Lo que supone un gasto de más de 471.000 euros. Así lo detalla la siguiente imagen.

Documento que muestra las retribuciones de los altos cargos de Canal Sur.

Tal y como muestra el Registro Mercantil la televisión pública, con datos del ejercicio 2018, arrastra grandes pérdidas económicas. En este año dejaron de ingresar 14.472.205 euros.
 

A la denuncia del diputado socialista, Francisco Conejo, ningún miembro de la Cámara autonómica quiso darle denuncia. Ni se explicó por qué salió ese pago extra de los fondos Covid para equilibrar las cuentas de Canal Sur, que recibió transferencias por 140,9 millones de euros con cargo al Presupuesto de 2020.

Pérdida de inversión Publicitaria

El talón de Aquiles de la televisión pública andaluza es la fuerte reducción de ingresos por parte de la publicidad. Este fue el motivo que empleó el director general de la RTVA, Juan de Dios Mellado, para justificar el desplome en las cuentas del medios de comunicación. Canal Sur previó ingresos publicitarios por valor de 14,9 millones de euros y solamente ingresó 8,3 millones de euros. Lo que les supuso un desfase de 6,5 millones de euros. Una cifra inferior a la inversión que hizo la Junta de Andalucía de 11 millones de euros.

El programa "El Show de Bertín" cuestionado por su gran coste.

A pesar de todo, Mellado confirmó que se aprobó 29 nuevas contrataciones y la compra de nuevos sistemas tecnológicos a petición de la demanda que hicieron los sindicatos y los trabajadores. Además negó que existan contratos desorbitados a productoras y que su organigrama directivo se ha reducido, pasando de 29 a 27. Pero no mencionó nada al respecto del salario de estos.

Sin embargo los trabajadores tienen otra opinión y focalizan el problema del ente público en la privatización de servicios. “En cuanto a la externalización de servicios de la programación, aumenta notablemente con la consecuente precarización y desregularización de las relaciones laborales. Se externaliza en favor de grandes productoras, con ninguna implicación en el territorio, ni con la gestión de empleo, ni con la economía social”. Así lo manifiesta una carta emitida por el sindicato Comisiones Obreras.

Una situación sanitaria con deficiencias

Sorprende que en plena pandemia el Gobierno andaluz decida no dejar de invertir esos recursos económicos en materia de sanidad, tal y como se prometió.

Según ha denunciado la oposición socialista “los andaluces tardan entre 12 y 16 días en conseguir cita con su médico, que además es telefónica y lo seguirá siendo, según plantea el plan de accesibilidad de la Junta”. Asimismo han indicado que “los centros de salud cerrados no se han reabierto”

 

COMPARTIR: