19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fiscalía de Orense también pide ocho años de alejamiento del menor para la mujer, que niega todo lo ocurrido

Piden diez años de prisión para una mujer por abusar de un amigo de 14 años de su hija

Audiencia Provincial de Ourense
Audiencia Provincial de Ourense
Este jueves se ha celebrado el juicio en la Audiencia Provincial a la vecina de O Carballiño (Orense) acusada de mantener relaciones sexuales con un menor de catorce años. Los hechos se habrían desarrollado en una fiesta programada por su hija en la vivienda de la acusada y durante el juego de la botella. La mujer ha negado los actos en el juicio. El caso ha quedado visto para sentencia. El ministerio público pide para ella 10 años de prisión.

Una mujer del pueblo gallego de O Carballiño (Orense) ha sido juzgada el pasado día 8 de julio por supuestamente mantener relaciones sexuales con un menor. El juicio se ha llevado a cabo a puerta cerrada, como suele ser habitual en casos de delitos sexuales, dada la delicadeza de estos asuntos y la importancia de preservar la identidad de la víctima. El menor con el que presuntamente mantuvo relaciones es amigo de una de las hijas de la acusada.

En mayo de 2019 se produjeron los sucesos que el día 8 llevaron a disposición judicial a esta vecina gallega. En la casa de la acusada se estaba desarrollando una fiesta a la que estaba invitado el menor -amigo de una de las hijas- y varios de sus compañeros. Los hechos tuvieron lugar durante el desarrollo del 'juego de la botella', durante el cual la mujer le pidió al chico que se fuera a otra habitación de la vivienda con ella. En un primer momento el menor se mostró contrario a esta propuesta.

El resto de los invitados a la fiesta. junto con las hijas de la mujer. animaron al menor a ceder. Finalmente, decidió hacer lo que la acusada le había propuesto y en esta estancia de la casa supuestamente comenzaron los actos de los que se le acusa. Según la Fiscalía, aún a sabiendas de que el chico tenía catorce años, la acusada mostró una actitud lujuriosa, besando al joven a pesar de que sus hijas se encontraban a pocos metros de distancia.

Sin embargo, los hechos no terminaron aquí sino que supuestamente la acusada tocó las partes íntimas del joven dejando caer su disposición a mantener relaciones sexuales. Algo de lo que logró convencerle manteniendo ambos un encuentro sexual completo. Y aunque el joven ha reconocido que la adulta no practicó la violencia contra él, la puesta en conocimiento de este suceso por parte del menor a sus padres provocó que se llevase a cabo la denuncia.

El Ministerio Público ha solicitado una condena de 10 años de cárcel para la acusada. Sin embargo, la pretensión es que ésta no sea la única medida ya que se ha propuesto una orden de alejamiento de mínimo 300 metros entre la víctima y la mujer, que estará vigente durante ocho años. Tampoco se le permitirá a la adulta comunicarse de ninguna manera con él. Por su parte, la defensa ha pedido que se dicte la libre absolución de la acusada. El asunto quedó el jueves 8 de julio visto para sentencia.

COMPARTIR: