14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El expresidente de la Generalitat Valenciana, que padece leucemia, se encuentra en prisión preventiva desde el pasado mes de mayo

Zaplana suma apoyos para salir de la cárcel: la que fuera jefa de prisiones con Zapatero pide su libertad a través de Twitter

Eduardo Zaplana, expresidente de la Comunidad Valenciana
Eduardo Zaplana, expresidente de la Comunidad Valenciana
Tras las declaraciones de José María Aznar, Mercedes Gallizo, la que fuera máxima responsable de prisiones durante el Gobierno de Zapatero, ha sido la última en pedir, mediante un tuit, la excarcelación del exministro de Trabajo Eduardo Zaplana, que lleva en prisión preventiva desde el pasado mes de mayo acusado de los delitos de cohecho, prevaricación, blanqueo de capitales y malversación.

El estado de salud del expresidente de la Generalitat Valenciana y exministro de Trabajo con el gobierno de José María Aznar, Eduardo Zaplana, continúa siendo clave para su excarcelación. Zaplana se encuentra en prisión preventiva en la cárcel de Picassent (Valencia) desde el pasado 24 de mayo por cometer presuntamente delitos de cohecho, prevaricación, blanqueo de capitales y malversación. Pero, debido a la leucemia que padece, su defensa ha solicitado hasta en cuatro ocasiones su puesta en libertad o el arresto domiciliario como alternativa a su encarcelamiento, aunque todos los recursos han sido infructuosos. Tanto el Juzgado de Instrucción nº 8 de Valencia, como el Juez de Vigilancia Penitenciaria no han dado nunca la razón a Zaplana y su familia.

La última persona en sumarse a la petición de excarcelación ha sido la que fuera máxima responsable de prisiones durante el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, Mercedes Gallizo, quien preside actualmente la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad Social (SIEPSE).

Gallizo ha manifestado a través de su cuenta de Twitter que se suma a la petición a la jueza María Isabel Rodríguez Guerola, que lleva la causa y mantiene en prisión preventiva a Zaplana, para que se considere su puesta en libertad “por razones humanitarias, hasta que sea juzgado” y señala que “si no lo ha hecho, es porque su vida no corre riesgo. Pero, una leucemia es una enfermedad importante”.

Eduardo Zaplana.

Además, asegura que “La prisión preventiva es una medida excepcional y, ante un riesgo de empeoramiento, debería valorarse con la humanidad a que todas las personas tienen derecho, la aplicación de otra medida con parecidas garantías”.

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, también se manifestó a favor de su gran amigo y antiguo ministro en un Foro de la Fundación FAES, donde quiso comenzar diciendo que la justicia no es incompatible con la "compasión", por lo que hizo un llamamiento al "sentido humanitario". "Zaplana padece leucemia con riesgo de muerte. Con independencia de las decisiones judiciales y con independencia de los hechos penales, que se juzgarán si alguna vez se levanta el secreto de sumario, el Estado de derecho y la justicia debería resolverlo de una manera fácil, humanitaria y compasiva", señaló el expresidente.

Su familia y su hematólogo piden la liberación

El hematólogo encargado de realizar el trasplante de médula de Zaplana ya aseguraba en el tercer informe médico que si seguía en prisión “la probabilidad de presentar una infección grave con riesgo vital en los próximos tres meses es cercana al 100 %” y que “un retraso de horas en su diagnóstico y tratamiento adecuado comprometería seriamente su vida”. Así, el pasado domingo, el médico Guillermo Sanz publicó un tuit en el que afirmaba su descontento con la justicia: “los médicos no entendemos de Derecho y los jueces/as no entienden de Medicina y menos de leucemia o trasplante. Sin embargo, tod@s deberíamos entender de humanidad. Y lo de Eduardo Zaplana es inhumano”, sentenció.

Por su parte, la familia del expresidente de la Generalitat Valenciana dijo en septiembre que su estado físico y anímico había empeorado notablemente, llegando a perder ocho kilos en catorce semanas y en estos meses siempre ha insistido en que presentaría todos los recursos necesarios para su excarcelación, todos denegados hasta el momento.

COMPARTIR: