24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Este viernes habrá una concentración en el pueblo toledano para apoyar a la familia en la búsqueda del jubilado desaparecido desde el pasado febrero

Casarrubios: Se cotejan restos obtenidos en el coche de Roberto García con otros hallados en casa del principal sospechoso

Roberto García, desaparecido en Casarrubios.
Roberto García, desaparecido en Casarrubios.
Este viernes 19 de julio se ha convocado una concentración en Casarrubios del Monte para recordar a Roberto García Solana, el vecino de 63 años desaparecido el 18 de febrero. Al acto acudirán el presidente de la asociación SOS Desaparecidos, Joaquín Amills, y Emilia Chavero, hermana de Manuela Chavero, la mujer desaparecida en Monesterio (Badajoz) hace tres años. La familia está muy agradecida al apoyo de sus vecinos.

Según ha podido saber elcierredigital.com, las investigaciones de la Guardia Civil ese encuentran muy avanzadas, pero se evitar dar publicidad a estas diligencias para evitar filtraciones, como la ocurrida durante los primeros días de estas diligencias, cuando una televisión nacional difundió imágenes de, supuestamente, Juan José Valle, sacando dinero de un cajero automático con la tarjeta de Roberto García, una maniobra que realizó hasta en cuatro ocasiones.

Las primeras hipótesis de los investigadores sostienen que el detenido, quizás en compañía y con ayuda de otros, asaltó a Roberto y le obligó a facilitar el código de su tarjeta bancaria, tratándose de un delito con un móvil económico al saber que Roberto se había jubilado recientemente y había vendido una propiedad por valor de 30.000 euros. Cuando comprobaron que el código era bueno, lo habrían asesinado y hecho desaparecer el cadáver.

Tras detectar los movimientos bancarios las autoridades detuvieron a su vecino de enfrente y principal sospechoso, el albañil sevillano Juan José Valle, quien se encuentra en prisión preventiva por un presunto delito desaparición forzada y de un delito de estafa, de momento. Presuntamente, este hombre fue el autor material de los hechos, acudiendo primero al cajero para comprobar que los códigos eran correctos, después habría sacado hasta en cuatro ocasiones dinero con la tarjeta de Roberto.

Sin embargo, Valle sigue sin colaborar con la Justicia y mantiene la versión de que se encontró las claves de la tarjeta en un papel que estaba en la calle y decidió robar este dinero, a pesar de que en la tarjeta consta el nombre de Roberto y ya se había dado la alerta y publicado su fotografía y datos en numerosos medios de comunicación.

Pero la detención del sospechoso se precipitó ante el miedo a que hiciera desaparecer pruebas, como el pasamontañas con el que se cubría para sacar dinero de los cajeros automáticos de la zona, tras aparecer esas imágenes en televisión. La Guardia Civil pretendía sorprenderlo y detenerlo cuando se dispusiese a realizar una nueva extracción de dinero. La publicación del vídeo hizo extremar todas las precauciones de los investigadores para evitar filtraciones que lleguen al detenido o sus cómplices.

Juan José Valle en una imagen de sus redes sociales.

El principal sospechoso y único detenido lleva internado en la cárcel de Ocaña desde el 26 de mayo por orden de Carolina Hidalgo, titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Illescas, que instruye el caso y decretó el secreto de sumario, que todavía no ha levantado.

Junto a Valle la Guardia Civil detuvo también a otro hombre, porque aparecía en una de las imágenes justo detrás del detenido, en actitud de espera y los investigadores creen que Valle tuvo que disponer de ayuda para llevar el coche de Roberto a otro pueblo y, en última instancia, deshacerse del cuerpo.

En el coche del desaparecido se obtuvieron muestras biológicas que se están cotejando con otras halladas en la casa de Valle, para tratar de relacionar la presencia de Roberto en la casa el inculpado y la del sospechoso en el vehículo del desaparecido. Pero todavía no hay resultados de los laboratorios.

Emilia Zaballos, directora  y propietaria del despacho Zaballos Abogados.

Sobre la investigación, Manuel García, hermano de Roberto, asegura que “hay una nueva línea en la que están trabajando y en la que tienen confianza, según me dicen”, aunque no han querido darle más detalles. Su abogada Emilia Zaballos añadió que "confiamos plenamente en la Guardia Civil y creemos que hacen su trabajo con excelente profesionalidad, pero hay que dar tiempo a la investigación porque es mejor ir despacio y asegurar todos los informes que están haciendo, que serán impecables como siempre".

Durante estos meses las autoridades policiales competentes, la familia y los grupos de protección civil han organizado batidas por el pueblo y los alrededores para tratar de encontrar el cuerpo de Roberto, pero por el momento ninguna búsqueda ha tenido éxito. Roberto era una persona metódica que siempre avisaba a su familia en caso de cambiar alguno de los movimientos que formaban parte de su rutina. Por ello, siempre resultó extraño que se tratara de una fuga voluntaria y mucho más que el desaparecido hubiera dejado su coche mal aparcado en un parking de El Álamo (Madrid), a tan solo siete kilómetros de su casa en Casarrubios del Monte.

Concentración de apoyo

Hoy viernes 19 de julio se celebra una concentración a las 21:30 horas en la Plaza de España de Casarrubios del Monte (Toledo) en recuerdo de Roberto.  El objetivo es que sus convecinos no olviden que Roberto continúa desaparecido a pesar de todo los intentos de la Guardia Civil por encontrar su cuerpo y dar muestras de apoyo a los investigadores, que continúan incansablemente buscando en la zona.

Cartel de apoyo a la concentración de hoy en Casarrubios.

El evento, organizado por la familia con el apoyo del Consistorio municipal contará con la presencia del presidente de la asociación SOS Desaparecidos, Joaquín Amills, y Emilia Chavero, hermana de la mujer desaparecida hace tres años en Monesterio (Badajoz), en extrañas circunstancias, Manuela Chavero, de quien todavía se deconoce su paradero.

Manuel, hermano de Roberto, comentó a elcierredigital.com que “lo que queremos es tener vivo el recuerdo de mi hermano” y agradece a las personas que se van a desplazar hasta el pueblo el apoyo recibido a la familia de este vecino, quien fue alguacil en Casarrubios durante 30 años y muy querido por sus vecinos. Su abogada Emilia Zaballos comentó que "seguiremos confiando en la instrucción como hasta ahora y en la resolución final".

 

COMPARTIR: