18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Antonio Luis Aguilera, uno de los presuntos cabecillas, ya fue condenado por estafa en el año 2015, y en 2018 fue detenido por falsedad documental

Los nombres de la 'Operación Titella': El amplio círculo de José Luis Moreno salpicado por la trama delictiva

José Luis Moreno.
José Luis Moreno.
La detención, el pasado 29 de junio, del productor de televisión y ventrílocuo José Luis Moreno en el marco de la 'Operación Titella' salpica a las más diversas personalidades, empezando por el empresario Antonio Luis Aguilera, presunto cabecilla de la trama. Todos ellos han sido cercados por centenares de comunicaciones telefónicas interceptadas por la Policía, conversaciones en las que no solo se reconoce a ambos implicados, también al argentino Roemmers, o a sus sobrinos, entre otros.

El goteo de información que en los últimos días viene sucediéndose en torno al productor de televisión José Luis Moreno no deja indiferente a nadie. Desde que trascendiera el sumario de la ‘Operación Titella’  -por la que el empresario y ventrílocuo fue detenido el 29 de junio acusado de pertenencia a organización criminal, estafa, falsedad documental, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes-, los detalles sobre su vida, relaciones y negocios arrojan luz sobre un caso cuyo complejo entramado salpica a las más diversas personalidades. 

Todos ellos, cercados por centenares de comunicaciones telefónicas de los presuntos implicados, entre ellos o con terceras personas, que constan en un documento policial de más de 600 páginas. De esas conversaciones se extrae, precisamente, que el promotor de series como 'Aquí no hay quien viva'  “participaba directamente” en el supuesto lavado de fondos de origen ilícito, además de manipular la contabilidad de sus sociedades para “engañar a sus socios e inversores privados”. 

"Participaba activamente manteniendo reuniones con los empleados y directores de banca, aprovechando su imagen pública para que estos les proporcionasen la financiación" concretó en su declaración policial Antonio Luis Aguilera, considerado por la Policía Judicial como uno de los principales cabecillas de la trama. 

Luis Aguilera Sánchez 

Las citadas grabaciones, según la Policía Judicial, señalan que Aguilera se encargaba de comprar y gestionar sociedades pantalla que simulaban tener actividad para conseguir financiación de forma fraudulenta de las entidades bancarias. También se ocupaba de blanquear el dinero en efectivo procedente de organizaciones dedicadas al narcotráfico. 

José Luis Moreno. 

Para ello, se valían de sociedades controladas por testaferros mediante las que se simulaban facturaciones que permitían introducir el capital procedente del exterior "sin levantar las sospechas de los organismos de control tributario, con la connivencia de varios empleados de banca que se prestan a colaborar en la integración del dinero", según destaca la Policía Judicial. También de 'mulas', para transportar el dinero al margen del sistema bancario.

En total, según los cálculos de los agentes, las sociedades de Aguilera tuvieron una actividad cercana a los 20 millones de euros. 

Esta no es la primera vez que el polémico empresario se sienta ante la Justicia. En 2018, Aguilera fue identificado por incumplimiento de una condena por estafa agravada, interpuesta en 2015 por la Audiencia Provincial de Barcelona, Entonces fue arrestado por los delitos de estafa, falsedad documental y usurpación del estado civil, y en el momento de su detención portaba cuatro teléfonos móviles, un DNI falso y un carnet de perito judicial.

La sentencia que desencadenó aquella detención, y por la que fue condenado a diez meses de prisión, detallaba un 'modus operandi' muy similar al que ahora se indaga en la 'Operación Titella'.

Un complejo entramado de sociedades fantasma que, en este caso, y según la declaración de Aguilera en la investigación, utilizaron para realizar una serie de televisión de la que se deberían rodar 30 capítulos.

Podría ser 'Glow and Darkness', que contaba con un presupuesto de 270 millones de euros y estrellas en su reparto como Eduardo Noriega o Jane Seymour. Una producción en la que el empresario argentino Alejandro Roemmers habría invertido 32 millones de euros, pero que todavía no ha visto la luz.

Alejandro Roemmers

Se dice que a José Luis Moreno y a Alejandro Roemmers los presentó el periodista Luis María Ansón bajo la promesa de que el famoso ventrílocuo le podía llevar hasta el Nobel de Literatura. Y es que el empresario argentino -administrador de Roemmers Laboratorio, fundado por su abuelo, y con negocios en varios países de Latinoamérica-, anhelaba convertirse en poeta y escritor.

Alejandro Roemmers. 

Juntos idearon ‘Glow and Darkness’, que acabaría por convertirse en un proyecto faraónico de dudosa viabilidad. Roemmers se comprometía a financiar la serie, basada en la figura de San Francisco de Asís, llegando a desembolsar hasta 32 millones de euros. 

De las grabaciones de las conversaciones telefónicas se desprende que Moreno se habría apropiado de 16 millones de euros. En el informe, asimismo, figuran conversaciones de dos empleadas de Moreno en las que se afirma que "no aguantarían" una auditoría porque se detectaría que "en todo el primer año no empezaron a grabar".

Por si fuera poco, se investigan otras conversaciones que darían a entender que Moreno había emitido facturas de hasta 100 empleados cuando en la productora solo había dos.

Sus sobrinos

De la productora de 'Glow and Darkness', Dreamlights, era productora ejecutiva Natalia Fernández Rodríguez, sobrina y mano derecha de José Luis Moreno, también detenida en el marco de la ‘Operación Titella’. 

A ella habría recurrido supuestamente otro de los sobrinos del productor, Raúl Fernández, porque "necesitaba dinero urgentísimo para irse a la ferretería”, un término que, según la investigación, empleaban para referirse a asuntos relacionados con el narcotráfico. 

En una llamada posterior, esta vez a una empleada de José Luis Moreno, tal y como consta en el documento policial que recoge las conversaciones telefónicas, Raúl le habría pedido a la mujer que "cogiera dinero de la caja de sociedad para el consumo de drogas". "Dame tanto billete y después dámelo en 10 y en 20" recoge el documento.

Empresarios, banqueros, notarios...

A lo largo de las más de 5.000 páginas del sumario desfilan asimismo los nombres de empresarios como Luis Dueñas -encargado de buscar financiación-, o de asesores como Beatriz Sánchez, señalada por los investigadores como una estrecha colaboradora de José Luis Moreno y encargada de gestionar las sociedades.

La Policía sospecha, asimismo, de varios directores de entidades bancarias que habrían colaborado con la presunta trama "obviando la diligencia debida a la hora de aprobar las operaciones de financiación". Entre los principales señalados constan los cuatro que fueron detenidos en el marco de la 'Operación Titella': el directivo del Banco Santander Javier Rumbo Lorenzo, el de CaixaBank Miguel Méndez López, el de Caja Rural Soria, Luis Peña Andrés y el de Banca PueyoLuis Ángel Moreira Ausín.

Una extensa lista de contactos 

Pero la lista de contactos de José Luis Moreno es mucho más extensa, y abarca a todo tipo de personalidades, tanto del mundo de la comunicación, como de la política y la sociedad de nuestro país.

COMPARTIR: