09 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Vox entra en el Parlament con 11 escaños y consigue adelantar a PP y CS que pasa de ser la fuerza más votada a perder un millón de votos en tres años

La victoria de Salvador Illa no desaloja a los independentistas que pierden 700.000 votos en Cataluña

Salvador Illa.
Salvador Illa.
El PSC de Salvador Illa ha ganado en votos las elecciones al Parlament de Cataluña en número de votos, pero ERC le ha empatado en escaños (33) en una jornada marcada por la pandemia, las medidas de seguridad sanitaria y la participación más baja (53,5%) en unas elecciones catalanas en democracia.

La jornada transcurrió con cierta normalidad, a pesar de la pandemia, los colegios electorales cerraron a las 20.00 horas y el recuento de votos fue relativamente rápido. En cuanto al detalle de los resultados, el candidato de los socialistas catalanes, Salvador Illa, obtuvo el 22,99 % de los votos (645.892) y –con el 99,10% escrutado– colocó al PSC como la fuerza más apoyos en Cataluña, seguido muy de cerca por ERC con el 21,32% (598.921). La tercera fuerza política en la cámara catalana es JxCat con 564.074 votos (20,08%) y la sorpresa de la noche fue Vox, el partido que lidera Santiago Abascal, que rompió el techo que le habían dado todas las encuestas al irrumpir con 11 diputados y convertirse en la cuarta fuerza política en Cataluña con 215.770 votos (7,68%).

Los votos recogidos por el candidato de Vox, Ignacio Garriga, provienen en gran parte de Ciutadans que fue el gran derrotado. El partido naranja perdió 30 escaños y 952.304 votos y se queda en el Parlament con tan solo 6 diputados. Quien no pudo recuperar electorado fue el Partido Popular a pesar de los fichajes de Lorena Roldán y de Eva Parera. Alejandro Fernández perdió un diputado y el PP entra en el Parlament con 3 escaños, perdiendo más de 76.000 votos.

Ignacio Garriga. 

La incógnita de la noche era si el PDeCAT que representaba el espacio de la antigua Convergència conseguiría entrar en el Parlament, algo que finalmente la candidata Àngels Chacón no consiguió. Con 108.795 votos, el PDeCAT se quedó con el 3,85% de los votos. Estos votos son precisamente los que separan a JxCAT de ERC. Los de Laura Borràs se han quedado en la tercera posición en el Parlament de Catalunya, por detrás de ERC y, por tanto, la correlación de fuerzas independentistas pasa de estar liderada por los de Carles Puigdemont a serlo por los de Oriol Junqueras.

Las consecuencias de abstención

La suma de las tres formaciones independentistas más importantes (JxC, CUP y ERC) ha sido de 1.358.909 votos, es decir más de 700.000 menos que en los anteriores comicios en 2017, después de los sucesos del 1 de octubre y tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española que suponía la suspensión temporal de la Autonomía por parte del Gobierno de Mariano Rajoy. En esa convocatoria electoral la suma de las tres formaciones obtuvo 2.080.320 votos

Carlos Carrizosa candidato de Cs. 

Sin embargo, el gran perdedor de estas elecciones autonómicas ha sido Ciudadanos que hasta este momento era la fuerza más votada de la región y el mayor grupo parlamentario. El partido de centroderecha se queda con tan sólo 6 diputados, perdiendo ni más ni menos que treinta escaños. En 2017 la campaña de Inés Arrimadas, hoy al frente del partido a nivel nacional, les reportó 1.109.000 votos. Los expertos aseguran que han sido los votantes de la formación naranja los que más han apostado por la abstención y que, por otro lado, los que sí han acudido a las urnas se han decantado por el PSC ya que este espectro ideológico, el del españolista de izquierdas, era el que ocupó la formación naranja en Cataluña, algo que le diferenciaba con su estrategia a nivel nacional, más cercada a la derecha. 

COMPARTIR: