14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La asociación Apedanica denunció un "espionaje masivo" similar al Proyecto Nightingale de Google con datos médicos de ciudadanos estadounidenses

Nuevos datos sobre presunta malversación de la Xunta de Galicia a través de apps móviles

La asociación Apedanica ha denunciado a la Xunta de Galicia por una presunta malversación de fondos públicos a través de 33 aplicaciones móviles. La Fiscalía del Tribunal Superior de Galicia ha remitido la denuncia a la Fiscalía de Área de Santiago de Compostela para que sea este organismo el que considere oportuno investigar los hechos denunciados. Para Apedanica el asunto es comparable al escandaloso 'Proyecto Nightingale' de Google para obtener datos médicos de ciudadanos estadounidenses

La Asociación para la Prevención y Estudio de Delitos, Abusos y Negligencias en Informática y Comunicaciones Avanzadas (Apedanica) ha denunciado ante diferentes organismos judiciales presuntos delitos relacionados con malversaciones y fraudes en subvenciones por "espionaje masivo" a través de aplicaciones móviles por parte de la Xunta de Galicia.

Uno de los órganos donde Apedanica ha presentado la denuncia es la Fiscalía del Tribunal Superior de Galicia que, a su vez, ha remitido el asunto a la Fiscalía de Área de Santiago de Compostela al entender que los hechos denunciados a investigar no entran entre sus competencias, por lo que será dicha institución compostelana la que tendrá que considerar si se ha cometido un delito de malversación.

Apedanica asegura que la Xunta, utilizando el dinero de los fondos FEDER (Fondos Europeos para el Desarrollo Regional) ha financiado el desarrollo de 33 aplicaciones para smartphones que estarían facilitando datos de ciudadanos como su localización en edificios en tiempo real a Google, entre ellas Saúde Móbil, la app del Servicio Gallego de Salud (SERGAS).

xunta_galicia_feijo

Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia

Esta asociación denuncia que “la Xunta de Galicia está confiando a Google todo tipo de información, como es el caso de su localización en edificios en tiempo real a través del Sistema Inteligente de Geolocalización de Usuarios en Edificios (SIGUE)”. Según Apedanica, para materializarlo el organismo gallego utiliza las bases de datos Oracle, Informix, MySQL y SQL server que han obtenido las licitaciones correspondientes.

Además, Apedanica manifiesta que no solo existen indicios racionales de malversación de fondos públicos para el desarrollo de estas aplicaciones, sino que “incluso hay algún caso en el que se publican anuncios que generan ingresos por publicidad sobre servicios públicos como el de las citas con médico del Servicio Gallego de Salud SERGAS” y “cuyos ingresos no se controlan”.

El Proyecto Ruiseñor

Uno de los puntos que incluye en la denuncia la asociación Apedanica hace referencia a la similitud del caso de la Xunta de Galicia con el 'Proyecto Nightingale' (Proyecto Ruiseñor en español) por el que el gigante tecnológico Google ha recolectado sin permiso datos médicos de millones de ciudadanos estadounidenses, tal y como informó The Wall Street Journal.

Con esta iniciativa, Google accede a la información de pacientes de la compañía médica Ascension. El acuerdo fue suscrito en secreto el año pasado, aunque el intercambio de datos entre Google y Ascension se aceleró este verano, de acuerdo a los documentos internos a los que ha accedido TWSJ. Con este acuerdo Google supuestamente tiene acceso a los datos personales de decenas de millones de estadounidenses que residen en 21 de los 50 estados del país norteamericano.

Entre los datos recolectados por Google, constan diagnósticos médicos, resultados de pruebas en laboratorios y registros de hospitalización, entre otros informes, prácticamente el equivalente a un historial médico completo en el que se incluyen los nombres de los pacientes y las fechas de nacimiento, y todo tipo de datos que afectan a la intimidad de los ciudadanos.

La polémica está en que ni los pacientes ni los médicos fueron notificados del intercambio de datos entre Google y Ascension, según The Wall Street Journal, que aseguró que al menos 150 empleados de la compañía tecnológica ya han tenido acceso a los datos de cientos de millones de pacientes.

Google supuestamente está usando los datos, en parte, para diseñar un nuevo software, que respaldado por inteligencia artificial y sistemas de aprendizaje automático, puede sugerir cambios en el tratamiento de los pacientes.

En un comunicado, enviado a The Wall Street Journal, Google defendió que su proyecto cumple con las leyes federales sobre protección de datos médicos. El objetivo de la compañía es “en última instancia, mejorar los resultados, reducir los costos y salvar vidas”, señaló el presidente de Google Cloud, Tariq Shaukat, en la citada nota de prensa.

COMPARTIR: