20 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se espera su llegada días antes del evento del 22 y 23 para que "le tomen medidas y ajusten su silla adaptada en el Bribón, pues ha perdido volumen"

Juan Carlos I regresa a España este abril para competir en las regatas de Sanxenxo como avanzó El Cierre Digital

El Cierre Digital en
/ Juan Carlos I a bordo de su barco Bribón.
El Emérito vuelve a España este mes de abril para cumplir su deseo de asistir a las regatas de Sanxenxo, en Pontevedra. Juan Carlos I ha dado orden de poner a punto su embarcación, el 'Bribón', para participar en esta competición de vela que se celebra el 22 y 23 de abril, aunque se le espera en la localidad unos días antes para que "le tomen medidas y ajusten su silla adaptada en el barco, pues ha perdido volumen". El monarca aprovechará este viaje para "poner a punto sus asuntos en España".

El rey Emérito vuelve a cambiar sus planes respecto a su regreso a España. Como ya informó elcierredigital.com el pasado mes de marzo, Juan Carlos I volvería "si la salud se lo permite" para competir en las regatas de Sanxenxo (Pontevedra). El monarca se encuentra en "un momento eufórico" y su intención es la de navegar a bordo del 'Bribón' cuanto antes.

De acuerdo a sus deseos, Juan Carlos acudirá a la regata que se celebra del 22 al 23 de abril, en concreto al V Circuito Clase 6mR de la Copa de España. Según informan a elcierredigital.com fuentes cercanas al Emérito, "el monarca está pasando por un buen momento de salud y ha perdido bastante volumen, por ello tendría que venir a España unos días antes para que le tomen medidas del arnés que utilizará en su barco, además de ajustarle la silla adaptada que está instalada en la embarcación debido a sus problemas de movilidad".

En este viaje a España, la intención prioritaria de Juan Carlos "es competir", aunque "también podría aprovechar para recuperar algunas de sus pertenencias y documentos en el país". Como ya es habitual en el Emérito, sus planes iniciales para su regreso a nuestro país se han ido modificando en los últimos meses. En un primer momento, se conoció su intención de volver a Europa para la coronación de Carlos III, que será el próximo 6 de mayo, y aprovechar su viaje para asistir a la regata de junio en Sanxenxo.

emerito_bribon

Juan Carlos I navegando junto a Pedro Campos.

Sin embargo, en un nuevo giro de planes Juan Carlos asistirá primero a esta regata menor –de tan solo dos días, el 22 y 23 de abril– y posteriormente continuará su viaje a Reino Unido para acompañar a la Familia Real Británica. Regresará a España en junio para asistir a una segunda regata en Sanxenxo los días 9, 10 y 11.

Según informan a elcierredigital.com fuentes cercanas al Emérito, "es probable que Juan Carlos no se aloje en casa de su amigo Pedro Campos en la localidad gallega". Tal y como relatan estas mismas fuentes, esta decisión se habría tomado en base a "las filtraciones que se dieron en la última visita del Emérito a Sanxenxo con Campos como anfitrión". Además, voces cercanas a la Familia Real aseguran que "por motivos como este, Pedro Campos no cae en gracia en la Zarzuela".

La herencia de Juan Carlos I

Otro de los datos en exclusiva a los que ha podido acceder elcierredigital.com a través de fuentes cercanas a la Casa Real, es la "posibilidad de que Victoria Federica, hija de la infanta Elena, viaje con su abuelo Juan Carlos a Abu Dhabi para quedarse allí como su hermano Froilán".

Según estas mismas fuentes, "Victoria Federica parece mostrarse en desacuerdo con esa alternativa". Y es que esta maniobra con los hijos de Elena, que tendrían domicilio fiscal en el extranjero, "podría facilitar que Juan Carlos I les pasara a sus nietos la comentada herencia que habría estado arreglando con su hija en Suiza el pasado 2022".

Dos meses después de su truncada vuelta a España en junio de 2022, elcierredigital.com accedía en exclusiva a las primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I después de su desaparición pública durante el verano. Las instantáneas fueron tomadas en Suiza, concretamente en Ginebra. Tal y como desvelaba elcierredigital.com en primicia, Juan Carlos I estuvo varias horas, al menos, desde el 30 de agosto de 2022 en Ginebra con la infanta Elena donde precisamente reside la infanta Cristina desde hace nueve años. Ahora, en pleno proceso de divorcio de Iñaki Urdangarin, y con una millonaria fortuna de por medio.

Elcierredigital.com consiguió constancia gráfica de este encuentro, que muestran las fotografías a las que accedió en exclusiva. Un encuentro que tuvo lugar precisamente en la localidad suiza donde reside desde el año 2013 la segunda hija de Juan Carlos I, Cristina de Borbón, exduquesa de Palma, trabajando para la Fundación Aga Khan, propiedad del millonario islamita amigo íntimo de su padre.

rey-juan-carlos-suiza-3

El rey Emérito entrando al hotel suizo este martes 29 de agosto / elcierredigital.com

La llegada de don Juan Carlos a esta localidad suiza tenía una trascendencia especial debido a la situación en la que se encontraba su hija, la infanta Cristina, en pleno divorcio de su marido, Iñaki Urdangarin, padre de sus cuatro hijos, y condenado a cinco años y diez meses por corrupción en el caso Nóos. Además, Juan Carlos I visitaba Suiza después de quedar libre de la investigación abierta desde haces varios años por el fiscal Yves Bertossa, por canalizar presuntamente dinero opaco a sus cuentas. Una investigación que quedó archivada por falta de pruebas.

Desde elcierredigital.com expresábamos la posibilidad de que su presencia en esta ciudad se pudiera deber a que, libre de toda investigación y del bloqueo de cuentas, pudiera acceder con facilidad a ellas y mover y dejar poderes a quienes sean sus futuras herederas, sus hijas, las infantas Elena y Cristina de Borbón.

No hay que olvidar que en marzo de 2020 el rey Felipe VI comunicó que rompía definitivamente con la herencia de su padre Juan Carlos I. Y no solo personal, como hizo con su hermana Cristina, sino también política y económicamente. Sin embargo, sus hermanas Cristina y Elena nunca han manifestado que no quieran asumir la herencia millonaria de su padre, cuyas principales cuentas se encuentran en Suiza.

Ahora, según informan fuentes solventes a elcierredigital.com, el rey emérito podría “haber solucionado” el tema de “la herencia de sus hijas, así como el del divorcio de Cristina de Borbón y Urdangarin” por lo que está “más animado”. Cabe recordar que la hija del emérito y el exduque habrían llegado a un acuerdo que supondría para este último una indemnización de más de dos millones de euros y 25.000 euros al mes.

COMPARTIR: