25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La Dirección General de Patrimonio Cultural hizo ayer una inspección para comprobar las licencias

Comunidad de Madrid para las obras del Ayuntamiento en Plaza de España "por carecer de control arqueológico"

Vista aérea de la Plaza de España.
Vista aérea de la Plaza de España.
La Comunidad de Madrid ha paralizado las obras de remodelación de la Plaza de España que realiza el Ayuntamiento de Madrid. La paralización se ha producido "por carecer de control arqueológico", después de que los inspectores de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad visitaran ayer la obra.

La Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural, ha paralizado esta mañana las obras iniciadas por el Ayuntamiento de Madrid en la Plaza de España "por carecer de control arqueológico", explicaron hoy miércoles fuentes regionales.

La decisión se produce después de que técnicos regionales se personaran ayer martes en las obras y constataran que el Consistorio "no ha realizado control y seguimiento arqueológico y paleontológico de los movimientos de tierras, a pesar de ser una de las condiciones impuestas por las autoridades regionales para dar el visto bueno al proyecto, que se desarrolla en una zona en la que está documentada la presencia de restos arqueológicos y paleontológicos".

La madrileña Plaza de España.

Tras paralizar las obras, la Dirección General de Patrimonio Cultural, en cumplimiento de la Ley de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, abrirá diligencias para determinar posibles responsabilidades. A partir de ahora se solicitará información al Ayuntamiento de Madrid, que deberá explicar su actuación

Las obras se podrán reanudar cuando los técnicos de la Comunidad determinen que se garantiza la conservación del patrimonio existente. Patrimonio insiste en que las obras, que afectan a la Zona Arqueológica del Recinto Histórico de la Villa de Madrid, declarada Bien de Interés Cultural en 1993, no cuentan con autorización de trabajos arqueológicos a nombre de ninguna empresa de arqueología.

Según la Comunidad de Madrid, el proyecto de reforma que el Ayuntamiento de Madrid planteó para la plaza de España en un primer momento incluyó el derribo del conocido como muro de Sabatini, que discurre paralelo a la Cuesta de San Vicente. Ese planteamiento fue rechazado por la Comisión Local de Patrimonio Cultural debido a las afecciones negativas que dicho diseño podía haber generado en los jardines aledaños al Palacio Real.

COMPARTIR: