16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su padre luchó por la inocencia de su hijo y consiguió encontrar al verdadero culpable, José Carlos Hernández

La historia de José Antonio Valdivielso: Nueve años en prisión por un atraco que nunca cometió y una indemnización ínfima

José Antonio Valdivielso estuvo nueve años en prisión siendo inocente
José Antonio Valdivielso estuvo nueve años en prisión siendo inocente
Este hombre se pasó nueve años de su vida en prisión tras ser acusado de un atraco violento en la localidad madrileña de Móstoles en mayo de 2001. El caso de Valdivielso fue descrito por muchos como uno de los mayores errores judiciales en la historia de la democracia española.

En una noche de mayo del año 2001, José Antonio Valdivielso,  quien contaba por entonces  21 años de edad, dormía tranquilamente en casa con sus padres sin saber que su vida iba a dar un giro de 360 grados. Mientras él descansaba, tres delincuentes cometían dos atracos consecutivos en Móstoles (Madrid) a dos personas. A una de estas víctimas estuvieron a punto de matarla, en concreto a un hombre al que le clavaron una navaja.

Las dos personas que fueron asaltadas no tenían relación ninguna con Valdivielso, pero, de forma sorprendente le señalaron como el culpable de los robos en dos reconocimientos de carácter dudoso.

Antes de aquel suceso este joven estaba en los archivos policiales, tras ser arrestado cuando viajaba como copiloto en un coche con la matrícula trucada con esparadrapo para burlar a los radares. La Policía certificó que José Antonio era uno de los sospechosos después de que una cámara captara en imágenes, durante la noche de aquel suceso, a una persona idéntica a él.

Jose_Antonio_Valdivielso_3

José Antonio Valdivielso durante una entrevista en televisión

La abogada Isabel Torrado se encargó de su caso y aportó un segundo peritaje, realizado por un antropólogo de prestigio mundial: el doctor José Manuel Reverte Coma. Su informe señaló todas las diferencias faciales entre Valdivielso con el delincuente, pero la Audiencia de Madrid creyó a la Policía. José Antonio fue condenado a trece años de prisión, aunque finalmente sólo estuvo nueve.

Su padre investiga por su cuenta

Después de que su hijo fuera a prisión, Antonio, el padre de José Antonio Valdivielso, investigó por su cuenta y riesgo en las zonas de Móstoles y Fuenlabrada con la intención de localizar al verdadero atracador. Fruto de esa investigación, Antonio dio con un tal de José Carlos Hernández, contra el que presentó una querella.

Durante aquel procedimiento se solicitó un nuevo informe, en este caso a la Guardia Civil. La conclusión dejó en evidencia al realizado por la Policía, ya que había “diferencias sustanciales (cabello, forma de la cara, frente, boca, mentón y oreja) existentes entre las imágenes dubitadas y la reseña fotográfica de José Antonio Valdivielso nos indican que se trata de personas distintas".

Jose_Antonio_Valdivielso_y_su_padre_Antonio

José Antonio Valdivielso junto a su padre Antonio

Gracias a este nuevo estudio y la tenacidad demostrada por el propio José Antonio, su padre y la abogada Torrado, que falleció en 2014, meses después de que saliera de la cárcel su defendido, el Supremo absolvió a este hombre inocente.

Ínfima indemnización

Tras morir Isabel Torrado, la abogada Rosario Martín se encargó de la lucha de Valdivielso y su familia por una compensación justa después de que un error judicial hiciera posible que José Antonio estuviera entre rejas durante nueve años de su vida siendo inocente, ocho de ellos sin un solo permiso.

La familia pedía 1,1 millones de euros de indemnización, ya que cuando José Antonio vivía con sus padres, él era el que prácticamente sustentaba a la familia. Trabajaba desde los 17 años en una empresa de carrocerías de coches y cuando fue detenido cobraba un sueldo de 1.021 euros al mes. Su madre había sufrido un infarto cerebral y tenía una minusvalía del 89 por ciento, por lo que su padre tuvo que dejar de trabajar para cuidarla. Un subsidio de 62.780 pesetas (377 euros) y una ayuda de dependencia de 129 euros completaban la economía familiar.

En el año 2015 el Ministerio de Justicia aceptó indemnizar a José Antonio Valdivielso, pero para sorpresa de él y su familia, la indemnización era de 143 euros al día. Uno por los 3.264 días que pasó injustamente en la cárcel. Todos ellos suman 466.616 euros, una cifra lejana de los 1,1 millones que el hombre solicitaba, basados en el sueldo que dejó de ganar, el daño y las secuelas. De hecho, durante su estancia en la cárcel intentó suicidarse en un par de ocasiones.

Jose_Antonio_Valdivelso_2

Tras nueve años en la cárcel José Antonio Valdivielso pudo salir en libertad

Después de salir de la cárcel necesitó atención psicológica y de momento sigue luchando para que se haga justicia. Ahora, José Antonio Valdivielso es un hombre libre de 39 años y puede vivir tranquilo sin tener que verse tras unas rejas al levantarse cada mañana. 

COMPARTIR: