04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La secreta visita a Ginebra, exclusiva de El cierre digital, tendría el objetivo de poner en orden sus más de mil millones en sociedades pantalla

La estructura societaria y patrimonial de Juan Carlos I: Los viajes del Emérito para 'reubicar' su dinero

El Cierre Digital en Juan Carlos I en el hotel 'Four Seasons des Bergues' en Ginebra.
Juan Carlos I en el hotel 'Four Seasons des Bergues' en Ginebra. / Foto: Elcierredigital.com
El podcast de Corinna Larsen vuelven a poner en el foco el multimillonario patrimonio de Juan Carlos I, cuya cuantía podría superar los mil millones de euros. 'La amiga entrañable' del Emérito hace referencia a la cantidad de dinero en metálico que manejaba el monarca. El encuentro del Emérito con infanta Elena en el Four Seasons des Bergues en Ginebra hace unos meses podría deberse a una 'reorganización' de la herencia millonaria de Juan Carlos I, cuyo testaferro es Joaquín Romero Maura.

Nuevas filtraciones del podcast de Corinna Larsen vuelven a poner en el foco el multimillonario patrimonio de Juan Carlos I, cuya cuantía nadie ha podido definir a día de hoy con exactitud. En la segunda entrega del podcast de la conocida como 'la amiga entrañable' del Rey Emérito a la que ha accedido La Otra Crónica, la empresaria alemana hace referencia a la "abundante" cantidad de dinero en metálico que manejaba Juan Carlos procedente de comisiones de empresarios.

Ya en 2016 trascendió una conversación de Corinna en la que hacía referencia a que en Zarzuela el Emérito tenía una máquina para contar dinero. El testimonio de la empresaria coincidía con la información pública sobre la compra de la Casa Real de una 'máquina contadora cajero' en 2015 y tras cajas fuertes en 2009.

Según informó en exclusiva elcierredigital.com hace unos meses, el encuentro del Emérito con su hija la infanta Elena en el hotel Four Seasons des Bergues en Ginebra –donde se encuentran sus principales cuentas bancarias– podría deberse a una 'reorganización' de la herencia millonaria de Juan Carlos I. A esta podrían acceder Cristina y Elena de Borbón –la misma a la que renunció el Rey Felipe VI– y sumaría más de mil millones de euros, según informan fuentes cercanas al monarca a elcierredigital.com.

Según adelantaba elcierredigital.com, la visita de don Juan Carlos en agosto se producía al quedar este libre de la investigación abierta desde hace varios años por el fiscal Yves Bertossa por canalizar presuntamente dinero opaco a sus cuentas. Una investigación que comenzó en 2018 tras una publicación de una serie de declaraciones ofrecidas por el comisario Villarejo por parte de Corinna Larsen en las que acusaba a don Juan Carlos de haberse apropiado de 100 millones de dólares en la adquisición del AVE saudí. Además de haber ocultado patrimonio en diversos paraísos fiscales.

El presunto testaferro de Juan Carlos I


En torno a los movimientos monetarios del Emérito y tras el cierre de su frente judicial, volvieron a salir a la luz diversos nombres como el de Joaquín Romero Maura, el testaferro asturiano vinculado a don Juan Carlos I. El historiador de origen francés ingresado desde 2020 en un geriátrico de Zaragoza, nieto de Miguel Maura y bisnieto de Antonio Maura, fue escogido por el padre de Felipe VI para sus negocios y administrar su fortuna.

joaquin_romero_maura

El historiador Joaquín Romero Maura.

Según el decreto de la Fiscalía del Tribunal Supremo, sus primeras tomas de contacto se dieron en diciembre de 2003, cuando ambos se reunieron para abordar el propósito inicial de los fideicomisos trusts 'Tartessos' y ‘Hereu’. Durante la reunión, fue el historiador quien advirtió de que "de ser conocida su existencia por la opinión pública española resultaría embarazoso para la monarquía”, según se indicaba en los escritos de Romero Maura.

Tan sólo unos meses después, el 26 de abril de 2004, Prado y Colón de Carvajal ingresó en la cárcel de Sevilla para cumplir una condena de dos años por el Caso Wardbase. Dos meses después, consiguió el segundo grado penitenciario por causas humanitarias. Nunca más volvería a ser importante en la vida económica del entonces Jefe del Estado. Para esa fecha ya había entrado en la vida de Juan Carlos I, Corinna Larsen. La alemana no sólo sería la pareja del Rey sino que también pasaría a ocupar el papel de Prado y Colón de Carvajal en los negocios de don Juan Carlos con los árabes. 

juan_carlos_I

Juan Carlos I.

Según el decreto del ministerio Fiscal, en esas fechas es cuando Romero Maura se convierte en testaferro real ya que "Juan Carlos de Borbón se habría reunido el 29 de enero de 2004 con D. John Ruddy, entonces general manager del Bank of Bermuda Trust, y entregado dos cartas cancelando sendos trusts y una tercera, escrita a máquina, con fecha posdatada de 12 de febrero de 2004, en la que figuraba ya manuscrito el nombre de D. Joaquín Romero Maura como receptor de los fondos”.

En esas fechas, como se ha visto, Prado y Colón de Carvajal estaba amortizado para el monarca ya que sus problemas con la justicia le habían alejado del ámbito de Zarzuela y el monarca vivía los primeros momentos de su historia de amor con Corinna Larsen a la que había conocido durante una cacería en las primeras semanas de 2004.

El destino del dinero

La finalidad de un fideicomiso es administrar un patrimonio, en este caso dinero, para que se destine a cubrir las necesidades del beneficiario. Pues bien, el fideicomiso finalizó de manera anticipada y el dinero, en vez ser percibido por Juan Carlos de Borbón, se empleó para dotar de fondos al fideicomiso 'JRM 2004 Trust', del que era beneficiario Joaquín Romero Maura.

En la investigación de Zedra Trustees, administradores de 'JRM 2004 Trust', consta que, al parecer, nunca se sintieron del todo cómodos con la procedencia de sus fondos. Fue a partir de que comenzaran a publicarse noticias sobre las investigaciones relacionadas con Juan Carlos de Borbón dirigidas por las Fiscalías suizas y española, cuando Zedra inició una investigación en profundidad para determinar si podía existir alguna vinculación entre los fondos del trust y la corrupción.

Concluyó, a la vista de toda la información disponible, que si bien probablemente nunca se llegaría a conocer exactamente el origen de los fondos, no existe evidencia que los relacione con la corrupción u otra actividad ilícita. Concretamente, se descarta que los fondos estén conectados con las noticias de prensa relacionadas con Juan Carlos y las investigaciones de la justicia suiza y española, concluyendo que JRM 2004 Trust no guarda relación ni con el regalo de 100.000.000 dólares del rey de Arabia ni con fondos de Torras/Kio.

El viaje secreto del Emérito a Suiza

Elcierredigital.com accedió en exclusiva a las primeras imágenes del Rey Juan Carlos I después de su desaparición pública durante todo este verano. La fotografías fueron tomadas en Suiza, en Ginebra. Juan Carlos I estuvo varias horas, al menos, del día 30 de agosto en Ginebra con la infanta Elena donde precisamente reside la infanta Cristina desde hace nueve años. Ahora, en pleno proceso de divorcio de Iñaki Urdangarin, y con una millonaria fortuna de por medio.

Se les ha visto juntos, como ratifican las fotografías, en el conocido hotel 'Four Seasons Des Bergues', situado en esta localidad suiza, la segunda en potencia tras Zúrich. En este lujoso hotel ha pernoctado Don Juan Carlos, como se puede apreciar en la entrada que realiza al complejo sobre las 20 horas de ese día de verano.

Un hotel diseñado por el renombrado arquitecto de interiores Pierre-Yves Rochon, dentro de un edificio histórico del siglo XVII, y que está situado en las orillas del lago de Ginebra. El elegante restaurante, galardonado con su primera estrella Michelin, es posible que fuera el lugar donde Juan Carlos habría cenado tras ser despedido por su hija Elena tras una conversación íntima y con gestos de grandes afectos a la puerta de dicho hotel. Elena de Borbón vestía un traje pantalón muy veraniego, de chaqueta color salmón y pantalón claro, con el pelo suelto. 

juan-carlos-suiza-1

Imágenes tomadas a las puertas del  Hotel, donde se señala a la infanta Elena de Borbón/ Autoría: elcierredigital.com

Este encuentro familiar ha tenido lugar precisamente en la localidad suiza donde reside desde el año 2013 la segunda hija de Juan Carlos I, Cristina de Borbón, exduquesa de Palma, trabajando para la Fundación Aga Khan, propiedad del millonario islamita amigo íntimo de su padre.   

Las imágenes mostraban a un Rey Emérito cansado, con sus problemas de movilidad y auditivos, pero erguido, acompañado de su bastón y de un miembro de su seguridad, todos integrantes de la Guardia Civil, que cubren sus desplazamientos. Las informaciones señalan que ha sido la infanta Elena quien ha hecho de cicerone en este viaje sorpresa a Suiza. Un viaje que, evidentemente, intentó encubrir su servicio de seguridad, ya que requisó fotografías en el hotel y en sus entradas, una tarea difícil dado el numeroso grupo de curiosos tras una llegada muy espectacular con varios coches de seguridad

COMPARTIR: