30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El diputado socialista Manuel Gabriel González Ramos será consejero independiente y Arturo Gonzalo Aizpiri CEO de la compañía

La vieja guardia del socialismo controla la gasística Enagás tras apartar a Marcelino Oreja

Manuel Gabriel González Ramos
Manuel Gabriel González Ramos / González Ramos en el PSOE de Albacete
El antiguo diputado socialista Manuel Gabriel González Ramos y el exdirector de la Agencia del Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Arturo Gonzalo Aizpiri, serán las nuevas incorporaciones a Enagás como consejero independiente y CEO respectivamente. De este modo, el Gobierno se asegura de tener en la cúpula directiva de la compañía a miembros afines al PSOE.

El diputado socialista Manuel Gabriel González Ramos ha sido propuesto por el consejo de Administración de la Empresa Nacional del Gas (Enagás) como consejero independiente de la compañía. Junto a este, el presidente Antoni Llardén ha aprobado, además, el nombramiento de Arturo Gonzalo Aizpiri como nuevo consejero ejecutivo —en sustitución de Marcelino Oreja Arburúa—; de David Sandalow; de María Teresa Costa Campi —ex presidenta de la Comisión Nacional de la Energía en la legislatura de Zapatero— y de Clara García Fernández Muro. Así lo ha declarado la compañía a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Enagás es una empresa gasística que cotiza en el IBEX 35 y está participada en un 5% por el SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales). Según indica El Digital de Albacete, ser consejero de la compañía estaría retribuido con 100.000 euros al año. Esta cuantía fija podría verse aumentada por asistencia a reuniones, desempeñar el cargo de presidente en alguna de las Comisiones o el cargo de Consejero Independiente Coordinador. Con cada una de estas funciones, las adiciones al sueldo base oscilarían desde los 5.000 hasta los 30.000 euros anuales. Según relataba el diario Público, la cifra aproximada que cobraría un consejero raso rondaría los 160.000 euros anuales.

Con la nueva reforma, el Gobierno colocará a miembros afines al PSOE en sustitución a los antiguos altos cargos del Partido Popular que ocupaban puestos en la compañía, como la exministra Isabel Tocino y el exsecretario general del partido, Antonio Hernández-Mancha. La decisión de la incorporación de estos nuevos cargos se ratificará en la próxima junta general de accionistas de la compañía a finales de marzo.

Manuel Gabriel González Ramos, consejero

Nacido en Albacete en 1966, González Ramos es Doctor Ingeniero Agrónomo y licenciado en Economía y Administración y Dirección de Empresas. También posee cuatro másteres en Gestión y Análisis de Políticas Públicas, en Sostenibilidad y RSC, en Administración de empresas y en Gestión del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

En 2001 comenzó su andadura política como Delegado Provincial de Agricultura y Medio Ambiente hasta que, posteriormente, ejerció como diputado desde el año 2011 y, más tarde, de portavoz del PSOE en la Comisión de Agricultura.

González Ramos ha sido uno de los principales apoyos de Pedro Sánchez, pero en octubre de 2021, según informaba El Digital de Albacete, González Ramos abandonó la Ejecutiva Federal del PSOE.

Meses después, ha sido propuesto como consejero independiente de Enagás. Una compañía que, según ha expresado el citado diario manchego, ha defendido el fracking o fractura hidráulica. La técnica, consistente en la extracción de combustibles fósiles del subsuelo mediante el uso de agua a presión está prohibida en España y tuvo muchos detractores. Uno de ellos fue el propio Manuel Gabriel González Ramos.

Arturo Gonzalo Aizpiri

Arturo Gonzalo Aizpiri, CEO

El nuevo CEO de Enagás es doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid y, desde 1990, ha estado en la cúpula directiva de Repsol, además de ser responsable de las áreas de Auditoría, Control y Riesgos.

Sin embargo, Gonzalo Aizpiri tiene una clara vinculación con el PSOE. De 1991 a 1993 fue director general de la Agencia de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid durante la presidencia del socialista Joaquín Leguina. Un organismo controlado por el consejero de Medio Ambiente de aquel entonces, Virgilio Cano.

Virgilio Cano fue consejero de Medio Ambiente, consejero de Gobernación y vicepresidente de Telemadrid. Durante el año 2001, fue investigado por un presunto delito de cohecho por la denuncia de la propietaria de un prostíbulo en Latina. Según indicó la denunciante, Cano habría aceptado seis millones de pesetas a cambio de agilizar la apertura de un club de alterne. Este hecho le costó la baja de la militancia del partido.

Durante su actuación como consejero de Gobernación no estuvo exento de polémicas. En 1995 se le acusó de firmar un contrato de una campaña de publicidad por valor de 19 millones de pesetas saltándose los trámites habituales (algo que admitió el director de la Agencia de Medioambiente, Arturo Gonzalo). Y en 1992 se le investigó por el presunto trato de favor a la empresa Construcciones Atocha.

Antoni Llardén, presidente

Desde 2007 Antoni Llardén ostenta el cargo de presidente de Enagás, uno más de los políticos socialistas que forman parte de la compañía, ya que pertenece al PSC. Llardén fue, además, subsecretario de Obras Públicas, Transporte y Medio Ambiente mientras el socialista Josep Borrell era ministro. Sin embargo, a la hora de su nombramiento se siguieron “criterios puramente empresariales", según indicó la compañía. Durante el año 2007, cuando fue nombrado, era José Luis Rodríguez Zapatero el que gobernaba España con el PSOE.

COMPARTIR: