18 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

De tener cargos públicos con el Partido Popular a irrumpir con Vox en el Parlamento de Andalucía

Así ha sido la carrera política de Santiago Abascal, el nuevo líder de la derecha que acecha a los partidos tradicionales

Santiago Abascal, líder de Vox
Santiago Abascal, líder de Vox
La nueva cara de la derecha en España tiene nombre, Santiago Abascal Conde, el líder del partido Vox, que ha entrado en el Parlamento de Andalucía con 12 escaños y tiene la llave para la gobernabilidad de la comunidad. Nació en Bilbao, el 14 de abril de 1976, procedente de una familia acomodada de Amurrio, en Álava.

Santiago Abascal desde los 18 años ha estado vinculado estrechamente con el mundo de la política, edad a la que se afilió al Partido Popular, pero el interés le viene de familia. Su padre, Santiago Abascal Escuza, ha tenido relación directa también con el PP, siendo dirigente local del partido en Álava durante más de 35 años. Antes, formó parte de Unión Nacional Española, un partido de derecha tradicionalista, conservadora y carlista y, más tarde, de Alianza Popular. Fue concejal en el Ayuntamiento de Amurrio, miembro de la ejecutiva del Partido Popular en el País Vasco y portavoz de su grupo juntero en las Juntas Generales de Álava.

Abascal padre estuvo amenazado por ETA y su hijo también asegura que fue blanco de los terroristas, motivo por el que siempre sale a la calle con una pistola Smith & Weeson. Pero no es el único en la familia que ha pasado por el mundo político, pues su abuelo ostentó un cargo de alcalde durante el franquismo, desde el año 1963 hasta 1979.

abascal_padre

Santiago Abascal junto a su padre, Santiago Abascal Escuza

A los 23 años de edad, el presidente de Vox obtuvo su primer cargo público de la mano del PP, siendo elegido concejal del Ayuntamiento de Lloido, en la provincia de Álava. Ya en el año 200 fue elegido presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular del País Vasco y ocupó ese cargo durante cinco años. En esa época también fue miembro de la Junta Directiva Nacional del PP y hasta el 2013 perteneció a la ejecutiva del Partido Popular del País Vasco. Pero ese mismo año presentó su baja del partido por diferencias irreconciliables con la cúpula y comenzaría su andadura con su nuevo partido.

También fue diputado del Parlamento Vasco, después de sustituir en dos ocasiones a dos de sus compañeros que renunciaron al acta, por lo que entro sin ser elegido, al aparecer el siguiente en la lista. Sin embargo, en las siguientes autonómicas no logró escaño.

santiago_abascal_caballo

Santiago Abascal en caballo

Tras las elecciones de Mariano Rajoy en 2011, el actual líder de Vox volvió a entrar en el Parlamento Vasco, pero el nuevo líder del PP en el País Vasco le vetó la entrada, situación que aclaró más tarde: "me pidieron la renuncia preventiva y previa al acta de diputado que me correspondía en caso de que (Carlos) Urquijo tuviera que renunciar a ella para asumir el cargo de delegado del Gobierno en el País Vasco". Esto solo empeoró su malestar con la cúpula del partido y poco después se desligaría de los populares. En su propia página personal, Santiago Abascal asegura que su trayectoria profesional ligada al PP le viene desde su hogar: "me encontré el carné en casa. No tuve opción".

Su posicionamiento ideológico siempre estuvo muy marcado, lo que hizo que en el año 2006 creara la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), una fundación que “tiene desde su origen la pretensión de recuperar e impulsar desde la sociedad civil el conocimiento y la reivindicación de la Nación Española; su realidad histórica, política, social y cultural; así como fortalecer sus instituciones políticas y jurídicas comunes, y reivindicar sus símbolos y lazos de unión”. En el año 2014 abandonó el cargo de presidente de la fundación para dedicarse completamente a su actividad política con Vox.

El líder político que ha ganado adeptos con su discurso basado en frenar al independentismo, la "inmigración masiva" y la derogación de medidas como el aborto y la ley de violencia de género, cursó estudios de sociología en la exclusiva y elitista Universidad de Deusto y ha realizado colaboraciones y participado con diversos medios de comunicación.

Amparado por Esperanza Aguirre

Una figura importante dentro de la política española que hizo de madrina de la carrera profesional de Santiago Abascal fue Esperanza Aguirre, con la que siempre ha mantenido muy buena relación. En febrero de 2010, Aguirre le nombró director de la Agencia de Protección de Datos de Madrid, cargo que ocupó hasta diciembre de 2012.

Cuando se cerró esta empresa pública, Abascal fue recolocado por la expresidenta regional como director gerente de la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, cuya actividad era inexistente y donde solo había un empleado trabajando, además de él. A pesar de esto, el sueldo a percibir por Santiago Abascal rondaba los 83.000 euros brutos anuales, más un complemento de productividad de 11.363,16 de los 183.000 euros que recibían en concepto de subvención pública.

Santiago Abascal junto a Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón

Santiago Abascal junto a Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón

El sueldo que se le asignó fue exactamente el mismo que había tenido en la Agencia de Protección de Datos, la Comunidad de Madrid acordó la disolución de la fundación en diciembre de 2013, por lo que Santiago Abascal tuvo que abandonar el cargo.

A pesar de haber ostentado estos cargos, tanto Abascal como desde su partido siempre han criticado públicamente los nombramientos a dedo. De la misma manera, su actitud y discurso contra las comunidades autónomas por “colocar a políticos y amiguetes en cargos de ninguna utilidad”, contrastan con su trayectoria política en el País Vasco.

COMPARTIR: