04 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El excomisario ha pedido a su abogado autionculparse en 25 de estos procedimientos y asegura que las investigaciones judiciales se dispararán

Villarejo amenaza con abrir más de un centenar de piezas nuevas y señala al exdirector del CNI Sanz Roldán

El excomisario Villarejo en La Sexta.
El excomisario Villarejo en La Sexta.
El excomisario Villarejo asegura desde prisión que puede abrir un centenar de piezas nuevas en la causa Tándem si comenzara a contar los casos que conoce. La amenaza velada llega en un comunicado enviado a través de su abogado a los medios de comunicación en el que critica además el pase de Félix Sanz Roldán, exdirector del CNI, a la empresa privada, en concreto habla de su fichaje por Iberdrola.

El comisario jubilado José Manuel Villarejo cree que el “caso Tándem” dará lugar a un centenar de piezas separadas -actualmente tiene 22 abiertas- y se muestra dispuesto a autoinculparse en al menos 25 de ellas. Villarejo ha mandado un comunicado a través de su abogado Antonio García Cabrera para pedirle que lo autoincrimine "en 25 actuaciones como avance de las 100 más de las que deseo testificar, que deberían dar lugar a la apertura de otras tantas nuevas piezas separadas”.

Villarejo afirma que lo siente mucho “por los casi 100 imputados que ya me acompañan”, pero aventura que “poco se podrá hacer frente al ‘archivo Jano’ y su control de togas, teniendo a una élite judicial secuestrada por secretos inconfesables e impelida a perpetrar actuaciones como el espectáculo dantesco de juzgarme el 18 de septiembre por videoconferencia, como si fuera un episodio de teleñecos”. Se refiere al juicio en el que se sentará en el banquillo acusado de delitos de calumnias y denuncia falsa contra el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán.

Félix Sanz Roldán.

Villarejo reitera asimismo sus críticas a Podemos y asegura que el “caso Tándem” -en el que se investigan los distintos trabajos de espionaje que llevó a cabo a través del Grupo Cenyt “no es más que un río revuelto por los tejemanejes de Podemos y de todos quienes en el sistema, empezando por el judicial, representan y promueven tendencias antisistema y antipatriotas”. De hecho, subraya que son los abogados de la formación morada “los que de verdad manejan este sumario (en el sentido más amplio y oscuro del término) con la complicidad de los fiscales”.

El excomisario defiende su derecho a la presunción de inocencia, “que en ocasiones -se queja- voces interesadas han exhibido para defender a los fiscales por su conducta obscena en el sentido más amplio de la palabra”. Una presunción de inocencia, recalca, que “me habría gustado que también la aplicaran hacia mi persona.

El exmando policial denuncia lo que considera “impunidad” para quienes “mantienen el secreto de mi causa y están falsificando las pruebas porque mi sentencia ya está dictada y escrita. Pedro Sánchez y varios de sus ministros, ignorando mi derecho a un juicio justo, ya me hayan condenado, considerándome culpable”, señala.

Sólo un día después de que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón haya reabierto el “caso Carol” -una de las piezas del “Tándem” en la que se investiga la grabación que Villarejo hizo a la examiga del rey emérito Corinna Larsen, en la que se refería a la supuesta fortuna de Juan Carlos I en Suiza-, el ex comisario vuelve a señalar a Sánz Roldán como el responsable de los “estragos” causados a la Corona por la divulgación de esas informaciones. En esa pieza se investigará si Corinna Larsen contrató los servicios del excomisario para investigar a una antigua ayudante de quien sospechaba que filtraba información a la Prensa.

Villarejo también critica el uso de las puertas giratorias que ha hecho Félix Sanz Roldán con su fichaje por  Iberdrola. Villarejo asegura que Sanz Roldán “dada su torpeza y sus aviesas intenciones, echadas malamente por tierra, ha provocado a la Corona, no sólo en la figura de Juan Carlos I, y a la estabilidad de un país entero estragos de los que nos lamentaremos durante años”. Y atribuye el “calvario” que padece el Rey emérito a los “desgraciados y obtusos consejos” del ex presidente del CNI, quien se presentaba -apunta irónicamente- como “gran valedor y defensor de la Corona” y “se creía aun más poderoso que el mismo Rey”, añade en su comunicado.

COMPARTIR: