25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En esta comunidad, su batalla en la crisis del Mar Menor le premia, mientras que en Madrid podría quedarse fuera de la Asamblea

Unidas Podemos araña en territorio hostil: Su representación electoral en España solo mejoraría en Murcia

Javier Sánchez Serna.
Javier Sánchez Serna. / Coordinador de Podemos en la Región de Murcia.
Malas previsiones las de Unidas Podemos para las elecciones autonómicas de mayo de 2023. La coalición morada, según las encuestas, solo mejorará su representación en la Asamblea de Murcia por su batalla en la crisis del Mar Menor. Y es que podría quedarse fuera en la Asamblea de Madrid, así como también peligraría su presencia en los gobiernos de Aragón, La Rioja, Comunidad Valenciana o Canarias.

Las elecciones autonómicas de 2023 serán determinantes para el futuro inmediato de Unidas Podemos, que podría salir de los gobiernos de Comunidad Valenciana, Canarias, Aragón y La Rioja (y podría mantenerse en Navarra y Baleares, según varias encuestas).

La coalición tiene visos de empeorar sus resultados de 2019 pudiendo quedarse fuera de la Asamblea de Madrid, y las encuestas pronostican que solo subiría en un territorio en comparación con los números de hace tres años: la Región de Murcia.

En esta autonomía, la dirección morada, liderada por Óscar Urralburu, se marchó a Más País, partido que sufre unas encuestas desalentadoras. Y a pesar de ello, podrían mejorar su representación, pasando de dos a tres parlamentarios (y saltando del 5,6% al 6,5%, según la encuesta del CEMOP).

La batalla de Podemos sobre la crisis del Mar Menor les ha otorgado aliento. Cabe recordar que este partido está actualmente liderado por Javier Sánchez Serna, diputado estatal, y cuenta con dos parlamentarios en la Asamblea de Murcia: María Marín y Rafael Esteban.

La Región de Murcia seguirá en manos del PP

Existen muchas dudas sobre si Fernando López Miras repetirá como candidato del PP de la Región de Murcia después de haberse apoyado en tránsfugas para salvar una moción de censura cocinada por PSOE y Ciudadanos. 

Aun así, las encuestas sonríen al PP, que se mantendría sin dificultades en el Gobierno de la Región con el apoyo de Vox. Los sondeos son desalentadores para la izquierda ya que el PSOE perdería el primer puesto que obtuvo en 2019 y tan solo Unidas Podemos subiría levemente, ya que Más País no tiene, a priori, opciones de obtener representación. 

Malas previsiones estatales

El espacio pos15M sufre horas bajas con la única esperanza de que Yolanda Díaz, muy bien valorada demoscópicamente por su labor al frente del Ministerio de Trabajo, refunda el espacio de Unidas Podemos, sume otras fuerzas y lance un 'Frente Amplio' transversal.

Es cierto que las tensiones internas a cuenta de Ucrania entre la vicepresidenta segunda y los 'pablistas' parecen haber desanimado a la gallega, que la pasada semana anunció que aparca su proceso de "escucha activa" por la crisis.

"Voy a aparcar mi proceso de escucha por pura responsabilidad y dedicación al Gobierno", anunció en la SER. Díaz afirmó que siente "un poco de pena" tras tomar esta decisión, pero lo cierto es que esta estrategia coloca en una situación complicada a Podemos.

La formación liderada por Ione Belarra fue advertida por Alberto Garzón de que su estrategia de presionar a la vicepresidenta, a cuenta de los acuerdos de la reforma laboral o Ucrania, la podrían "asfixiar", circunstancia que la podría llevar a renunciar a liderar la candidatura en las generales de 2023.

Lío en Podemos La Rioja

Raquel Romero, única consejera (y también única parlamentaria) de Podemos en La Rioja fue expulsada de la formación morada por no cumplir con el Código Ético al que se comprometió en 2019.

Romero, consejera de Igualdad, Participación y Agenda 2030, y otros cinco de sus colaboradores no donaron parte de sus sueldos públicos al partido, a pesar de que estaba estipulado que en 2019 debían donar la parte que excediese de 2.100 euros mensuales y en 2020, tras modificarse el Código Ético, un porcentaje de su sueldo (que supera los 80.000 euros anuales).

La consejera fue elegida candidata sin primarias en 2019, y en 2020 denunció irregularidades en las que ganó Arantxa Carrero, que admitió no tener relación con la única parlamentaria de Podemos en La Rioja.

Romero, en declaraciones al digital Rioja2, ha asegurado que la echan porque se quiere unir al 'Frente Amplio' de Yolanda Díaz, aunque esta hipótesis ha sido calificada de "literatura barata" por Arantxa Carrero.

El PSOE riojano volvió al poder en 2019, tras casi un cuarto de siglo de ausencia, de la mano de Concha Andreu. La presidenta autonómica no tuvo fácil hacerse con el cargo porque la diputada de Podemos, Raquel Romero, aprovechó su peso estratégico para conseguir una consejería.

Raquel Romero. 

Y dependiente de la misma, Romero colocó a un joven de Ciudad Real, Mario Herrera, que se convirtió en director general de Participación y Derechos Humanos a pesar de que había acudido a La Rioja por orden de Podemos para desencallar en unos días la situación política en Logroño.

Pero Herrera llegó, vio y se quedó. Eso sí, en el bloque socialista del Gobierno de La Rioja tuvieron que mirar hacia otro lado al comprobar que este exconcejal de Ciudad Real había llamado "zorra" en Twitter a la expresidenta manchega María Dolores de Cospedal.

Accidente

La carrera riojana de Herrera comenzó a acabarse en la Nochevieja de 2020. Y es que el manchego estrelló su BMW X3 contra un árbol cerca de su domicilio en el campo de golf de Sojuela, cercano a Logroño, y abandonó el coche a su suerte.

El accidente de Herrera, que se produjo en plena madrugada, provocó ríos de tinta porque los medios afines a la oposición especularon con la posibilidad de que el alto cargo abandonase el vehículo para no realizar algunas pruebas habituales por los guardia civiles de Tráfico.

El joven, que estuvo un mes evitando dimitir hasta que no tuvo más remedio, aseguró en Radio Rioja, de la Cadena SER, que iba con un amigo al que supuestamente llevaba al hospital tras tener un accidente casero y que abandonó el coche porque se quedó "en shock, nos pudimos haber quedado allí... pero todo ello se ha aprovechado para destrozarme la vida a mí y a mi familia".

Herrera aseguró que se marchaba de la política activa tras haber sido amenazado de muerte: "Todo tiene un nombre: fascismo. Por todo esto, tras meditarlo y consultarlo con las compañeras del partido, renuncio como director general de Participación del Gobierno de La Rioja. Y lo hago por una razón: porque ni mi seguridad ni la de mi familia puede ser garantizada", subrayó.

COMPARTIR: