30 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El exministro Alfredo Pérez Rubalcaba inauguró en julio de 2009 este Centro Melchor Rodríguez, con una capacidad de 210 celdas y pista de balonmano

Urdangarin sale de la cárcel de Brieva hacia el CIS de Alcalá: Preocupación en su entorno por la seguridad del exduque

Urdangarin podrá seguir yendo a Don Orione.
Urdangarin podrá seguir yendo a Don Orione.
Iñaki Urdangarin ha comenzado este 13 de enero una nueva vida penitenciaria. El marido de la Infanta Cristina ha dejado la prisión de Brieva en la que ingresó el 18 junio de 2018 y ahora cumplirá el resto de su condena de 5 años y 8 meses de cárcel por el caso Nóos en el Centro de Reinserción Social Melchor Rodríguez García, de Alcalá de Henares, con una capacidad de 210 celdas. Ese cambio de destino, rodeado ya de otros reclusos, ha sembrado preocupación en su entorno por su seguridad personal.

El cuñado del Rey Felipe VI, Iñaki Urdangarin, ha dejado por fin la prisión abulense de mujeres en Brieva, donde ha estado ingresado en la más absoluta soledad durante más de dos años y medio, para iniciar este miercoles día 13 de enero una nueva vida penitenciaria en el Centro de Reinserción Social Melchor Rodríguez García, situado en la localidad madrileña de Alcalá de Henares.

Se trata del siguiente paso propuesto por Instituciones Penitenciaria para su proceso definitivo hacia el tercer grado, que podría llegar este mismo verano de 2020, al haber cumplido por entonces la mitad de su condena de 5 años y 8 meses de prisión por el caso Nóos.

Pero este primer paso hacia su libertad lleva aparejado una cierta preocupación, incertidumbre y nerviosismo en su círculo más cercano, sobre todo, por la seguridad personal del exduque de Palma y su acercamiento a otros presos. El propio marido de la infanta Cristina de Borbón así se lo la ha hecho llegar a sus más afines durante su último permiso penitenciario navideño en Vitoria.

"Estoy preocupado y nervioso por lo que me voy a encontrar en el nuevo centro. No sé cómo voy a reaccionar ni cómo me van a admitir los otros reclusos. Soy quien soy.  Y no sé si alguien tendrá animadversión hacia mi persona o si grabarán mis movimientos o lo que diga dentro del centro. Estoy nervioso y preocupado, esa es la verdad", así se lo hacia llegar el exduque de Palma a un amigo suyo estas pasadas navidades, según ha podido saber elcierredigital.com de fuentes directas.

Su entrada este pasado 13 de enero en el Centro de Reinserción Social Melchor Rodríguez García, una medida que se conoció el pasado mes de diciembre, permite  al marido de la infanta Cristina disfrutar de un régimen semiabierto, con el que podrá acudir todos los días a su trabajo al Hogar Don Orione, donde realiza su labor de voluntariado. 

El CIS de Alcalá de Henares.

Sin embargo, esta nueva propuesta penitenciaria obliga a Iñaki Urdangarín a volver al CIS de Alcalá de Henares todos los días para pernoctar, aunque podrá disfrutar de un fin de semana libre al mes para ir a su casa, un domicilio que ha fijado en Madrid, donde está empadronado su hijo Juan Valentín. 

"Pero qué puede ocurrir durante los fines de semana que se quede en el centro, cómo sera la convivencia allí con los otros reclusos", esa es la gran incertidumbre que rodea al entorno cercano de IñaKi Urdangarin.

Cuarentena en el CIS de Alcalá de Henares

El Centro Melchor Rodríguez García, el ya nuevo "hogar" de Urdangarin, dispone de 210 habitaciones dobles, talleres, aulas, biblioteca y zonas deportivas, entre ellas, una cancha de balonmano. Pero, por ahora, el marido de la Infanta Cristina deberá guardar unos días de cuarentena dentro del Centro de Reinserción Social para luego reanudar su trabajo en el Hogar Don Orione, situado en Pozuelo de Alarcón, a donde acudirá diariamente, mientras que hasta ahora en Brieva sólo asistía allí los lunes, miércoles y viernes.

El Centro en un tríptico de Prisiones.

La llegada del exduque de Palma al CIS de Alcalá de Henares estaba prevista para el pasado lunes día 11 de enero, pero se tuvo que suspender a causa del temporal Filomena.

El Centro de Inserción Melchor Rodríguez García está situado a cinco kilómetros de la localidad de Alcalá de Henares y a 34 kilómetros de Madrid.  Fue inaugurado por el ya fallecido ministro del Interior del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el 7 de julio de 2009, y está dirigido a internos en régimen abierto o que están en un proceso avanzado de reinserción.

A diferencia de un centro penitenciario al uso, los centros de inserción social acogen a internos en régimen abierto, realizan el seguimiento de reclusos con penas que no impliquen una privación de la libertad o que consistan en servicios a la comunidad. En el caso de Urdangarin, éste tendrá que acudir a determinadas actividades para aquellos que cumplen pena por delitos económicos. El Centro Melchor Rodríguez debe su nombre al anarquista, llamado ‘El Ángel Rojo’, que fue director de prisiones al inicio de la Guerra Civil española en 1936. 

El interior del CIS de Alcalá de Henares.

Iñaki Urdangarín ingresó en la tarde de este miércoles 13 de enero en el citado centro alcarreño con aparente tranquilidad y con una ligera sonrisa, que escondía su preocupación interna. 

El marido de la infanta Cristina no ha realizado declaraciones a su entrada. Y a lo largo del día de hoy conocerá ya personalmente a los que serán sus compañeros dentro del CIS. Aquí comenzará su programa de reinserción social sobre delitos económicos enfocado a presos condenados por corrupción. Incluso tendrá que entrevistarse con víctimas de este delito. Es un requisito indispensable por el que tendrá que pasar Urdangarin para lograr en breve el tercer grado penitenciario.

Su abogado, Mario Pascual Vives, ya ha declarado que seguirán luchando para la obtención de ese tercer grado, un paso más hacia la libertad, cuando acaba de cumplir dos años y medio de condena.

COMPARTIR: