23 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se da la paradoja que entre los perjudicados estaría el BBVA que, presuntamente, contrató a Villarejo para espiar a la asociación de Luis Pineda

Se prorroga el secreto de sumario sobre el controvertido caso Ausbanc para que dure hasta que comience el juicio

Luis Pineda, expresidente de Ausbanc.
Luis Pineda, expresidente de Ausbanc.
El juez del caso Ausbanc ha prorrogado el secreto de sumario durante un mes, de manera que comenzará el juicio contra Luis Pineda y otros once acusados con el secreto todavía vigente. Asi que el público conocerá el contenido del sumario prácticamente con el inicio de las sesiones orales. Mientras, Podemos cuenta a sus seguidores que en la parte afectada o denunciantes se sitúa "un banco (BBVA) que contrató a Villarejo para espiarles".

Alejandro Abascal, magistrado juez de apoyo del Jugado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, decidió prorrogar el secreto de sumario del caso Ausbanc hasta el 4 de febrero de 2020, siete días después de que comience el juicio contra los acusados.

 

El juicio al presidente de Ausbanc Luis Pineda, el secretario general de Manos Limpias Miguel Bernard, la abogada Virginia López Negrete y otras ocho personas arrancará finalmente el 29 de enero y tendrá 21 sesiones, según ha acordado la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

 

Pero antes de comenzar el juicio se está ya librando en las redes sociales y en los juzgados una sorda batalla por posicionarse. Podemos publicaba en redes sociales que "el juicio contra Ausbanc va a ser divertido. Como acusados Ausbanc y como víctima el banco que contrató a Villarejo para espiarles y conseguir que una denuncia sin apenas contenido se tramitara con urgencia en la Unidad de Delincuencia Económica", aunque en realidad el BBVA ya se retiró de la acusación es cierto que es, supuestamente, una de las entidades bancarias que habrían sido chantajeadas por Ausbanc.

 

Es la tercera vez que se señala fecha para este juicio, cuya celebración se ha suspendido en dos ocasiones anteriores. La última, el pasado 7 de octubre, cuando se acordó posponer la celebración por razones de salud del abogado de Luis Pineda.

 

Alegaciones de Pineda

 

Previa a la celebración del juicio,  Pineda presentó un escrito de alegaciones ante la Audiencia para intentar que se levantase el bloqueo de las cuentas corrientes de Ausbanc y así poder pagar a los trabajadores de las diferentes asociaciones ligadas a Ausbanc. Pineda manifestaba que la intervención de estas cuentas había provocado que "una asociación con unos recursos financieros y medios humanos más que suficientes para su desarrollo, tras la circunstancia arriba mencionada, no tuviera la opción de pagar a trabajadores, proveedores ni siquiera tuviera recursos para abonar gastos tan básicos como la luz por dicha medida cautelar y por la negativa del Juez a nombrar un interventor judicial".

Miguel Bernard, del sindicato Manos Limpias.

El 26 de abril de 2016 Pineda solicitó mediante escrito a la Audiencia Nacional una autorización para proceder a pagos ordinarios y nominas así como nombramiento de administrador judicial. Pero todas las asociaciones dependientes de Ausbanc se tuvieron que declarar insolventes dando lugar a los correspondientes autos judiciales. En las alegaciones Pineda dice que "el 28 de febrero de 2017, en un contexto de miedo y terror psicológico por encontrarse bajo secreto de sumario, se solicitó el concurso voluntario" de las empresas asociadas.

 

El 7 de abril de 2017 se declaró concurso ordinario por el Juzgado número 7 de lo Mercantil, cuyo titular es Juan Carlos Picazo Menéndez, y se designó a Account Control and Ius Aequitas Administradores Concursales, cuyos responsables son Eliseo Martínez y Pablo Martínez Varela. Pineda argumenta en sus alegaciones que "los administradores debieron empezar por leer sus estatutos (asociaciones de Ausbanc) y hubieran comprobado que existe nulidad en el Auto por el que se acepta la solicitud de liquidación por falta de legitimación conforme a los Estatutos de las Asociaciones". Pineda asegua que la disolución solo es posible si se aprueba en Asamblea General Extraordinaria.

La abogada Virginia López Negrete.

Según Pineda, "la voluntad del Magistrado Santiago Pedraz al levantar el embargo es que se mantengan los activos para hacer frente a las responsabilidades civiles en su caso. La administración concursal ha asumido el concurso con actuación negligente, culposa, en perjuicio de la concursada y de sus fines sociales. Los abogados que forman parte de la administración concursal representan a competidores directos de Ausbanc interesados en su desaparición, sin que dicha incompatibilidad haya sido pueta en conocimiento del juzgado".

La defensa de Pineda argumentan en sus alegaciones también que "la Administración Concursal señala como único hecho relevante para la calificación culpable del concurso de Ausbanc Empresas, las cesiones de expedientes judiciales realizadas entre mayo y junio de 2016. En los hechos de la demanda de calificación no se cita a mi persona. Es más, la propia Administración Concursal reconoce la situación de prisión preventiva en la que me encontraba y me considera persona afectada por la calificación culpable y se solicita la condena" y añade Pineda que "lo cierto es que en el momento de producirse las cesiones me encontraba en la cárcel desde hacía meses, por lo que resulta imposible mi participación en los mismos".

Asimismo, Pineda dice que han "desaparecido" 239.625 acciones de Bankia de titularidad de Ausbanc: "En el momento en que los administradores concursales asumen dicho cargo se hace entrega por parte de los anteriores administradores de la documentación que soporta los activos de la compañía Ausbanc-empresas. En dicha documentación figuraba la cartera de valores que la Entidad poseía en el Banco Santander (como consta en actuaciones) y en la mencionada cartera se observa el detalle de las siguientes inversiones; 517 acciones de BBVA, 319.500 acciones de Bankia, 15.097 acciones de Banco de Santander, 6.657 acciones de Iberdrola y 4 acciones de Prisa".

Acciones liquidadas

El problema es que según los informes de la administración concursal, cuando se liquidan las acciones se asegura que se han vendido "79.875 acciones de Bankia,  liquidadas por un importe de 61.860.73 euros". Pineda alega que "los administradores concursales faltan a la verdad cuando recogen en el penúltimo párrafo de dicho informe que "todas las inversiones han sido liquidadas" y añade que "como quiera que las acciones de Bankia vendidas (79.785) obtuvieron un valor de 175.645,13 euros, por tanto su venta se hizo a un tipo de cotización de 2,199 euros por acción. Si calculamos el valor de las acciones desaparecidas a un tipo de cotización igual que las vendidas, 2,199 euros por acción, suma un importe desaparecido de 526.935,37 euros".

Por todo esto Pineda pidió que se levantase el embargo sobre las empresas de Ausbanc.

COMPARTIR: