21 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cartas al Rey, a la ministra de Defensa y chats privados que trascienden a los medios de comunicación dan la sensación de regresar a la época de 1978

Vuelve el ruido de sables 42 años después: De la Operación Galaxia a los Whatsapp de militares retirados

El Rey Felipe VI pasando revista.
El Rey Felipe VI pasando revista.
Los acontecimientos de las últimas semanas con los chats y cartas de militares al Rey y a la ministra de Defensa ponen de manifiesto la inquietud de un sector de nuestras Fuerzas Armadas por la situación política ¿o no? En realidad es la ofensiva de la oposición, que utiliza todas las armas a su alcance para jugar a tiempos pasados y a una confrontación que en realidad es irreal.

La 'Operación Galaxia' fue el nombre dado en clave a una conspiración golpista desarticulada en 1978. Sus protagonistas argumentaron entonces que aquello fue una simple "charla de café" porque ocurrió, precisamente, en una cafetería madrileña del distrito de Moncloa llamada Galaxia, en la calle Isaac Peral. Aquel encuentro tuvo lugar el 11 de noviembre de 1978. Ahora allí no queda rastro de aquello y el local se ha convertido en un restaurante de la franquicia Taco Bell. 

En aquella reunión intervinieron el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, que en 1981 protagonizaría el intento de golpe de Estado del 23 F, el capitán de la Policía Ricardo Sáenz de Ynestrillas, después asesinado por ETA, los comandantes de infantería Manuel Vidal Francés y Joaquín Rodríguez Solano y el capitán de Infantería José Luis Alemán Artiles.

El edificio de la cafetería Galaxia.

La llamada 'Operación Galaxia' era la continuación de los planes que había urdido Tejero un año antes, en la localidad valenciana de Játiva y que buscaba dar un golpe de Estado contra el Gobierno de Adolfo Suárez, creando un vacío de poder y de esa manera detener la reforma política iniciada por el Gobierno de la UCD, justo antes de celebrarse el referéndum del 6 de diciembre cuando estaba previsto que los españoles acudiesen a las urnas para ratificar la nueva Constitución.

Los golpistas decidieron que el mejor día para ello sería el viernes 17 de noviembre de 1978, fecha en la que el rey Juan Carlos I estaría de viaje oficial en México.​ El plan militar consistía en la ocupación del palacio de La Moncloa por parte de 200 miembros de la Policía Armada (todavía no era Policía Nacional) con el secuestro del presidente Suárez. Sin embargo, el comandante Vidal Francés se arrepintió y delató aquel intento. Al día siguiente todos fueron detenidos.​ Aunque también existe la versión de que podría haber sido el coronel Federico Quintero Morente quien alertó de la reunión.

Justo cuarenta y dos años después, las "asonadas" son de otro tipo, más tecnológicas y que apelan al derecho de libertad de expresión en chats particulares, pero cuyo contenido se acaba filtrando a los medios de comunicación por "arrepentidos". Ahora no son conversaciones de café, sino inocentes charlas de chat que pertenecen a la esfera privada.

Primero fueron 73 militares del Ejército del Aire, luego se conoció el famoso chat donde un general retirado, Beca Casanova, comentaba que habría que fusilar a 26 millones de españoles y dar un golpe de Estado. Ante esta situación, el 3 de diciembre la ministra de Defensa, Margarita Robles, anunciaba que interponía denuncia ante la Fiscalía General del Estado por unos hechos que "repugnan al respeto debido en una sociedad democrática" y que podrían ser delictivos. En el escrito, la ministra los presentaba los ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid para que se investigase "su eventual relevancia penal, en defensa de la legalidad" y para "salvaguardar la honorabilidad y la pública estimación de las Fuerzas Armadas y de los hombres y mujeres que las integran".

Las manifestaciones más duras en ese chat venían de parte, presuntamente, del general Francisco Beca Casanova. En este caso el "arrepentido" del chat fue el teniente coronel Ignacio Domínguez, que cuando vio el cariz que tomaban las frases allí escritas decidió abandonar el chat.

El general Beca Casanova.

Pero lejos de calmar las aguas de los militares retirados y justo el día antes de la Constitución, se filtraba una nueva declaración de militares jubilados ante la situación generada y lograba la firma de 250 personas, incluyendo en esta ocasión a 35 Generales y Almirantes. El comunicado decía: "Preocupados por el deterioro progresivo sufrido por nuestra Patria durante las últimas legislaturas hasta límites imprevisibles, militares de todas las graduaciones en situación de retirados y por tanto recuperado de pleno su derecho a la libertad de opinión y expresión, manifestamos y firmamos la presente declaración.

Conscientes de compartir la mismas inquietudes que nuestros compañeros de la XIX Promoción del Ejército del Aire y de la XXIII de la Academia General Militar del Ejército de Tierra, expuestas por cada una en sendas cartas al Presidente del Parlamento Europeo y a S.M. El Rey de España y siendo conocidas todas las misivas por su difusión en los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales, no consideramos necesario reiterar de forma exhaustiva las causas del deterioro expresado.

No obstante, relacionamos las que estimamos como causas más dañinas para la convivencia de los españoles dentro del espíritu de nuestra Constitución de 1978, siendo el resto de las medidas restrictivas que viene imponiendo el Gobierno, consecuencia de las principales que se enumeran a continuación:

La Unidad de España en peligro. Dada su minoría parlamentaria para formar Gobierno, el PSOE optó por la coalición con los comunistas y el apoyo de independentistas/golpistas catalanes y proetarras vascos, aceptando para ello los desprecios a España, las humillaciones a sus símbolos, el menosprecio al Rey y los ataques a su efigie. Además de permitir violentas algaradas independentistas y golpistas con petición de indultos a condenados por sedición así como conceder favores a terroristas con el consiguiente menosprecio a sus víctimas.

Grave riesgo para la Democracia. Bordeando la legislación vigente, se busca el sometimiento al Poder Ejecutivo del Poder Judicial, incluida la Fiscal General del Estado. Permitiendo que se cuestione la Monarquía constitucional por los socios de Gobierno. Limitando y eliminando los derechos fundamentales a los españoles.

Imposición de un pensamiento único. Mediante Leyes como La Memoria democrática de pensamiento único y la de Educación inclusiva de adoctrinamiento ideológico.

Por considerar todo ello un grave riesgo para la Unidad de España, y su orden Constitucional, como militares, que seguimos siendo aún en la situación de retirados, mantenemos activo el Juramento que prestamos en su día de garantizar la soberanía e independencia de España y defender su integridad territorial y el orden constitucional, entregando la vida si fuera preciso. Si bien por edad no podemos ejercer nuestra vocación de soldados en Unidades, sí hemos recuperado los derechos fundamentales a los que renunciamos voluntariamente al abrazar la carrera de las Armas. Entre ellos la libertad de opinión y expresión que nos permite firmar esta declaración, que advierte de los riesgos a que están sometiendo a nuestra Patria los responsables de dirigir el futuro de España.

Por último, al firmar esta declaración y comprometer nuestra contribución para revertir la peligrosa deriva en que se ha situado a nuestra Patria, no podemos dejar de renovar una vez más nuestra absoluta lealtad a nuestro Rey y Mando Supremo de las Fuerzas Armadas con el mismo entusiasmo con que lo hicimos al despedirnos de la Bandera finalizado nuestro Servicio activo. ¡Viva España!  

Los firmantes de esta Declaración quieren manifestar su completa desvinculación y desagrado con cuanto se ha expresado en un “chat" privado -difundido en diversos medios- ajeno a nuestro sentir y esencia de soldados".

El general Chicharro.

Pero lejos de quedarse en esto, el presidente de la Fundación Francisco Franco, Juan Chicharro, general de división del arma de Infantería y Diplomado del Estado Mayor del Ejército de Tierra, excomandante general de Infantería de Marina entre 2006 y 2011 y ayudante de campo de SM el Rey Juan Carlos durante cuatro años  y uno de los firmante de esta carta, volvió a escribir su propia carta abierta titulada "La ministra Robles se pone nerviosa y el JEMAD calla", criticando la inacción del ministerio de Defensa y el "pasotismo" del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) que actualmente es el General del Aire, Miguel Ángel Villarroya.

Reproducimos las palabras del general Chicharro de manera íntegra: "Vaya por delante que he dejado pasar unos días para escribir estas líneas por dos razones : en primer lugar, por no hacerlo en caliente y en segundo, por esperar a que alguien más caracterizado que yo tomara la pluma y contestara a la Sra. Robles por unas palabras que pronunció, contra cientos de militares retirados, a propósito de dos cartas y una Declaración que estos han hecho expresando su opinión sobre la situación actual en España.

Han pasado ya dos días de este sucedido y al no ver a nadie contestando me lanzo al ruedo cual torero en solitario dejando claro que lo hago a título personal sin representar a nadie.  Las palabras pronunciadas por la Ministra Robles son las siguientes: “(...) que los oficiales y oficiales generales que se están posicionando de esta forma muestran un gran nivel de cobardía al apoyarse en la condición de militares que un día tuvieron para mancillar a las Fuerzas Armadas".

Lejos están los tiempos en los que como en noviembre de 1905 un grupo de militares en activo asaltaron la revista satírica Cut Cut por motivos mucho más leves que los expresados por la citada Ministra. Lejos están y suerte tiene la Ministra por ello pues de encontrarnos en aquellos tiempos no hubiera sido extraño que fuera citada a un duelo al amanecer por atreverse a llamar cobardes a cientos de militares retirados. Hoy , las cosas ya no son así. Vivimos inmersos en un relativismo moral que propicia que sucedan estas cosas, las más de las veces con impunidad.

No voy a citar a la Ministra a un duelo e incluso hasta le concedo la atenuante de su desvarío porque estoy seguro que no tiene ni idea de quienes son los militares agredidos de esta forma. Así, debería saber que mientras ella ocupaba cómodos sillones, muchos de estos insultados se batían el cobre defendiendo la democracia en la lucha contra ETA o representando a España con las armas en Centroamérica, en Bosnia, en el Líbano, en el Índico, en Irak o en Afganistán. ¿Donde estaba Vd. Sra. Ministra? Aquí cabría recordarle ese viejo refrán español que dice “que no ofende quien quiere sino quien puede".

Llama la atención que mientras se pone nerviosa por leer lo que piensan estos militares retirados, en el ejercicio de su derecho constitucional a expresarse, calle Vd. como una muerta cuando Esquerra Republicana tilda de asesino al ejército español, cuando se queman, ahorcan y guillotinan cuadros y efigies de SM el Rey, cuando se homenajea a los asesinos de cientos de compañeros nuestros, cuando se amenaza públicamente con proclamar una república vasconavarra para romper la unidad de España o cuando golpistas catalanes anuncian que volverán a hacerlo.
¿Dónde queda aquí la "valentía" que mostró el otro día contra cientos de militares retirados?

Vd. Sra. Ministra ha perdido los papeles de la moderación, la educación y la inteligencia y es lo menos que le puedo decir. Lo que realmente pienso me lo guardo en mi fuero interno por cortesía aunque no se la merece.

Más triste y penoso resulta ver como queda la figura de un JEMAD que calla, y por lo tanto otorga, guardando un silencio sepulcral ante los insultos que su Jefa dispensa a quienes fueron sus antiguos –muchos de ellos sus jefes– en el servicio activo hasta hace poco tiempo. Hasta le han felicitado. En fin …. en su conciencia tendrá su penitencia. Sí, yo soy uno entre los mas de quinientos que hasta ahora han firmado la Declaración de militares retirados sobre la situación en España. Me ratifico en ella".

De momento, el único movimiento de la ministra de Defensa ha sido poner en manos de la Fiscalía el contenido del grupo de chat por si de las conversaciones se pudiese deducir un delito de odio.

COMPARTIR: