21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Llegué a Políticas después de haber hecho Derecho y me habían hablado de un chaval muy listo que entonces aparentaba como 6 años" recordaba Iglesias

Iñigo Errejón se venga de Pablo Iglesias: Cómo se pasó del amor al odio político en apenas siete años

/ Errejón e Iglesias. Foto: Flickr.
Más Madrid ha rechazado el envite para sumar con Unidas Podemos en las elecciones que se celebrarán el próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. Mónica García ha justificado el 'no' que le ha dado a Pablo Iglesias con un apasionado discurso feminista. Pero tras la decisión se esconde un pasado en el que Errejón e Iglesias se respetaron, un sentimiento que parece haber desaparecido del todo.

Iglesias recordaba durante una entrevista en la cadena SER cómo conoció a Iñigo Errejón: "Yo llegué a la Facultad de Políticas después de haber hecho Derecho y me habían hablado de un chaval muy listo que entonces aparentaba como seis años. O sea, imaginad la edad que podía aparentar Íñigo cuando tenía como 19 años, que es cuando yo le conozco. Él tenía 19 y yo 24 o una cosa así. Y le veo allí, sentado en la puerta de la cafetería, con un trocito de pan y al trocito de pan le estaba echando un sobrecito de azúcar. Y no pude evitar acercarme y decirle: 'Pero, ¿por qué comes pan con azúcar?'. Y me dice el pobrecito: 'Es que es como un suizo'. Claro, en ese momento me dieron ganas de adoptarle y, efectivamente, le adopté".

En aquella época sintonizaron políticamente y personalmente. Y por aquella época Dina Bousselham llega a Madrid con 18 años para estudiar en la Universidad Complutense de la capital Ciencias Políticas y de la Administración. En esos años universitarios conoció a Iñigo Errejón. El hoy líder de Más País, era entonces la cabeza visible de Juventud Sin Futuro una de las plataformas reivindicativas que cristalizaron en el Movimiento 15-M en 2011.

Fue en esa época cuando Dina conoció a través de Iñigo al hoy líder absoluto de Unidas Podemos. El enfrentamiento entre Iglesias y Errejón le pilló en el medio de todo. Dicen los que la conocen que su carácter directo y un tanto frío le hizo esperar para alinearse con Iglesias y Errejón no se lo ha perdonado.

Aún así la relación entre Iglesias y Errejón fue viento en popa y en 2014 ambos ponen en marcha a Podemos, que logra un gran éxito en las europeas. Pablo se va al Europarlamento e Íñigo se queda con el partido y lo lanza hacia la transversalidad para romper la hegemonía del PSOE. Pero Iglesias apuesta en 2016 por llegar a un acuerdo con IU y Errejón rompe con él y presenta un proyecto alternativo en Vistalegre II que no obtiene los apoyos internos esperados.

Es entonces cuando empiezan los problemas, cuando el exnúmero dos de Podemos pierde en Vistalegre II ante Pablo Iglesias, pierde toda su fuerza en la formación morada. Luego vio como Manuela Carmena perdía la alcaldía, sufrió al ver que Más Madrid no sumaba con otras fuerzas en la Comunidad y, en su regreso al tablero nacional, fracasó con Más País.

Errejón se conforma entonces con ser el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, pero las continuas injerencias del equipo de Iglesias le llevan a pactar con Manuela Carmena y lanzarse a Más Madrid, que fracasa en las municipales y logra superar en las Autonómicas madrileñas a Podemos, aunque fracasa en el resto del panorama político regional.

Por eso, ahora que Pablo Iglesias ha decidido protagonizar una pirueta inesperada, dejar el Gobierno de España para liderar a Unidas Podemos en la Comunidad de Madrid, Errejón se ha puesto de perfil y Más Madrid ha rechazado el pacto que le ofrecía su adversario para unir a la izquierda madrileña.

Justificación

Mónica García, candidata de Más Madrid, aseguró que "ya está claro que todas las opciones superan la barrera del 5% y, por tanto, no hay que temer que se desperdicie ni un solo voto". La también anestesista en el Hospital Doce de Octubre afirma que "Madrid no es una serie de Netflix".

"Disponer de tres opciones con garantías de representación es la mejor forma de movilizar al Madrid decente para conseguir que ningún voto se quede en casa", asegura García, que dice estar cansada de que las mujeres tengan que "hacer el trabajo sucio" para después apartarse en "los momentos históricos". 

Mónica García. Foto: Youtube.

La errejonista añade: "Quiero presentarme a las elecciones y ser la próxima presidenta de la Comunidad de Madrid. Me apetece, tengo buenas ideas y mucho trabajo a la espalda". Y explica que las mujeres saben "frenar a la ultraderecha" sin que nadie "tutele", en clara referencia a Pablo Iglesias.

"Echar a la señora Ayuso"

García dice que lo importante es "echar a la señora Ayuso y a la ultraderecha de la Puerta del Sol (. . .) Que se refleje en una campaña limpia, que seamos honestos, que seamos positivos, que desemboque en un incuestionable acuerdo de Gobierno cuando den los números la noche del 4 de mayo".

"Que no estamos condenados a la permanente bronca y que anteponemos los intereses de Madrid por delante de nuestros intereses personales y partidistas", asegura la diputada madrileña que ha cobrado relevancia en plena crisis sanitaria.

Y subraya: "Desde Más Madrid llevamos manos a la obra desde hace mucho tiempo. Tenemos bien engrasado un proyecto feminista, regionalista y verde. Conocemos al dedillo hasta la última herida que ha dejado el negligente Gobierno de la señora Ayuso. Voy a poner alma, corazón y cerebro para curar Madrid".

Enfado

El ministro Alberto Garzón asegura que "esta decisión es un error notable. La unidad no es la respuesta a todo, pero es un estímulo que permite hacer las cosas diferentes a 2019: entonces gobernó Ayuso. Esta nueva ocasión requería unidad y humildad".

Enrique Santiago, portavoz en el Congreso de Izquierda Unida y secretario general del PCE, también ha mostrado su enfado: "Es una generosidad que nadie en este país ha hecho. Nadie renuncia a la vicepresidencia para defender la izquierda".

Joan Baldoví, de Compromís, por su parte defiende la postura de sus aliados de Más Madrid: "Si hay alguien que merece ser presidenta de Madrid es Mónica García. Si hay alguien que ha hecho una verdadera oposición a Ayuso ha sido ella. La fuerza de las cosas pequeñas, pero importantes de cada día. Superado el 5%, 1+1+1 sí que van a sumar".

E Íñigo Errejón ha insinuado el supuesto machismo de Pablo Iglesias y ha aprovechado su momento para vengarse de Unidas Podemos vía Twitter: "El feminismo nos ha enseñado que no siempre tenemos que ser los protagonistas. Así que hoy, esto: Vamos Mónica García".

La diputada de Más Madrid, Mónica García, tiene que devolver alrededor de 13.000 euros a la Asamblea de Madrid por haber cobrado como parlamentaria con dedicación exclusiva al mismo tiempo que estaba de baja laboral como anestesista en el Hospital 12 de Octubre. 

COMPARTIR: