15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La empresa acumula más de 1.000 licitaciones oficiales en los últimos cinco años, siendo 59 para obras especialmente en oficinas de Correos y Justicia

El nuevo negocio de El Corte Inglés: PP y PSOE le otorgan la restauración y modernización de edificios públicos

Palacio de Camposagrado (Oviedo).
Palacio de Camposagrado (Oviedo).
El grupo empresarial de El Corte Ingles, que preside Marta Álvarez Guil, parece que ha encontrado su salvación económica en la restauración y modernización de edificios públicos por toda la geografía española. Ha conseguido que los gobiernos del PP como del PSOE, tanto estatales como autonómicos, le hayan otorgado importantes licitaciones de construcción en los últimos años. Su volumen total de negocio alcanza actualmente la cifra de más de quince mil millones de euros con 90.000 empleados.

El Corte Ingles S.A, empresa matriz de los célebres almacenes El Corte Inglés, ha encontrado un rentable y millonario nicho de negocio distinto a su principal y más conocida actividad comercial. Hablamos de las licitaciones del Estado y Comunidades Autónomas para llevar a cabo distintos servicios de rehabilitación y construcción de edificios públicos.

Actualmente el número total de licitaciones conseguidas por la empresa que preside Marta Álvarez Guil asciende a 1034 en los últimos cinco años. De ellas, la cifra de 59 corresponden a las licitaciones otorgadas para obras, especialmente en oficinas de Correos y Justicia. Se trata del nuevo negocio y más rentable de El Corte Inglés.

Dimas Gimeno, Marta Álvarez y Cristina Álvarez.

Los Gobiernos estatales y autonómicos del PP y PSOE le han otorgado, sin distinción política, la restauración y modernización de edificios públicos. Un proyecto distinto al inicial referido a las ventas comerciales, los bienes muebles o los viajes. 

Licitaciones muy jugosas

Al margen de los contratos meramente de construcción, El Corte Ingles también se lleva un pellizco importantes en las  licitaciones de viajes, uniformes y software.

Por ejemplo, entre las últimas licitaciones que el Gobierno socialista de Pedro Sánchez le ha concedido destaca "la instalación de un nuevo centro de proceso de datos redundante en el aeropuerto de Palma de Mallorca" por valor de 1,3 millones de euros.

También se le contrató para el mantenimiento de las licencias CA SPECTRUM necesarias para la monitorización de la Red Integrada Multiservicio de Metro de Madrid por valor  de 148.677 euros. 

Otra de ellas fue concedida en mayo de 2015 por el Gobierno del PP de Mariano Rajoy  para surtir de viajes a la Corporación pública de Radio Televisión Española por el valor de 5.200.000 euros. Otra fue para surtir de material (Brazalete, bolsas y espéculo) al Hospital de La Paz de Madrid por el valor de 163.877 euros.

El Corte Inglés presenta un volumen de negocios de más de 15 mil millones de euros.

Pero de todas ellas, destacan por su carácter atípico para El Corte Inglés las cincuenta y nueve licitaciones para llevar a cabo obras y reformas. Y si hay una relación fructífera esa es la de El Corte Inglés con la Subdirección de Compras de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A. encargándose de llevar a cabo reformas de las distintas oficinas que la empresa pública tiene repartidas a lo largo y ancho del país.  

De hecho, de sus cincuenta y nueve licitaciones con el Estado para obras, veinte son la Correos y Telégrafos. Así, para la reforma del local actual de la Oficina Comercial y Unidad de Reparto de Novelda (Alicante), situado en la Calle Virgen de los Desamparados, la empresa El Corte Inglés S.A. fue contratada para ello por 618.521 euros en noviembre de 2018.

También en 2018 se encargó de la redacción de proyecto y ejecución de obra de reforma del local actual de la Oficina Comercial y Unidad de Reparto de Jumilla (Murcia), situado en la calle Doctor Fleming, por valor de 398.920 euros.

También  las Comunidades Autónomas

 Además de las estatales, El Corte Inglés S. A. también ha  sido beneficiado con obras públicas en las distintas comunidades autónomas españolas. Así, la Consejería de Hacienda y Sector Público de El Principado de Asturias, gobernado hasta julio de 2019 por el socialista Javier Fernández, le ha adjudicado las obras de rehabilitación de los Palacios de Camposagrado y Valdecarzana en Oviedo, sedes del Tribunal Superior de Justicia de dicha comunidad autónoma.

Sin embargo, la empresa que administra el centro comercial por excelencia en nuestro país no fue la primera adjudicataria. En un principio estas obras públicas fueron encargadas a Almeida Albañilería y Construcciones. El Corte Inglés S.A. presentó un recurso y éste fue admitido. El precio de licitación rondaba el millón de euros y esta sociedad cifró los trabajos en 707.294 euros, IVA incluido. Es decir, un 18% menos. Era la propuesta más rentable. Finalmente, le fue concedido por 941.817,87 euros. Es decir, más de 200.000 euros de lo previsto inicialmente.

La empresa tendrá que acometer las reformas teniendo en cuenta que los edificios citados están catalogados como Monumento Histórico y Bien de Interés Cultural. Sus carpinterías de madera se encuentran en mal estado y los cierres no funcionan correctamente. La humedad es otro de los problemas a los que se enfrentará El Corte Inglés para la rehabilitación de dichos palacios.

Cartel anunciando las obras de El Corte Ingles SA  para el nuevo Palacio del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. 

También en Asturias le fue concedida obras de reforma y adecuación del local situado en las calles Regenta, números 21 y 23, y Logroño, 3 bajo, en la capital de Oviedo por 588.000 euros. La obra le fue concedida este año de 2019 por parte del Servicio Público de Empleo del Principado.

Una práctica que también se repite en otras comunidades autónomas, Por ejemplo, en el País Vasco. Aquí se le ha concedido la licitación para la ejecución de obras para  un proyecto de habilitación de un  "local para descanso" por parte del operador público líder de transporte en Euskadi (Euskotren), y  por un valor de 170.000 euros durante este año de 2019.

Como se observa El Corte Ingles S.A. amplia de esta manera su objeto social que originariamente era "la realización de las actividades propias del comercio integrado en grandes superficies, abarcando la comercialización de toda clase de productos de consumo en su más amplia variedad, mobiliario, artículos de regalo y la adquisición, tenencia, disfrute y enajenación de todas clases de valores mobiliarios".

Ahora se amplia al negocio de la construcción y rehabilitación de edificios, la mayoría públicos.

 

COMPARTIR: