18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los investigadores tomaron muestras y trataron con reactivos los lugares marcados por un perro entrenado para detectar restos biológicos

Las fotos y las pruebas que incriminan a Sergio García en el asesinato de Dana Leonte

Sergio y Dana.
Sergio y Dana.
El primer registro efectuado por la Guardia Civil en casa de Sergio Ruiz y Dana Leonte en Arenas (Málaga) tras la desaparición de la joven madre rumana el 12 de junio de 2019. La entrada en la casa se produjo dos semanas más tarde, pero el perro Marly encontró decenas de pruebas, restos biológicos de sangre, que fueron fotografiadas por los investigadores.

En el primer registro en casa de Sergio García y Dana Leonte, llevado a cabo el 28 de junio de 2019, participó un perro detector de restos biológicos llamado Marly y gracias a él se obtuvieron numerosas pruebas. El método de trabajo en estos casos es seguir la ruta que marca el perro y los lugares donde marca, luego entran a trabajar los agentes del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil para intentar recoger muestras.

El 21 de septiembre un vecino que paseaba por el monte encontró un hueso que le trajo su perro. Era un resto óseo perteneciente a un fémur humano, que los análisis demostraron que pertenecían a Dana. Ese hallazgo precipitó la detención de Sergio García, acusado del homicidio de su pareja.

El fémur encontrado.

"El perro marcó inequívocamente diversos objetos y zonas del interior del domicilio, sobre los cuales se emplearon técnicas propias de criminalística como reactivos que sirven para la detección de trazas de sangre", explica el atestado de la Guardia Civil que sirvió para acusar a Sergio García del asesinato de Dana Leonte. De esta manera, tanto el perro como los sucesivos reactivos dieron positivo a la presencia de sangre en el suelo de la cocina, un palo de madera apoyado sobre la pared o en los escalones de acceso a la vía pública.

Palo de madera con restos de cabello de Dana Leonte.

Además, los agentes sospecharon porque encontraron numerosos productos de limpieza en la casa así como zonas con un fuerte olor a lejía y aguarrás y explicaron que desde la desaparición de Dana, Sergio tuvo tiempo de sobra para hacer desaparecer cualquier indicio. También revisaron el coche del ahora encarcelado.

La Guardia Civil comienza por el palo de madera, "en el que se halló un pelo de Dana (procedente de una parte tan vital para una persona como su cabeza, el cual mide 39 centímetros de longitud), pero que se hallaba incrustado en el palo, no adherido", según el informe. Se llegaron a detectar restos biológicos hasta en el desagüe de la bañera.

Toallas con restos de manchas rojizas y marrones en el baño.

El perro detectó restos de sangre en una toalla en el baño de la Primera Planta, "sangre atribuida inicialmente a Sergio García, a falta del próximo cotejo con la muesta indubitada recientemente recogida a éste", según el informe policial.

Restos biológicos encontrados en una almohada.

 Los guardias civiles que tomaron muestras también hallaron restos en una almohada que se encontraba en una habitación situada al fondo del pasillo de la segunda planta de la vivienda. A simple vista se apreciaban manchas de color rojizo.

Edredón usado para posiblemente envolver.

Cuando los agentes llegaron a hacer el registro de junio encontraron dentro de la casa un edredón recién lavado que se estaba secando, apoyado en un sofá que estaba en la terraza al aire libre.

 

En el maletero y las puertas del Mitsubishi de Sergio se encontraron muchas pruebas también.

Esta prenda tenía "múltiples manchas de color rojizo". A los investigadores les llamó la atención que Sergio hubiese decidido lavar un edredón en el mes de junio y justo unos días después de la desaparición de Dana Leonte.

En las escaleras encontraron perfiles mezclados.

El informe de Criminalística es claro: "Se ha detectado la presencia de una mezcla de perfiles genéticos denominada Mezcla 1 en la que están presentes tanto la perteneciente al Varón 1 (Sergio García) como a la Mujer 1, que se trata de Dana Leonte". Las muestras se encontraron en el suelo de los escalones de la escalera que permite acceder a la vivienda por la puerta desde la vía pública.

Suelo de la cocina.

La Guardia Civil también halló evidencias en el suelo de la cocina de la vivienda que compartía la pareja. Falta todavía comprobar que la sangre correspondiente a un varón sea confirmada como pertenecientes a Sergio García, que según el trabajo de la Guardia Civil es claramente sospechoso de la desaparición y asesinato de Dana Leonte.

COMPARTIR: