16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los investigadores barajan que los ladrones, que se llevaron una caja fuerte, tuvieran las llaves de la vivienda del llamado 'conde de Pozos Dulces'

Sospechan que los asaltantes de la casa de Nacho Jacob, asesor de famosos en prisión, pertenecen a su entorno cercano

Exclusiva Nacho Jacob.
Nacho Jacob. / El asesor de famosos y 'conde' de Pozos Dulces sufrió un robo en su vivienda.
La cerradura de la vivienda del asesor de famosos Nacho Jacob no tenía trazas de haber sido forzada, y en la denuncia se sospecha de alguien que pudiera tener las llaves. Los asaltantes conocían la ubicación de las cámaras de seguridad y las destrozaron durante el robo. Elcierredigital.com accede a todos los detalles de la denuncia del asalto al domicilio del célebre asesor de los famosos y conde de Pozos Dulces, según su propio relato.

Los ladrones que robaron en la vivienda de Nacho Jacob, el llamado “asesor de los famosos”, no perdieron ni un minuto de tiempo para cometer el asalto, lo hicieron en cuanto se enteraron de que el propietario del piso acababa de entrar en prisión provisional.

Ignacio de Jacob Gómez, el autodenominado en su página web “conde de Pozos Dulces” se encuentra en la cárcel desde un par de días después de su detención el pasado 20 de julio en un hotel de Murcia. Entonces, los agentes del grupo de menores GRUME de la Policía Nacional, le arrestaron por los presuntos delitos de corrupción de menores y abuso sexual tras sorprenderle en el parking de un hotel de Murcia en compañía de un menor de 14 años.

Los policías detuvieron a Jacob dentro de una investigación en la que se le acusa de al menos dos presuntos delitos de abusos sexuales a menores y otros dos de prostitución, durante una serie de encuentros en los que se responsabiliza al arrestado de pagar a los jóvenes con dinero o regalos para mantener contactos de índole sexual.

No pasaron muchas horas desde que la noche del día 22 de julio el juzgado número 3 de Murcia enviara a prisión provisional a Nacho Jacob, hasta que los ladrones forzaron su vivienda en el municipio madrileño de Tres Cantos.

Según la denuncia de la que se define como “socia” de Jacob, alguien asaltó la casa del detenido entre el 23 y el 25 de julio, solo un día después de la entrada en prisión de la víctima del robo. Se trata de R.E. socia de Jacob en la empresa SERVICIOS DE MARKETING Y REPUTACIÓN ONLINE con una facturación anual de unos 100.000 euros aproximadamente.

La denunciante es algo más que socia de Nacho Jacob, ya que se define como “su hermana” y puntualiza que le une una relación de amistad de más de 20 años con el ahora acusado de corrupción de menores. De hecho, fue ella la última persona que estuvo en la vivienda, la tarde del 23 de julio, cuando al irse cerró la puerta con tres vueltas de llave.

Robo de una caja fuerte con gran cantidad de dinero en efectivo

Cuando la socia de Jacob regresó a la casa el 25 de julio, ya detectó que la puerta estaba cerrada, pero no con llave, y menos con tres vueltas. Ya en el interior, se encontró el piso completamente desordenado, con cajones encima de la cama, puertas de armarios abiertas, la televisión la habían bajado de su sitio y habían descolgados los cuadros.

Los ladrones habían dejado bolsas de gran tamaño llenas de ropa doblada y zapatillas, todo empaquetado como si estuvieran preparándose para llevarse todo el botín. Sin embargo, la denunciante no echa en falta gran cosa a primera vista hasta que nota que falta la pequeña caja fuerte que Nacho Jacob tenía empotrada en la pared de su despacho. Una caja que podría contener en el momento del robo una fuerte cantidad de dinero en efectivo, ya que Jacob acudía a esa caja fuerte cada vez que tenía que hacer algún pago en metálico. Para colmo de males, los ladrones sabían donde estaban las cámaras de vigilancia dentro del piso de Jacob y las rompieron durante el asalto, aunque el edificio sí que tiene cámaras de seguridad que ahora están en manos de la Guardia Civil de la Comandancia de Madrid.

Nacho Jacob con numerosos famosos a quienes 'asesora' en algunos casos.

La denunciante insiste en que los ladrones tienen que tener las llaves del piso de Jacob, ya que este era muy confiado y además no hay rastro de forzamiento en la puerta. Los guardias le preguntaron si tenía cerradura “antibumping” y no es el caso, porque lo que tampoco lo descartan, igual que quizá pudieran entrar por un balcón del piso que da a la calle a una altura de unos tres metros. La socia de Jacob insiste en su denuncia, “no creo que sean ni el conserje ni la mujer de la limpieza, pero estoy segura de que ha sido alguien que conocía perfectamente la casa y tenía llaves de la vivienda”.

Nacho Jacob, en prisión provisional en un centro penitenciario de Murcia a la espera de que se levante el secreto de sumario de la investigación que le señala por tan graves delitos, desconocía hasta hace unas horas que unos ladrones, posiblemente no muy alejados de su entorno, habían desvalijado su vivienda llevándose todos los objetos de valor y la caja fuerte de su despacho.

COMPARTIR: