27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las conversaciones fueron grabadas por el espía y recogen los pagos del policía al infiltrado en casa del extesorero del Partido Popular

El excomisario Villarejo a su confidente Sergio Ríos, antiguo chófer de Bárcenas: "Pon dos mil, no doscientos ¡mamón!"

El excomisario José Manuel Villarejo.
El excomisario José Manuel Villarejo.
En esta tercera entrega, elcierredigital ofrece parte de las conversaciones entre el excomisario José Manuel Villarejo y su confidente Sergio Ríos Esgueva, donde ambos intercambian información y opiniones sobre Bárcenas, su esposa y la actualidad política. Estos encuentros se producían de manera regular, al menos una vez al mes puesto que Villarejo pagaba dos mil euros a Ríos por su trabajo cerca de la familia Bárcenas.

Los encuentros entre el excomisario José Manuel Villarejo y su "infiltrado" dentro de la famila Bárcenas, el chófer Sergio Ríos Esgueva, fueron grabados y almacenados por el expolicía. En concreto, en un pendrive reseñado como "Indicio BE9" e intervenido en el domicilio habitual del excomisario en Boadilla del Monte y en un disco duro reseñado como "Indicio GT23", que fue intervenido en el domicilio de Rafael Redondo, abogado y socio del excomisario en algunas de sus empresas. La Policía escuchó y pasó a papel todas esas horas de conversaciones para el que juez y la Fiscalía pudiesen acusar a Bárcenas y a quien tuviese algún tipo de implicación en el caso Gürtel y en otras piezas que posteriormente se fueron derivando de esta causa.

Las conversaciones se producen cuando Luis Bárcenas, el extesorero del PP, ya había ingresado en prisión y ambos interlocutores se tratan familiarmente. Todos los meses Villarejo pagaba, presuntamente, dos mil euros en efectivo a Sergio Ríos por la información que le facilitaba. El excomisario trataba de recuperar, supuestamente, información que el extesorero del PP tendría escondida en archivos informáticos relativa a la caja B del Partido Popular. Elcierredigital.com reproduce algunas de la conversaciones transcritas por los investigadores de la causa Gürtel, instruida por el juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Rosalía Iglesias y Sergio Ríos en segundo plano.

"Villarejo: Me pareces un tío que aprendes con una rapidez que te cagas (...). Tu habrás visto que yo achucho poco y que... pon dos mil, no doscientos ¡mamón!

Sergio: Ah, dos mil, exacto.

Villarejo: ¡Hombre! y pon en letra si no te importa.

 Sergio: Ah, vale, vale.

Villarejo: Eso es (se escucha como si estuvieran manipulando papel) y pon eso, gastos de septiembre ¿no? Perfecto. Pues, en líneas generales yo creo, estoy satisfecho".

Al excomisario y al exchófer de Bárcenas les preocupa que puedan verlos juntos e incluso de manera casual y hablan de la estrategia a seguir si eso ocurriera:

"Sergio: No, no, yo si un día te veo...

Villarejo: Tú si un día me ves, tú no me conoces, tú no tienes ningún tipo de nada y tal y cual..

Sergio: Si sigue el modus operandi que hemos hecho lo normal es que yo me presente a ti.

Villarejo: ¡Eso es!

Sergio: Y llévame a algún sitio o tal. Hola buenas, soy Sergio, el conductor de la señora (Rosalía Iglesias, esposa de Bárcenas) ¿cómo está usted?

Villarejo: Efectivamente ¿Por qué? Porque he dicho, digo, hace galta una buena línea de comunicación".

También opinan en sus encuentros sobre la estrategia de Luis Bárcenas, el extesorero que ya estaba en la cárcel y amenazaba con "tirar de la manta" en evitar ser inculpado solo él por toda la trama.

"Villarejo: Sí, sí, en ese sentido si ahí lo que hay que tratar es, insisto, que la cosa se vaya reconduciendo, que vaya mejorando y que vaya bajando el perfil y la intensidad.

Sergio: Lo único malo es que él ya está mentalizado a quedarse (Bárcenas en la cárcel).

Rosalía Iglesias, mujer de Bárcenas.

Villarejo: No, pero no está.

Sergio: Ya sé, pero lo que quiero decir que la mentalización, que a lo mejor abre más sandías que luego se puede arrepentir de haberlas (...) porque entre tú y yo, yo sé que se ha arrepentido de haber entregado el pendrive.

Fueron los fiscales

El excomisario incluso da su versión de lo ocurrido antes del ingreso en prisión de Bárcenas a Sergio Ríos, o al menos de lo que él entiende que habría ocurrido antes para que el extesorero del PP hubiese llegado a la cárcel de Soto del Real, de manera provicsional tras su declaración ante el juez:

"Villarejo: Ahí fue la Fiscalía, fueron los fiscales eh..

Sergio: Sí, pero que...

Villarejo: Fueron los fiscales porque fue Gallardón eh.

Sergio: Sí, pero...

Villarejo: Ahí la jugada.

Sergio: Lo que tengo entendido es que ya lo tenía escrito.

Villarejo: ¿Eh?

Sergio: Tardó solamente dos horas y eran no sé cuántas páginas.

Villarejo: Hombre pero ya estaba pactado, estaba pactado antes. Pero eso es una traición que hace Gallardón a... pues ¿por qué? Porque a Aznar le interesaba pues Gallardón que entrara p´adentro y se preparara, montara una bronca, provocar un congreso...

Sergio: ¿A Aznar le interesa?

Villarejo: Claro, Aznar quiere provocar un congreso extraordinario.

Sergio: Es que está todo lo del dinero, todo lo de la Fórmula, es que lo ha dicho, vamos a ver y la boda, (Alejando Agag y Ana Aznar), todo lo llevó éste (Francisco Correa), las gestiones con el otro, si es que lo que pasa es que estará prescrito pero la imagen de Aznar puede caer por...

Villarejo: Sí, sí, toda la boda lo llevó él, ya lo sé (Correa).

Sergio: Toda la boda la llevó él y Arenas (Javier) entonces.

María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy y Javier Arenas.

Ambos hablan en un momento de la conversación de la indemnización por el despido de Bárcenas, aquella famosa "indemnización en diferido" de la que hablaba María Dolores de Cospedal, entonces secretaria general del PP,  en rueda de prensa y que tanto llamó la atención.

"Sergio: Zaplana... jamás he oido de...

Villarejo: Se ha tirao p´atrás ¿no? Y ahí lo de... lo que me jode es lo de este Javier macho ¡cómo se ha equivocao el tío éste!

Sergio: Se ha equivocao, se ha equivocao, y tenía ahí un puente... todo fue...

Villarejo: ¿Por qué se ha equivocao? ¿Por?

Sergio: Primero por por intentar, es que, vamos a ver, la sospecha del señor (Bárcenas) porque la señora lo ha dicho claramente, era que él debe tener alguna cosa con Casals (Mauricio) o con Arenas por parte de Galeote, dice, porque parte de la conversación que le dieron, éste detectó que no eran de Rajoy y estos le estaban vendiendo la bicicleta que era de Rajoy y le ofrecieron la indemnización en B, oye te lo van a embargar, es una salida, y ya fue cuando dijo, vamos a ver que tiene dinero mi mujer, mi familia sabéis que tiene dinero suficiente como si tienen que vender las casas, que me van a ayudar, no os preocupéis".

"A mi me cae muy bien"

La seguridad e intentar evitar que les "pinchasen" los teléfonos era otras de las preocupaciones del matrimonio Bárcenas-Iglesias y Sergio Ríos se lo comenta a Villarejo:

"Sergio: Vale, pues ahí estuvieron y fíjate como se dio la conversación que le dijo la señora toma mi teléfono ¿qué te crees que te estoy grabando? ¿Tú me estás grabando a mi Javier? Dice, me estás preguntando cosas que sabes. Se mosqueó la señora, de hecho me contó la señora, la señora me dijo (él habría dicho): "Bueno, no te pongas así que de verdad que yo intento, sé que me... situación es muy difícil y tal" y dijo "venga te llevo para casa" y dijo, "no, mi marido me ha dicho que solamente me subo al coche con Sergio.

Villarejo: Joder, joder.

Sergio: O sea que terminarán... y por la noche recibió un mensaje de Don Javier y le dijo: "He hecho lo que me has dicho, he finiquitado todo tipo de trato, un abrazo" y me dijo ella: "Fíjate en vez de un beso, un abrazo cuando el papelón nos lo ha puesto a nosotros.

Villarejo: Que ha finiquitado todo, ¿en qué sentido?

Sergio: Porque le dijo ella, "dile a con quien vas que no hay ningún tipo de trato, que no hay nada, que ahora Luis no está por la labor de la Prensa, porque ya os lo hemos demostrado" dice, pero "Luis está para la Justicia y arrieritos somos...

Villarejo: Si, no, no..

Sergio: Éste no es ningún santo (Bárcenas), pero está claro que se está comiendo una comilona que ha habido más comensales y se la está comiendo él solo, obviamente.

Villarejo: No, es un tío con huevos eh. Además es un tío con tarro. A mi me cae muy bien (ríe)...".

COMPARTIR: