13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una testigo visual se suma a las personas que vieron a César Román en contacto con el equipaje hallado en Usera

Desvelamos el testimonio de la dueña del bazar chino que vio al Rey del Cachopo con la célebre maleta

César Román en una de sus numerosas aparariciones televisivas.
César Román en una de sus numerosas aparariciones televisivas.
La dueña de un bazar chino de la misma calle donde vivía César Román aseguró a la Policía que vio al Rey del Cachopo, a mediados de agosto, arrastrando una maleta muy pesada por la calle López Grass, en el piso que compartió con Heidi Paz. Su testimonio puede convertirse en clave, porque las fechas coinciden con el hallazgo de los restos en la nave de Usera. Los policías también encontraron a la dueña de la casa de Vallecas y accedieron al interior de la vivienda tras el permiso judicial.

A mediados de septiembre la Policía Nacional llegó al domicilio de César Román gracias a las declaraciones policiales de Giovanni, chófer y mano derecha del Rey del Cachopo, que indicó el domicilio en la madrileña calle López Grass 28, como el habitual del restaurador y su pareja.

Los investigadores fueron al barrio y encontraron a la dueña del inmueble, Casilda S. V., que les remitió a la agencia que comercializaba el alquiler de la casa y declaró que Román le debía dos meses de alquiler. La pareja formada por César y Heidi eran considerada entonces como desaparecida, ya que los restos encontrados un mes antes en la nave de la calle Sebastián Moreno 3, todavía no se habían identificado como pertenecientes a Heidi Paz.

Pero sin duda, el testimonio más importante de aquellas diligencias fue encontrar a una testigo de primer orden en del barrio donde  vivía César Román y Heidi Paz, cuyo testimonio se suma a las pruebas de cargo que existen contra el Rey del Cachopo, ya que aseguró en septiembre ver al restaurador arrastrando una gran maleta, aproximadamente en la misma fecha que se encontraron los restos de Heidi en la nave de la calle Sebastián Moreno, 3, de Madrid.

Declaración de la mujer china que dijo ver a Román arrastrando una maleta.

La mujer, H.H. Zhou, de 43 años, relató que "hace aproximadamente unos 30 días, observó desde la puerta del establecimiento arriba indicado, como un individuo de escasa estatura, de piel muy blanquita, de entre 40 y 45 años de edad, que llevaba de la mano arrastrando una maleta grande, no recordando el color exacto, si bien cree que era oscura, bajaba por la acera de la calle López Grass enfrente al establecimiento".

En el mismo lugar, cruzando la calle, siempre iba solo

Esta testigo, que regenta un bazar en la misma calle donde vivía Román "recuerda que a principios del mes de agosto también la había visto en el mismo lugar cruzando la calle. En ninguna de las dos ocasiones recuerda si de mañana o tarde. En ambas ocasiones, siempre iba solo".

Ante este nuevo testimonio los funcionarios policiales mostraron doce fotografías "de varones de características físicas similares, reconociendo sin ningún genero de dudas ni error posible la fotografía número 10 como la del varón que hace unos 30 días observó en la calle López Grass a la altura del establecimiento "Bazar" portando una maleta grande con ruedas". La mujer tenía tanta confianza en su memoria que incluso firmó sobre la fotografía para dejar constancia. La fotografía número 10 pertenece a César Román Viruete.

Los policías siguieron investigando y Casilda, la casera les facilitó el teléfono y direccción de la agencia inmobiliaria, que se llama Enfoka y está Pozuelo de Alarcón. Allí les confirmaron que el Rey del Cachopo debía dinero a su arrendadora, en total dos mensualidades, ya que cuando formalizó el contrato, el 7 de junio de 2018, sólo abonó la fianza de 1.500 euros y 500 euros del primer mes.

En la inmobiliaria les facilitaron tres juegos de llaves de la vivienda, que tras la preceptiva orden judicial, usaron para registrar la casa donde vivió el Rey del Cachopo con su pareja. Hasta entonces César Román y Heidi Paz sólo eran para la Policía dos desaparecidos. Poco después él sería detenido por el asesinato de su exnovia.

COMPARTIR: