27 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un centenar de grupos criminales conviven en la zona de Málaga entre criptomonedas, kalashnnikovs, drogas, lujo y ajustes de cuentas

Marbella, sede del crimen organizado: Las mafias que se reparten la Costa del Sol

Mafias en Marbella
Mafias en Marbella
Un niño de siete años muere en un peluquería; un padre al que apodan ‘Maradona’ acribillado a tiros por un sicario en la comunión de su hijo; un narco es secuestrado en la terraza de un restaurante; la ‘sonrisa del payaso’ aparece dibujada en la cara de un escocés torturado con una navaja... Secuestros, robos, coches de alta gama, porteros violentos, drogas… Estos son solo algunos de los crímenes más impactantes ocurridos en Marbella por ajustes de cuentas entre bandas mafiosas.

La Costa del Sol es desde hace años territorio de lucha entre bandas internacionales. La droga, el eje vertebrador de todas ellas.

Las mafias que se reparten Marbella 

La mafia italiana, que se dedica al hachís y a la cocaína. La Camorra napolitana, afincada en la zona desde hace décadas, blanquea el dinero de sus negocios ilegales en Italia y en España a través de restaurantes de comida Italia. En Puerto Banús cuentan con varios restaurantes y cuando se trata de un ajuste de cuentas, ellos mismos se encargan de realizarlo a través de sicarios italianos.

La mafia rusa está dedicada al blanqueo de capitales. ‘El gusano’ investigado y considerado por las fuerzas de seguridad del estado como el número tres de la mafia rusa a nivel mundial, se encuentra detenido durante una reunión con otros dos capos cuando se supone que planeaban matar a otro líder mafioso. Su objetivo: dar un golpe de autoridad y reconstruir la organización, que había sido desmantelada en el Levante español con 129 personas detenidas en una macrooperación.

Los irlandeses e ingleses se centran en la marihuana, la cocaína y el hachís además de sus ajustes de cuentas. Distribuyen la droga en Reino Unido, donde incrementan el precio por la distancia. La mafia irlandesa también maneja el trafico ilegal de armas.

Bulgaros, rumanos y albanos se dedican prácticamente a todo, drogas, sicariato, robos en casas lujosas, prostitución, seguridad en discotecas, escoltas de personajes adinerados y coches de alta gama.

Holandeses, suecos y daneses también manejan la cocaína y hachís al igual que los británicos, aumentan el precio por la distancia entre países llegando a triplicarlo.

Colombianos, sicariato, secuestros y cocaína. Otras bandas recurren a ellos para cobrarse sus deudas cuando tienen algo que resolver. Dan palizas, secuestran a menores y matan… En la zona hay varias ‘oficinas de cobro’ con la bandera de Colombia. Los grandes cárteles, que envían mucha de la cocaína que se consume en España a través de los puertos de Algeciras (Cádiz) y Valencia, han comenzado a instalar a gente de confianza en la Costa del Sol para gestionar el negocio.

Franceses de origen argelino, son los amos del hachís. Los primeros clientes de los narcos españoles que traen esta droga desde Marruecos en lanchas. Además, controlan prostíbulos, aunque en este sector se centran más en el norte del país, principalmente en la frontera con Francia.

Los ajustes de cuentas más sonados 

Existe un antes y un después en el crimen organizado en la Costa del Sol, un suceso que lo cambió todo y a partir de cual nada volvió a ser igual. Se trata del doble crimen de la peluquería Cosmos, ocurrido en 2004. Por aquel entonces, se producían asesinatos y ajustes de cuentas por parte de la mafia pero estos no afectaban a los ciudadanos de a pie.

José Manuel Contreras, un niño de siete años que acababa de llegar a Marbella para pasar el puente con su familia murió acribillado por un Kalashnikov en una peluquería del centro de Marbella. Tres hombres con el rostro cubierto se bajaron del coche y comenzaron a disparar con dos fusiles Kalashnikov, acabando así con la vida del niño y del peluquero.

Sucesos | El doble crimen de la peluquería Cosmo, las balas perdidas que  acabaron con un niño y un trabajador en Marbella | Diario Sur

Levantamiento del cadáver del menor.

El caso paró la vida de Málaga y los ciudadanos salieron a la calle a pedir más seguridad. La investigación estuvo abierta durante dos años, pero sin ninguna detención. El caso se archivó en dos ocasiones tras su reapertura por una posible nueva pista. Si en dos años no hay ningún avance, el caso habrá prescrito.

Otro suceso destacado se produjo el 12 de mayo de 2018, David Ávila Ramos, conocido como 'Maradona' en los círculos de tráfico de drogas, fue asesinado. Era el día de la primera comunión de su hijo. Cien metros antes de llegar al coche un sicario lo abatió en plena calle. Tras la investigación por parte de la policía, todo apuntó a un ajuste de cuentas, debía unos 400 kilos de cocaína a un cartel colombiano. 

Ese mismo año, Sofian Ahmed Barrak, conocido como ‘Zocato’, murió en la calle asesinado. Según los hechos, le telefonearon para que saliera de su casa mientras un sicario le esperaba para matarle, que le acribilló a balazos sin mediar palabra. Presuntamente ‘Zocato’ fue el asesino de ‘Maradona’. Según la tesis de los investigadores todo apunta a un desacuerdo entre los dos capos de la droga, ahora fallecidos.

Así fue la ejecución grabada en plena calle en Marbella del narco Zocato

Ejecución del narco 'Zocato'

En septiembre de 2018, un escocés fue víctima del método ‘la sonrisa del payaso’. Al británico le cortaron la comisura de los labios y le obligaron a gritar hasta desgarrarse la cara en los extremos. El hombre llevaba menos de tres horas en Marbella y se trataba de un ajuste de cuentas que utilizó un método similar a los usados en los ajustes de cuentas entre bandas rivales en Reino Unido.

Al año siguiente, en octubre de 2019, un grupo de personas con pistola en mano y pasamontañas secuestraron a un joven, Brian Martos, en la terraza de un restaurante de Estepona. Cuando el joven los vio, empezó a correr pero los delincuentes le persiguieron hasta que lo alcanzaron, lo introdujeron en un vehículo y se dieron a la fuga. Dos horas más tarde se encontró el cuerpo sin vida del joven en Algeciras. El fallecido estaba relacionado con el narcotráfico, por lo que fuentes policiales apuntaron a un ajuste de cuentas entre bandas mafiosas de la costa del sol.

El joven Brian Martos

Brian Martos

La desaparición de Mohamed Taibeb Ahmed, conocido como 'El Nene'

La desaparición de Mohamed Taibeb Ahmed es posiblemente una de las mayores incógnitas del mundo del narcotráfico en España. El capo ceutí inspiró incluso una conocida película hasta que desapareció en 2014. Hasta que se lo tragó el mar, según los confidentes policiales. Durante años, los agentes sospecharon que 'El Nene' había fingido su propia muerte para salir del radar y disfrutar de su dinero lejos de los focos. Sin embargo un testigo protegido ante la Guardia Civil afirmó en 2019 que “estuvieron esperando a que se desangrara para izarlo a bordo y llevárselo a alta mar, amarrarlo con una cadena y un ancla y fondearlo”.

El Nene fue presuntamente asesinado en Marruecos por dos de sus colaboradores. El primero, Sofian Ahmed Barrak, alias ‘Zocato’, que se cansó de pagar una comisión por sus portes de droga. El segundo, según esta versión, sería otro capo ceutí llamado Llalil Mohamed Dris, apodado 'Llalal El Loco' y que, según los testigos del caso, trabajó durante años como sicario para Tafa Sodia, asesinado en Ceuta en 2013.

Testigo sobre la muerte de 'El Nene': “Lo ataron a un ancla” - NIUS

Según la versión aportada a la Guardia Civil por el testigo protegido, Zocato y El Loco se asociaron para acabar con la vida de El Nene, subir en el escalafón del narcotráfico y usar las rutas del hachís para importar cocaína desde Mauritania. Los dos capos controlaron durante semanas los movimientos de El Nene para elegir el momento oportuno. Para ello y según el testigo protegido, recibían información de Mohamed El Gufito, causa por lo que posteriormente fue también asesinado en su coche. 

COMPARTIR: