15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El cuerpo de Maria Isabel apareció en agosto de 2021 emparedado en una casa de Albacete propiedad del presunto criminal A.G.M, un camarero de 50 años

Arranca el juicio del crimen de la vendedora de la ONCE: La Fiscalía pide prisión permanente para su asesino

El Cierre Digital en Maria Isabel de la Rosa.
Maria Isabel de la Rosa.
El 25 de agosto de 2021 el cuerpo de Maria Isabel, vendedora de la ONCE, fue hallado sin vida en una vivienda de la provincia de Albacete. Tras el hallazgo de su cadáver, fue detenido A.G.M por un presunto delito de asesinato. Dos años después del crimen de Maria Isabel, la Fiscalía Provincial de Albacete ha solicitado la prisión permanente revisable para el supuesto autor de los hechos, con quien Maria Isabel no tenía relación alguna.

La Fiscalía Provincial de Albacete ha solicitado la pena de prisión permanente revisable, el pago de las costas y 1 año de prisión por el delito de hurto, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, comiso del dinero intervenido al tiempo de la detención y costas para el acusado, que responde a las iniciales de A.G.M, del asesinato de María Isabel de la Rosa, la vendedora de la ONCE que desapareció el pasado 19 de agosto de 2021 en la provincia de Albacete. 

Además, tal y como ha podido saber elcierredigital.com, la Fiscalía también solicita la indemnización a los padres de María Isabel, Juan Manuel Rosa Gallego y Rosina Cózar, de 75.000 € a cada uno de ellos y, a cada uno de sus hermanos, Juan Manuel de la Rosa Cózar y María Dolores de la Rosa Cózar en 20.000 €, a cada uno de ellos.

Desde el fallecimiento de Maria Isabel, su familia exigía justicia ya que el caso es especialmente grave y vulnerable por las circunstancias en las que se hallaba la víctima. Desde noviembre de 2022, los familiares de Maria Isabel solicitaban la prisión permanente revisable, máxima condena que establece el Código Penal. 

Cronología de la desaparición de María Isabel

En agosto de 2021, la Asociación SOSDesaparecidos solicitaba la colaboración ciudadana para encontrar a María Isabelde 44 años, que desapareció el día 19 de ese mismo mes mientras desempeñaba su jornada laboral. La asociación difundió su imagen por diversas redes sociales en las que aparecía la fotografía de María Isabel, que trabajaba como vendedora de la ONCE en la ciudad castellanomanchega y era muy conocida entre sus vecinos.

Cartel de SOSDesaparecidos con la fotografía de Maria Isabel.

El rastro de María Isabel se perdió a las cinco de la tarde de aquel jueves cuando tanto su datáfono de venta de cupones como su teléfono móvil dejaron de emitir señal alguna. Tal y como explicaba su hermana a elcierredigital.com, su entorno no creía que la mujer se hubiera ido por voluntad propia. Por eso, con rapidez solicitaron cualquier tipo de colaboración para dar con su paradero.

La casa donde fue hallado el cuerpo de María Isabel.

Imagen de la vivienda donde fue hallada Maria Isabel.

Desgraciadamente, seis días después de la desaparición de María Isabel, el 25 de agosto, su cuerpo aparecía sin vida en el interior de una vivienda localizada en la calle La Estrella número 40 bajo. Para la localización del cadáver fue necesaria la intervención del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) de la Policía Nacional, que empleó maquinaria de perforación, así como equipos de protección frente a gases y oxígeno.

La detención del presunto asesino

Tras el hallazgo del cuerpo sin vida de Maria Isabel y en el marco de las investigaciones, que fueron declaradas bajo secreto de sumario, se produjo la detención de un hombre de unos 50 años, que responde a las iniciales A.G.M, camarero del merendero 'El Jardín', ubicado a la salida de Albacete, en la carretera de las Peñas. Tal y como avanzaron los diarios La Tribuna de Albacete y El Digital de Albacete, la vendedora de la ONCE no tenía un vínculo estrecho con el acusado más allá de lo que podría ser una relación meramente comercial. 

Imagen de A.G.M.

Durante el operativo policial desplegado, muchos vecinos se congregaron a las puertas de la casa y, al grito de "asesino" se dirigieron al presunto autor del asesinato de María Isabel. La ciudad de Albacete quedó conmocionada por la muerte de esta vendedora de la ONCE, y su familia recibió numerosas muestras de cariño. 

COMPARTIR: