17 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La exbibliotecaria del Tribunal elaboró 4 de los 7 apéndices que componen el original, de los que se usaron dos en un nuevo volumen sin su permiso

Matilde Chamorro, coautora del libro sobre el Supremo: “Se han apropiado de una obra que ellos no han escrito”

Dos trabajadoras de la biblioteca del Tribunal supremo, ya jubiladas, reclaman la autoría del libro ‘El Tribunal Supremo del Reino de España. Estudio jurídico e institucional’ publicado en 2017 por el Boletín Oficial del Estado y el Tribunal Supremo. Aseguran que es una reimpresión de un libro que fue publicado en 2008 y en el que, a pesar de ser ellas dos las únicas autoras, al trabajo se sumaron otros catedráticos, que en ningún momento participaron en la obra nueva.

Ayer elcierredigital.com informaba sobre el caso de Matilde Chamorro y María Luisa Román, dos trabajadoras de la biblioteca que publicaron un libro en 2008 y que, tras una década, se dieron cuenta de que había sido reimpreso sin nombrarlas a ellas como autoras. En la segunda parte de este reportaje se explica cómo fue escrito y cuáles son las verdaderas autoras del libro original: ‘El Tribunal Supremo del Reino de España’, publicado en 2008 por el Boletín Oficial del Estado y el Tribunal Supremo.

Matilde Chamorro, exdirectora del archivo documental de la biblioteca del Tribunal Supremo, fue coautora del libro ‘El Tribunal Supremo del Reino de España’. A ella le correspondió la elaboración de cuatro de los siete apéndices que componen ese volumen. De esos cuatro, dos de ellos son los que se han reproducido de manera literal en el libro ‘El Tribunal Supremo del Reino de España. Estudio jurídico e institucional’. En concreto, se trata de los apéndices ‘Breve biografía de los presidentes del Tribunal Supremo’ y ‘Relación alfabética de los señores magistrados del Tribunal Supremo desde 1812’.

Vena de la edición de 2017 en internet

El resultado de un duro trabajo

La reimpresión publicada en 2017, que pretende ser una primera edición, puesto que tiene un ISBN y número de Depósito Legal único, presenta como autores a Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila, vizconde de Ayala, marqués de la Floresta y duque de Ostuni, del desaparecido Reino de las Dos Sicilias, en Italia, y Félix Martínez Llorente, catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones de la Universidad de Valladolid. Sin embargo, ninguna de las dos antiguas trabajadoras fue consultadas para autorizar el uso de los capítulos y los apéndices en el nuevo libro. “Me tendrían que haber pedido permiso para hacer uso de mis textos y para no citarme, que es lo que ha pasado”, comentaba María Luisa Román para elcierredigital.com, enfadada.

El libro original se presentó al público en 2008 por Francisco Hernando Santiago, el entonces presidente del Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial, en el Salón de Pasos Perdidos en el Palacio de Justicia.  Sin embargo, a la hora de presentar los borradores finales más de diez autores se sumaron a la autoría de la obra. “Ninguno de ellos lo ha escrito, solo hemos escrito el libro María Luisa Román y yo”, explica Matilde Chamorro. “Cuando nos dijeron que teníamos que dárselo a toda esta gente porque eran los que iban a pagar para publicar y gastarse el dinero, fue cuando nos dimos cuenta”, señala. Estoy indignada. La publicación de mis dos Apéndices suponen una vulneración de mi propiedad intelectual. Jamás autoricé a esos dos señores a reproducir nada escrito por mí” afirma Matilde Chamorro.

Uno de los apéndices originales y la copia.

La elaboración de la obra fue el resultado de años de duro trabajo en los que María Luisa y Matilde realizaron una profunda labor de investigación en los archivos. La autora explica que el proceso de elaboración del libro fue muy duro: “Recuerdo muy bien que su elaboración fue trabajosa y ardua. Tuve que hacer mucha investigación. Me llevó bastante tiempo su redacción. Vinieron y nos dijeron de parte del Señor Presidente del Tribunal que le dijéramos cuántos presidentes había habido. Y fue en ese momento cuando nos pusimos a trabajar en ello, una cosa llevó a la otra; empezamos por los orígenes y hasta que terminamos en 2008”, cuenta la exdirectora de los archivos.

El segundo de los apéndices originales y su copia.

Chamorro, entre risas, califica a los supuestos autores como “una panda de cretinos” que se “han apuntado al libro que hemos escrito y no tengo ni la más remota idea de en qué han colaborado”. “Alfonso Ceballos-Escalera no es el director técnico, es el que lo pagó. Como puso el dinero dijo que había dirigido el libro, pero en ningún momento lo vimos aparecer por los archivos”. Entre risas, bromea diciendo “si todos los autores que dicen que son de verdad lo hubieran sido, no habríamos cabido en la sala de reuniones”.

“Cuando elaboramos nuestro libro, el BOE fue muy exigente con nosotras, en todos los sentidos. Y cumplimos. El libro estaba perfectamente catalogado. ¿Cómo es posible que nadie en el Supremo y en el BOE hayan controlado este «nuevo» libro del Supremo y que dos señores hayan podido publicarlo con el marchamo de las dos instituciones y sus firmas? No lo entiendo, de verdad.” Comenta perpleja la funcionaria, ya jubilada.

En 2008, las autoras tuvieron que firmar un documento “renunciando a nuestros derechos económicos”, pero entienden que “la autoría es otra cuestión”. Las autoras se quejan de la permisividad del Boletín Oficial del Estado y el Tribunal Supremo, puesto que, aunque el libro pretenda ser una reimpresión actualizada, parte de su contenido ha sido plagiado sin su consentimiento.

 

COMPARTIR: