17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Agentes de la Benemérita declaran: "El municipio cántabro debería costear ese servicio y la Guardia Civil atender el nivel 4 de alerta terrorista"

Denuncian la custodia de un árbol navideño en Cantabria por la Guardia Civil en lugar de la policía local

El Cierre Digital en
/ Guardias Civiles vigilan el árbol de Navidad en la localidad cántabra de Cartes.
Polémica por el servicio de vigilancia efectuado por la Guardia Civil para custodiar el Árbol de Navidad del municipio cántabro de Cartes, regentado por el alcalde socialista Agustín Molleda. Fuentes del Instituto Armado señalan "el malestar por las horas empleadas en esta función cuando se ha incrementado el número de robos en viviendas en Cantabria y existe una alerta antiterrorista en España".

Una nueva ‘polémica’ afecta durante estas fiestas navideñas a la Comandancia de la Guardia Civil de Cantabria dirigida por el coronel Antonio Orantos –además del presunto caso de extorsión por parte de un agente de la Benemérita a una trabajadora sexual del Club ‘New Borgia’, tal como reveló elcierredigital.com–. 

Según señalan fuentes internas del Instituto Armado a este diario, el malestar se ha instalado entre los agentes a causa del "servicio de vigilancia efectuado por la propia Guardia Civil para ‘custodiar’ el Árbol de Navidad del municipio cántabro de Cartes". Consideran que "hay funciones más prioritarias, como la seguridad ciudadana por el incremento de robos en viviendas en la región cántabra, además de la alerta antiterrorista en España durante estos días", manifiestan estas fuentes que subrayan que en la página de Facebook ‘Más que Guardia Civil’ se hace alusión a esta situación.

El Ayuntamiento de Cartes –con 4.000 habitantes–, presidido por el alcalde socialista Agustín Molleda, protagonizó el pasado 5 de diciembre la inauguración del alumbrado navideño del árbol más grande de Europa con 65 metros de altura, 40 toneladas de peso y decorado con 24.000 metros de luces led. Sin embargo, según relatan estas fuentes del Instituto Armado, "a pesar de la falta de efectivos en Cantabria, la necesaria atención al ciudadano y la escasa afluencia de público en este árbol gigante –ubicado en el Parque del Torreón de Santiago de Cartes–, este árbol luminoso ha recibido durante las últimas semanas una vigilancia intensiva por parte de agentes de una unidad especial de reserva de la comandancia de Cantabria (USECIC)". 

Y aclaran ante elcierredigital.com que "estos recursos policiales no deberían haber sido utilizados para un árbol navideño, sino para cumplir una orden del plan de prevención y protección antiterrorista". Estas mismas fuentes sostienen que "este tipo de funciones municipales deben ser gestionadas por policías locales, y sufragadas, en este caso, por el consistorio de Cartes, pues estos agentes especiales de la Guardia Civil no son para uso ‘particular’ o ‘exclusivo’ de ningún ayuntamiento".

"El alcalde de Cartes telefoneaba a los agentes para vigilar el árbol"

Según el relato de estas fuentes internas del Instituto Armado a elcierredigital.com, "desde la inauguración en diciembre del Árbol, el propio coronel Orantos ordenó la presencia de la USECIC. El problema surge por el malestar que se instala entre los componentes de esta unidad, pues desde entonces, el árbol se convierte en el único servicio que realiza este grupo especial, con custodia estática durante 6 horas a pie del árbol a modo de ‘vigilancia privada’, todo ello, a merced del alcalde de Cartes", denuncian.

alcalde_cartes

Agustín Molleda, alcalde de Cartes.

Y afirman estas fuentes que "los guardias civiles también han llegado a recibir llamadas telefónicas del alcalde socialista Agustín Molleda relacionados con el servicio de vigilancia del árbol navideño".

Malestar por los turnos de vigilancia del árbol

Otro de los conflictos desatados en torno al árbol de Cartes, tal como ponen de manifiesto estas fuentes del Instituto Armado, está relacionado con los "turnos exigidos a la USECIC, con cambios de horarios de servicios de última hora, un hecho contrario a la orden general que regula el servicio de esta unidad, donde por normativa el servicio, una vez planificado, no se puede cambiar sino es por necesidades imprevistas".

Y recuerdan que Cantabria sufre, especialmente estas fechas, "un déficit de plantillas y personal de la Guardia Civil para garantizar la seguridad ciudadana en las poblaciones donde los agentes son responsables. Y desde la dirección de Madrid se emiten órdenes para reforzar servicios en prevención de atentados terroristas, realización de controles y vigilancias donde haya aglomeraciones de ciudadanos, órdenes que asumen estas unidades de USECIC, por lo que en Cantabria este tipo de unidad especializada se vuelve fundamental para estos cometidos".

De esta manera, aseguran, "esta Navidad la unidad especial ha estado ‘hipotecada’ con la vigilancia del árbol de esta pequeña localidad, diezmando la seguridad del resto de Cantabria, cuando es este alcalde quien debería pagar horas extras a su policía local o contratar seguridad privada", subrayan estas mismas fuentes.

guardia_civil_arbol

Varios agentes de la Guardia Civil custodian el Árbol de Navidad en Cartes.

En cuanto a la afluencia de visitantes, según información recabada por elcierredigital.com, esta ha ido disminuyendo desde su inauguración, con tramos, como el pasado 17 de diciembre, con apenas 3.000 personas en una jornada, u otros, con menos de 50 personas bajo la estricta vigilancia de una decena de agentes de la USECIC.

Por otra parte, fuentes municipales consultadas por este diario señalan que "Cantabria en navidades tiene otras localidades con eventos que superan masivamente la afluencia de gente al Árbol en Cartes, como es el caso de Camargo, Castro Urdiales o Quijano". Sin embargo, apuntan estas fuentes internas, "esta unidad no ha realizado este servicio en localidades más pobladas, no ha habido presencia de este tipo de seguridad pública".

Agresión a guardias civiles

Para ilustrar la falta de efectivos que sufre Cantabria, estas fuentes internas del Instituto Armado detallan a elcierredigital.com "el apaleamiento a unos guardias civiles ocurrido en Castro Urdiales durante la madrugada del pasado 16 de diciembre, cuando venían de una cena de navidad. Fueron estos mismos agentes agredidos los que se vieron obligados a detener a sus propios agresores, pues en esta localidad no había ni una patrulla de la Guardia Civil, ni en turno de noche ni de mañana".

Es decir, continúan, "esta precariedad acarrea que las detenciones a consecuencia de esta agresión la practiquen estos mismos agentes golpeados que se encontraban fuera de servicio, de paisano, después de una cena de navidad. Ellos mismos tuvieron que quedarse a custodiar a los detenidos al carecer Castro Urdiales de patrullas".

‘Esta agresión ha indignado a numerosos agentes de Cantabria, sobre todo al conocerse que la USECIC tenía un servicio en Castro Urdiales aquella madrugada de los hechos, lo que podría haber evitado la paliza a los propios compañeros, ya que la zona de ocio donde ocurrieron lo hechos es un área céntrica en el objetivo de las patrullas", subrayan a este diario.

No obstante, "se da la circunstancia de que agentes de esa compañía habían solicitado semanas atrás al coronel Orantos el refuerzo de esta unidad, ya que la delincuencia había aumentado. Al parecer, el coronel denegó esta petición aunque autorizó la protección del Árbol de Cartes, y eso que en el caso de la Nochebuena tuvo que anular días antes un servicio de vigilancia del árbol en base a la insignificante afluencia nocturna".

Respecto a la Nochevieja, "el coronel ordenó un servicio de la USECIC exclusivamente en Cartes para el día 1 de enero, debido a la celebración por parte de este ayuntamiento de un botellón de alrededor de 1.000 personas, lo que supuso que otras localidades más pobladas como Castro Urdiales, Camargo, Astillero, Laredo, Santoña, Solares, no contaron con la presencia de esta unidad especial".

COMPARTIR: