27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Jusapol pide no olvidar a los compañeros en segunda actividad y la Unión de Oficiales denuncia que el reparto no es justo para los guardias civiles

Nueva pelea entre guardias civiles y policías a cuenta del reparto del tercer tramo de equiparación salarial

Policías y guardias civiles piden equipararse con mossos por ejemplo.
Policías y guardias civiles piden equipararse con mossos por ejemplo.
JUSAPOL, JUPOL y JUCIL han mostrado su profundo descontento por el acuerdo de “falsa equiparación” que ha propuesto el Gobierno y las Direcciones Generales de la Guardia Civil y la Policía Nacional y que ha contado con el beneplácito del resto de sindicatos policiales y de asociaciones profesionales de la Guardia Civil durante la reunión de este pasado miércoles sobre el tercer trama de equiparación salarial, cuyo reparto tampoco satisface a algunas asociaciones de guardias civiles.

De nuevo la reunión de este pasado miércoles entre el secretario de Estado de Seguridad, las direcciones generales de la Policía Nacional y la Guardia Civil y la representación sindical y asociativa de ambos cuerpos ha puesto de manifiesto la disparidad de criterios e intereses enfrentados entre policías y guardias civiles respecto al reparto del tercer tramo mal llamado equiparación profesional con otros cuerpos de seguridad.

La propuesta de reparto de 247 millones de euros, hasta llegar a los 807 acordados, según ha explicado el presidente de JUSAPOL, Miguel Ángel Gómez “para nada corresponde con una equiparación real, y deja fuera a muchos compañeros”. Desde JUSAPOL, JUPOL y JUCIL se ha denunciado que con este acuerdo se deja en la estacada a todos los compañeros de segunda actividad y en reserva, y para los compañeros en activo no supone una equiparación económica real con las policías autonómicas.

Para JUSAPOL, JUPOL y JUCIL, “el único porcentaje por el que tenemos que luchar es por el de la diferencia que existen entre las nóminas de las policías autonómicas con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

“La unión de la Guardia Civil y de la Policía Nacional ha sido artífice de grandes éxitos dentro de ambos cuerpos, de la mejora de las condiciones laborales” ha resaltado el secretario general de la asociación profesional de la Guardia Civil JUCIL, Ernesto Vilariño, que ha asegurado que “en ningún caso vamos a romper esta unión nacida a través de JUSAPOL y que va a ser el mejor camino para seguir ganando en condiciones laborales, sociales y económicas dentro de la Policía Nacional y la Guardia Civil”. 

Por su parte, el secretario general de JUPOL ha pedido a los sindicatos policiales y a las asociaciones profesionales de la Guardia Civil que “hagan examen de conciencia y no acepten este acuerdo de falsa equiparación que deja en el olvido a muchos de los compañeros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que lucharon en primera línea de batalla en los años más duros de la lucha antiterrorista en España”. 

Desde JUSAPOL, JUPOL y JUCIL, sus dirigentes, han insistido en “la necesidad de continuar luchando por lograr una equiparación salarial real y efectiva de la Policía Nacional y de la Guardia Civil con las policías autonómicas” y han añadido que “se van a poner en marcha todas las medidas de presión, judiciales y reivindicativas necesarias para que el Gobierno corrija su postura y ponga en marcha esta equiparación real de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con las policías autonómicas”. 

Un guardia civil y un  policía nacional.

 Por otro lado, desde las asociaciones han remarcado en las reuniones mantenidas con las direcciones generales que “no van a cesar en sus justas reivindicaciones, y que no se van a dejar amedrentar por la apertura de expedientes con un marcado carácter político que nos abran”. 

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil discrepa

 La Unión de Oficiales de la Guardia Civil también ha emitido su propio comunicado:  "Ante las peticiones de información que nos estáis enviando, como ya hemos adelantado, esta mañana (miércoles) se ha celebrado reunión de la Comisión General de Seguimiento del Acuerdo de Equiparación. Esta reunión ha estado presidida por el Sr. Secretario de Estado de Seguridad D. Rafael Pérez, que ha sido acompañado de la Subsecretaria de Interior y del director general de la Policía y directora de la Guardia Civil, además de los mandos de Personal de cada uno de los Cuerpos. A esta reunión, por la parte social, han acudido las asociaciones profesionales y organizaciones sindicales firmantes del Acuerdo (incidimos en lo de firmantes del acuerdo porque las organizaciones no firmantes no están legitimadas para asistir a la reunión en tanto no lo firmen)".

Según esta asociación "el objetivo de la reunión era acordar el reparto entre Guardia Civil y Policía de los 247 millones del tercer tramo, cantidad pendiente para completar los 807 millones acordados". 

Desde la Unión de Oficiales matizan que "la cifra de 807 millones no se eligió al azar. Esa cifra se obtuvo del siguiente modo: La comparación de retribuciones de la Policía Nacional con los Mossos, arrojó una diferencia de 331 millones, y la diferencia de Guardia Civil con Mossos resultó ser de 476 millones. La suma de esas cantidades que corresponde a cada Cuerpo para igualarse con los Mossos, arroja la cifra de los famosos 807 millones. Esto, en términos de % supone un 41% para la Policía y un 59% para la Guardia Civil que, como sabemos partía de una situación retributiva mucho más desfavorecida que Policía".

La Unión de Oficiales considera que no hace falta llegar a un acuerdo, porque ya se tomó. Según ellos, al final del tercer tramo la Guardia Civil debe haber recibido 476 millones y la Policía 331. Y, aún así, esta cifra es insuficiente para que la Guardia Civil se equipare tanto con los Mossos, como con la Policía (cuestión esta última que es más grave).

"Los sindicatos de la Policía han comenzado a esgrimir argumentos para justificar que a ellos les corresponden más dinero, y de este tercer tramo reclaman un 47% en lugar del 41% que les corresponde, lo que supone quitar a la Guardia Civil unos 14 millones para dárselos a la Policía, además de los 4,3 millones que nos quitaron el año pasado", dicen desde esta asociación.

"La Policía ha comenzado a argumentar que ellos habían crecido más, cuando la tasa de reposición en los últimos años ha sido la misma para los dos cuerpos. Cuando se han visto sin argumentos sólidos han arremetido contra nuestros pabellones, llegando a decir que denunciarían la situación por fraude fiscal, con todas las consecuencias, ya que consideran que es una retribución en especie por la que no tributamos. Incluso han llegado a poner sobre la mesa que nos beneficiamos de acuerdos con otras policías para compartir residencias de descanso (como la Gendarmería en Francia, Portugal o Italia)", añaden desde la Unión de Oficiales. 

Por parte del Secretario de Estado se nos ha pedido un esfuerzo a sindicatos y asociaciones por ponernos en la posición “del otro” y flexibilizar posturas para lograr un acuerdo. De ese modo se ha pedido opinión para hacer una nueva reunión entre sindicatos y asociaciones que permitan llegar a un acuerdo. Sindicatos y asociaciones han estado de acuerdo en mantener el diálogo y han aceptado una nueva reunión "con la excepción de la Unión de Oficiales que ha expresado que no tenía sentido una reunión en la que lo único que se espera es que los guardias civiles cedan, ya que la Policía nos había mordido un brazo y con esa reunión se pretendía que cediésemos y solo nos dejáramos comer una mano", dicen desde esta asociación.

Unión de Oficiales no va a ser cómplice de ningún “robo” a los guardias civiles y sus familias. "Iremos a esa reunión, porque nos sometemos a la mayoría democrática que ha acordado que se realice esa reunión, pero no vamos a ceder ni un solo céntimo de los guardias civiles y sus familias, porque incluso con este tercer tramo los guardias civiles seguirán cobrando menos que los policías. No están las cosas como para que las asociaciones hagamos concesiones. Si nos quitan dinero no será con el beneplácito de la Unión de Oficiales", aseguran.  

Y arremeten contra los sindicatos de Policía: "Lamentablemente los sindicatos de la Policía nos han vuelto a utilizar. Nos ha utilizado porque la Guardia Civil, al ser un Cuerpo más numeroso y peor retribuido, aportaba una gran cantidad de dinero a la diferencia común entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de los Mossos (331 millones Policía y 476 millones Guardia Civil), y ahora quieren comerse parte de esa cantidad calculada y generada por la diferencia ente Guardia Civil y Mossos". 

El próximo lunes, la Unión de Oficiales asistirá a esta reunión entre sindicatos y asociaciones convocada a instancias del Secretario de Estado, "pero reiteramos que no nos vamos a mover ni un milímetro de lo que se acordó, máxime mientras el Secretario de Estado no aporte nuevos datos objetivos que justifiquen un reparto distinto al acordado y, en cuyo caso, si se cuestiona el reparto, nosotros podremos cuestionar la cantidad de 807 millones", añaden.

Ante la falta de acuerdo será la Secretaría de Estado la que tenga que asumir la responsabilidad de acordar el reparto entre los dos Cuerpos. Unión de Oficiales ha pedido al Secretario de Estado que, "si se modifica lo acordado, deberá explicar a los guardias civiles por qué se les quita dinero y por qué, finalmente, cobrarán menos que los policías".

 Críticas de la UFP

Desde la Unión Federal de Policías también han criticado la posición de Jusapol: " Nos llama poderosamente la atención la posición del conglomerado Jusapol, Jupol y Jucil que, en el momento en que han visto la posibilidad de poner palos en la rueda no han dudado en hacerlo. Cuando como consecuencia de la pandemia de coronavirus, se suspendieron las reuniones de negociación pendientes, Jupol exigió, sin haber firmado el Acuerdo, que se ejecutara y se pagara el tercer tramo cuanto antes. Nosotros, ante esa buena actitud, invitamos a Jupol a que se sumara al Acuerdo, porque, a pesar de las diferencias, entendemos que cuanto más sumemos, más beneficiado será todo el colectivo policial".

La UFP continúa explicando que "en el momento en que nos convocan y empezamos a negociar el reparto, emiten una circular en la que dicen que no aceptemos, que renunciemos a cobrar 247 millones de euros en nuestras nóminas con un argumento tan miserable como falso, como es utilizar a nuestros compañeros víctimas del terrorismo. Ellos, con su ILP no han traído ni un solo euro a las nóminas de los policías, mientras que fruto del acuerdo, los policías y guardias civiles ya han ingresado 380,38 euros mensuales, quedando pendiente este tercer tramo que puede suponer alrededor de otros 180 euros. Esta es la realidad". 

 
COMPARTIR: