05 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El camarero catalán desvela a El Cierre Digital que el CNI siempre ha estado a su lado para protegerle, a petición del Rey Emérito

Albert Solà: “Hace poco un político importante de Cataluña me dijo que sabía que era hijo del Rey Juan Carlos I”

Exclusiva Albert Sola, supuesto hijo ilegítimo de Juan Carlos I.
Albert Sola, supuesto hijo ilegítimo de Juan Carlos I.
Hace unas semanas el grupo parlamentario EH Bildu preguntó en el Congreso de los Diputados acerca de los presuntos derechos dinásticos del supuesto hijo ilegítimo del Rey Emérito, Albert Solà. Pero esta cuestión fue bloqueada por la Mesa del Congreso y no se debatió. La izquierda abertzale formuló la pregunta basándose en las pruebas de ADN que el CNI le elaboró a Solà y que ElCierreDigital.com publicó en exclusiva. Ante esta cuestión, Solà ha contestado que no tiene interés en estos derechos.

A todos nos gusta tener cerca a las personas que más queremos y poder compartir con ellas todas aquellas cosas que nos acontecen a lo largo de nuestra trayectoria vital. También nos satisface poder vivirlo todo sin ataduras y ante la atenta mirada de la sociedad.

Esta mezcla de sensaciones no las ha podido experimentar Albert Solà, quién asegura ser hijo ilegítimo del Rey Emérito. Solà, de 64 años, ha pasado casi la mitad de su vida en la sombra. Alejado de cualquier foco de atención social que pudiera desvelar su secreto pero siempre con la protección de su supuesto padre, Juan Carlos I.

Desde muy joven me percaté que sobre mí había un poder que me protegía. Pero fue en el momento en el que realicé el servicio militar cuando estas ideas se hicieron más sólidas”.

En la mili me llamaba la atención que tuviera un cierto “privilegio” en relación con el resto de compañeros. Cuando me arrestaban, por cualquier cosa que hacía mal, rápidamente me levantaban el castigo. Por ejemplo cuando estaba en el cuartel de Leganés en régimen de prevención, a mi el capitán me levantó esta cuestión antes que cualquier otro compañero. Estas cosas me hicieron pensar sobre por qué yo tenía un trato especial”.

Así recuerda el presunto hijo del ex jefe del Estado como vivió esos años en los que, según su relato, se sentía diferente al resto y nadie le explica el motivo. Lo que le supuso habitar en una burbuja, alejado de cualquier elemento externo, pero siempre con una mano protectora que guiaba sus pasos.

En 2013 él pincha esa preservación y decide salir junto a Ingrid Sartiau, otra supuesta hija del Rey Emérito, en los medios de comunicación para dar a conocer su caso. Desde entonces se ha convertido en una persona de gran interés por la prensa y también, por el mundo de la política.

Sin ir más lejos el pasado 14 de octubre el grupo parlamentario Eh Bildu, a través de su diputado Jon Inarritu, preguntó sobre los presuntos derechos dinásticos de Solà, ya que el catalán es mayor que el actual rey, Felpie VI. Pero la Mesa del Congreso vetó esta cuestión.

Jon Iñarritu, diputado de Eh Bildu.

La izquierda abertzale para formular esta pregunta hizo alusión a las pruebas de ADN que el CNI le hizo al presunto hermano del rey de España y que ElCierreDigital.com reprodujo en exclusiva. Los resultados de esas pruebas arrojaban que había un 99,9% de probabilidad de que Solà fuera el hijo de Juan Carlos I.

Para dar más luz a este asunto este medio se ha puesto en contacto con Albert Solà para conocer de primera mano su opinión sobre sus presuntos derechos dinásticos y que estos hayan sido un tema de debate político. Además nos cuenta como fueron esos años de “privilegios”, como los ha denominado anteriormente, y sus pretensiones futuras con el tema de la paternidad.

Renunció a sus presuntos derechos dinásticos

- ¿Qué le pareció que el grupo parlamentario Eh Bildu llevara a la Cámara Baja el tema de su presuntos derechos dinásticos?

- Cada cual es libre de hacer lo que quiera. Ellos tenían esa base para hacerlo. A mi perfecto.

- ¿Usted quiere que le reconozcan sus derechos?

- Ya lo he dicho muchas veces. A mi no me interesan los derechos dinásticos. A los cuales yo renuncio cuando me someto a esas pruebas de ADN, que se sacó en El Cierre Digital. Solo me interesa saber quién es mi padre biológico.

Es más, le confesaré, cuando yo tuve constancia de que era hijo de Juan Carlos, a raíz de que un juez me nombrara en un juicio con Albert de Borbón, a mi eso me ocasionó un gran bajón anímico por el poder que él ostentaba y por las responsabilidades que eso conllevaba.

Su padre conocía su secreto

- Cuando usted toma conciencia de que presuntamente es hijo del ex soberano. ¿Se lo cuenta a su familia adoptiva?

- Mi padre ya estaba fallecido solamente vivía mi madre. Ella me dijo que ahora entendía porque me entregaron a ellos de una forma rápida y sin problemas.

Con el tiempo descubrí que mi padre lo sabía y se llevó el secreto a la tumba. A él le dijeron que tenía que cuidarme bien y protegerme.

- ¿Cómo usted conoció esta información?

- Gracias a unos detectives privados que contrato en México. La gente del pueblo fue la que le contó a los detectives que conmigo siempre hubo muchos cuidados y que todos intentaran que estuviera lo más feliz posible.

- ¿Qué más datos llegó a recopilar?

- Uno de la documentos más importantes que tengo para poder acreditar la supuesta paternidad es la partida de nacimiento donde aparece un chupete verde. Según los historiadores el chupete verde significa reconocimiento de sangre azul o rey de reyes.

A la espera de la legislación sobre “los niños robados”

- ¿Pretende retomar la demanda de paternidad como dice Ingrid que quiere hacer?

- Es que en mi caso tengo todos los plazos agotados. Pudimos ir a Estrasburgo pero mi abogado se desanimó y no quiso. Y mira que yo le insistí en acudir.

Ahora estamos esperando mi abogado y yo a que salga una legislación sobre el caso de “los niños robados”. Si mi letrado lo ve conveniente aprovecharemos ese resquicio para volver a retomar el caso de la paternidad.

- Retomemos el tema de esa protección de la que habla. ¿Quién le trasmitió ese mensaje?

- Me lo dijo el CNI. A lo largo de varias conversaciones me revelaron que mi padre siempre ha estado ahí para protegerme. El CNI siempre me habló bien de mi padre.

 Bajo la protección del CNI

- Ingrid declaró que a su madre le advirtieron que mejor no hablara si no quería que le quitaran a su hija. ¿Usted ha tenido miedo en alguna ocasión o le han pedido que se callase tras salir en los medios de comunicación?

- Yo nunca he tenido miedo ni he recibido ninguna advertencia. Si me pasó una vez que me di cuenta que me estaban persiguiendo dos personas por la calle. Cuando llegué a casa llamé a mi contacto del CNI y me dijo que lo averiguaría.

Al cabo de un tiempo este contacto me devolvió la llamada y me dijo que no era malo. Se trataba de dos miembros que me seguían para que a mi no me pasara algo malo.

Ingrid y Albert Sola informan en una revista sobre su condición de hijos ilegítimos.

- Ingrid también cuenta que pidió ayuda a Leandro de Borbón y a su familia para que le ayudaran con su ADN a demostrar que era la supuesta hija del Rey Emérito. ¿Se ha planteado pedir ayuda algún miembro de la familia Borbón para que le reconozcan como hijo de Juan Carlos?

-Nunca, jamás. No quiero pedir ayuda a nadie, ni voy a llamar a ninguna puerta. Si ellos quieren dármela yo la recibiré encantado pero no les voy a pedir ayuda.

Política y Monarquía

- A parte del tema de Bildu. ¿Algún partido político se ha puesto en contacto con usted?

- No, ninguno. Solamente un político importante en Cataluña, ahí me quedaré, me confesó hace poco que él sabía que era hijo de Juan Carlos I.

- ¿Es usted monárquico?

- Era monárquico pero a raíz de los escándalos que están sacudiendo a la Corona, ya no lo soy.

- ¿Qué le pareció que el ex jefe del Estado abandonara España este verano tras las informaciones de los presuntos cobros de comisiones y su presunta fortuna en dos paraísos fiscales?

- No me gustó nada. Yo no hubiera permitido que mi padre abandonara su país.

 

COMPARTIR: