19 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Directivos de empresas, presidentes e incluso algunas celebridades como Rosalía han sido víctimas de esta herramienta de suplantación de identidad

Las amenazas del “deepfake”: De fraudes y espionaje a los chantajes a famosos mediante fotos ideadas con IA

La técnica del 'Deepfakes'.
La técnica del 'Deepfakes'.
La técnica del “deepfake “se ha vuelto muy popular entre los ciberdelincuentes, que la emplean cada vez más para llevar a cabo engaños financieros, espionaje industrial y chantajes a través de plataformas de redes sociales, tanto a personas desconocidas como a celebridades, con el objetivo de perjudicar su imagen pública. Tom Cruise, Rosalía, Elon Musk o Zuckerberg son algunos de los famosos que han sufrido una suplantación de identidad.

El ‘deepfake’, la técnica que está de moda entre los ciberdelincuentes para cometer sus delitos, consiste en suplantar la identidad de otra persona a través de un video- modificando su rostro o su voz- gracias a la Inteligencia Artificial (IA), haciendo que el resultado parezca real.

A través de esta técnica los estafadores usan redes neuronales y el conocido como aprendizaje profundo, con el objetivo de difundir información falsa para estafar a usuarios, empresas o instituciones.

Amenazas ‘deepfake’ 

En los últimos años, el número de ‘deepfakes’ ha aumentado considerablemente, alcanzando una tasa anual del 900 por ciento según el Foro Económico Mundial (WEF), una de las organizaciones encargadas de estudiar este crecimiento.

Gracias a los investigadores de Kaspersky han podido clasificarse tres de las amenazas más peligrosas del ‘deepfake’ durante este año.

En primer lugar se encuentra el fraude financiero. En este caso, los ciberdelincuentes se hacen pasar por personajes conocidos buscando que el usuario dé credibilidad a lo que está viendo o escuchando. Para  conseguir esas imágenes tan reales, utilizan la IA que se vale de imágenes, videos y audios públicos de los personajes a los que se intenta suplantar. Con estas nuevas y falsas imágenes, los ciberdelincuentes recrean trasmisiones en directo en redes sociales, vendiendo cualquier producto que les pueda hacer ganar dinero, por ejemplo, criptomonedas.

Elon Musk

Precisamente, ese fue el caso de la estafa que suplantaba la identidad de Elon Musk. Hace apenas unos meses, el dueño de Twitter aseguraba a sus usuarios elevadas ganancias si seguían sus consejos para invertir en criptomonedas. Y así lo hicieron muchos, sufriendo grandes pérdidas económicas.

WhatsApp_Image_2023-06-05_at_17.18.24

El canal Linus Tech Tips fue hackeado, de forma que pudieron publicar videos donde supuestamente Elon Musk hablaba de Bitcoin e invitaba a los cerca de 15 millones de suscriptores a invertir en criptomoneda. Se trataba de un contenido creado a principios de 2022 mediante ‘deepfake’, en el que la voz del empresario fue generada artificialmente por medio de inteligencia artificial.

Durante varios meses, este vídeo fue visto por millones de personas ya que los estafadores se aseguraron de ello pagando a Google y otras plataformas para promocionar el contenido.

Intimidad de las víctimas

Pero también los famosos se convierten en víctimas de los criminales cibernéticos, que les hacen protagonistas de imágenes pornográficas falsas generadas mediante "deepfakes". Con tan solo una fotografía de alguien, pueden crear un video íntimo falso con la persona en cuestión.

Los criminales cibernéticos utilizan esta técnica con el fin de extorsionar y chantajear a sus objetivos, además de perjudicar su reputación, que también pueden incluir personas anónimas.

descarga_4

Imagen real de Rosalía. Twitter.

Uno de los casos más recientes de este tipo de "deepfake" involucró a Rosalía, víctima de la manipulación de una imagen suya real que modificaron para que mostrara su pecho desnudo.

Otra víctima de este tipo de "deepfake" es Johanna Villalobos, periodista que también reclamó a través de Twitter que fotografías que publicaba en Instagram, habían sido manipuladas para crear 'fake porn' o falso porno.

Las empresas también corren peligro

Expertos en ciberseguridad también han señalado que este tipo de contenido puede representar un riesgo para las empresas, ya que no solo puede ser utilizado para extorsionarlas sino también para fomentar el espionaje industrial.

Así, se ha dado el caso de que delincuentes informáticos lograron engañar al director de un banco ubicado en los Emiratos Árabes Unidos, sustrayendo 35 millones de dólares. Para llevar a cabo la estafa utilizaron una grabación de voz con una falsa locución que le convenció de realizar la transacción.

Otro incidente tuvo lugar cuando los ciberdelincuentes crearon un "deepfake" de uno de los ejecutivos de la plataforma de criptomonedas Binance. Suplantaron su identidad en una reunión ‘online’, durante la cual se expresaron en nombre del directivo.

Medidas de seguridad

Con el fin de prevenir este tipo de estafas, las empresas sugieren a los usuarios que verifiquen regularmente las medidas de seguridad implementadas en la organización para estar al tanto de las últimas amenazas. Asimismo, se recomienda establecer una comunicación efectiva con los empleados para concienciarlos sobre esta técnica mediante la creación de un sistema de alerta.

Además, es importante confiar únicamente en fuentes de información confiables que no sean susceptibles a este tipo de ataques basados en inteligencia artificial. Por último, es esencial prestar atención a posibles señales que indiquen la falsedad de un vídeo, como movimientos repentinos o cambios bruscos de iluminación. 

Otros famosos estafados

Otro de los afectados ha sido Tom Cruise. En este caso, a través de una cuenta de TikTok con el nombre "deeptomcruise", el actor realiza una serie de vídeos y comentarios humorísticos, e incluso interactúa con otras personalidades de la industria cinematográfica de Hollywood.

descarga_3Tom Cruise.

No obstante, la persona que protagoniza estas apariciones no es el actor en cuestión, sino un individuo que se hace pasar por él en plataformas de redes sociales mediante el uso de un "deepfake" extremadamente realista. Muchos usuarios no logran discernir la diferencia entre esta falsificación y el verdadero Tom Cruise, incluso cuando la descripción del perfil especifica que se trata de una parodia y representa una versión más joven.

COMPARTIR: