14 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exmarido de Begoña Ruiz Mateos dejó de pagar la pensión de sus seis hijos cuando el dueño de Rumasa dejó de ingresarle 'la nómina' mensual

José María Ruiz Mateos pagaba 6.000 euros a su exyerno Carlos Perreau para que no hablara de su hija extramatrimonial

Exclusiva
La guerra de la familia Ruiz Mateos sigue adelante. Elcierredigital.com descubre datos sorprendentes sobre la saga de Rumasa. Ahora, demostramos como uno de los personajes colaterales del clan, Carlos Perreau, exmarido de Begoña Ruiz Mateos, siguió cobrando 6.000 euros mensuales del que fuera su suegro hasta 2010, a pesar de romper su matrimonio en 2001. Con ese dinero pagó la pensión alimentaria de sus hijos. El entorno familiar cree que este pago era a cambio de silencio por su hija secreta.

La situación judicial de la familia Ruiz Mateos es cada vez más agónica. En los tribunales ya nadie cree que los seis hijos varones del empresario jerezano y de Teresa Rivero estén arruinados. El complejo momento económico que atraviesa la dinastía ha puesto de manifiesto también la ruptura del clan.

Begoña Ruiz Mateos que, durante años fue la fémina mejor situada en los negocios familiares, ha sido a la voz más crítica con la gestión de sus seis hermanos varones, todos encarcelados, a los que culpa de la situación de su madre, Teresa Rivero, así como de los problemas en los últimos años del que fuera patriarca y fundador de Rumasa, José María Ruiz Mateos Jiménez de Tejada.

La historia personal de Begoña ha discurrido paralela a la de la caída en desgracia de la familia y la ruptura del ‘enjambre de los Ruiz Mateos’. Fue en 1988 cuando Perreau se casó con Begoña Ruiz Mateos y justo un año después en 1989 se presentó de segundo dirigente en la lista de la Agrupación Ruiz Mateos a las Elecciones Europeas. Salieron elegido tanto su suegro como él mismo y se convirtió en miembro de la Delegación europea para las relaciones de Suecia con el Parlamento Europeo hasta 1994, cuando terminó su período como diputado europeo.

El matrimonio tuvo seis hijos, entre ellos Carlos, convertido en existoso gestor comercial inmobiliario, Blanca que es consultora, Begoña, publicista de carrera, Ignacio y Jorge, el menor. Esta idílica situación duró hasta el año 2001 cuando se divorció de Begoña Ruiz Mateos, con 48 años. La separación de Begoña de Carlos Perreau de Pinnick supuso toda una revolución en el seno de una familia conservadora y vinculada al Opus Dei. 

Carlos Perreau fue, hasta el año 2001 cuando se divorció de Begoña Ruiz Mateos, con 48 años, mano derecha de José María Ruiz Mateos padre, que incluso le consideraba garante de sus secretos, siendo uno de los pocos colaboradores del empresario jerezano que conocía la existencia de Adela Montes de Oca, la hija fuera del matrimonio con Teresa Rivero que tuvo el emperario jerezano y que fue reconocida tras su muerte.

Guardián de secretos

Fuentes del entorno del dueño fallecido del holding Rumasa aseguran que Ruiz Mateos supo recompensar en vida tanta lealtad a Perreau por guardar silencio. Fue uno de los hombres de confianza del patriarca de Rumasa, que le consideraba garante de sus secretos. Y por eso le tenía en 'nómina'.

El matrimonio no se rompió de la forma más agradable posible y Begoña vio, para su disgusto, como algunos miembros de su familia seguían en contacto con Carlos Perreau. Hasta tal punto que siguió estando a 'nómina' del patriarca hasta el año 2010, cobrando 6.000 euros mensuales.

Extracto que prueba los ingresos de Ruiz Mateos a Carlos Perrau. 

Cuando dejó de cobrar de José María Ruiz Materos decidió paralelamente dejar de hacerse cargo de la manutención de sus seis hijos como es la obligación de todo padre divorciado. Quedando claro, para el entorno de la saga, que era realmente el abuelo de los niños, el fallecido José María Ruiz Mateos, quién abonaba el dinero, en concepto de nómina, para que su yerno se encargara de la manutención de sus hijos.

Esta situación obligó a Begoña a demandar al padre de sus seis hijos. Perreau fue finalmente condenado el 21 de diciembre de 2018 por el Juzgado de lo Penal nº 26 de Madrid como culpable “de un delito de abandono de familia, en la modalidad de impago de pensiones” a tres meses de prisión, el pago de costas procesales, así “como de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena”. Desde el entorno de Ruiz Mateos explican que “este señor resultó condenado por no pagar la pensión de sus hijos, que desde 2005 viven con Begoña y su actual marido, Antonio Biondini”.

Las transferencias a Perreau se hacían desde las cuentas del dueño de Rumasa, que eran manejadas en su mayoria por su hijo mayor, Zoilo. Este estado de cuenta, que hoy da en exclusiva elcierredigital.com, está recogido en un informe de la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) y dentro de la causa de Nueva Rumasa en la Audiencia Nacional. Demuestra el pago a Perreau, tal y como se aporta en este documento que revela elcierredigital.com.

Carlos Perrau.

Para los más próximos a José María Ruiz Mateos, consultados por nuestro periódico, "éste se encargaba de estos pagos no sólo para garantizar la manutención de sus nietos sino porque prefería tener a Carlos de su lado ya que, como se ha dicho, era una de las pocas personas que conocía la existencia de Adela Montes de Oca, la hija extramatrimonial del empresario, cuya existencia amargó la vida a Teresa Rivero que nunca pudo perdonar a su marido sus continuas infidelidades".

Perrau vive hoy alejado del foco mediático, intentando pasar desapercibido y que la guerra de la que fuera su familia política no le salpique. A pesar de su discreción, ha rehecho su vida junto a una mujer que un su día fue carne del papel couché, Beba Fernández de Longoria. Fue, en 2012 cuando la prensa del corazón, informó de la unión se hizo popular a finales de los ochenta, en los años en los que la beatiful people concentraba toda la atención y las críticas de la sociedad española. Su nombre nunca llegó a brillar como el de Isabel Preysler o Marta Chávarri pero, al igual que ellas, tuvo su propia bomba informativa.

Tras la separación de Alberto Alcocer de Esther Koplowitz tras iniciar su relación con su actual esposa Margarita Hernández, todo lo que rodeaba a los Albertos era noticia. Así, el hermano de Alcocer, José Luis, ya fallecido, saltó a la prensa tras casarse en segundas nupcias con Beba.

Fernández-Longoria era hija de un ex jefe de la diplomacia española en Francia que luego fue nombrado embajador en El Cairo (Egipto), Carlos Fernández-Longoria. Beba, mucho más joven que José Luis Alcocer, es, por tanto, hermana de María Longoria, quien a su vez está casada con el empresario de armas libanés Abdul Rahman el Assir, amigo íntimo del Juan Carlos I y ex cuñado del millonario árabe Adnan Khashoggi, implicado en la venta de armas norteamericanas a Irán.

Actualmente, Carlos Perreau, con 66 años, es patrono de la Fundación Joan Boscà y activo miembro de Sociedad Civil Catalana. Se licenció en Derecho por la Universidad de Deusto y en Ciencias Empresariales por el ICADE, luego trabajó en el Banco Urquijo y el Citibank.

COMPARTIR: