21 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La familia de la asesinada no ha tenido acceso a las investigaciones policiales, según su abogado,y nunca se señaló como objetivo al novio de la amiga

Sergio Sáez, presunto asesino de Miriam Vallejo, declaró hasta cuatro veces ante la Guardia Civil y cometió contradicciones

Sergio Sáez Martín, presunto asesino de Miriam Vallejo
Sergio Sáez Martín, presunto asesino de Miriam Vallejo
Sergio Sáez, el presunto asesino de Miriam Vallejo, la chica asesinada en las proximidades de Meco (Madrid), declaró ante las autoridades hasta en cuatro ocasiones, pero solo colaboró en tres, por lo que la Guardia Civil centró sus investigaciones en él por sus contradicciones. Cuando acudió al tanatorio tras el fallecimiento de Mimi, presentaba heridas en las manos y en la cara, cuyo rostro tapó con un gorro y una bufanda. Su versión se contradijo con la de su novia, Celia, la amiga de Miriam.

Sergio Sáez Medina, el detenido como único sospechoso del asesinato de Miriam Vallejo, llegó a declarar hasta cuatro veces ante las autoridades en medio de la investigación por esclarecer el crimen de Meco. De las cuatro veces, el novio de la mejor amiga de Mimi solo colaboró en tres, un comportamiento que hizo sospechar de él al Grupo de Homicidios de Tres Cantos de la Guardia Civil, encargado de la investigación.

Así lo ha hecho saber el abogado de la familia, Vicente Sánchez, en declaraciones a  los medios informativos, en las que ha asegurado que durante la investigación la familia no ha obtenido ningún tipo de información por parte del grupo de agentes encargado de resolver el crimen, en una causa sometida todavía a secreto de sus actuaciones judiciales. 

A pesar de estar detenido y ser el principal sospechoso, Sergio mantiene su inocencia basándose en su coartada, pero la versión del presunto asesino tiene un fallo. El que fuera novio de la mejor amiga de Mimi, Celia, sostiene que durante los momentos en los que se produjo el asesinato él se encontraba jugando a la play station de manera online. Pero los investigadores descubrieron que durante un período de diez minutos, aunque la consola estaba conectada, el perfil de jugador de Sergio estuvo inactivo.

sergio-saez-presunto-asesino

Sergio Sáez es aficionado a la pesca

No es un indicio determinante, por lo que se espera que con los resultados de los análisis de ADN se pueda llegar a demostrar si la detención de Sergio Sáez por asestar 24 puñaladas a Miriam Vallejo da la razón a la investigación.

Otra de las razones por las que se cree que Sergio es culpables es por la apariencia con la que se presentó al tanatorio tras el fallecimiento de Mimi. Apareció con heridas en las manos y en la cara, concretamente en la nariz. Se tapó ese día su rostro con una bufanda y un gorro. Según el abogado de la familia de Miriam, las versiones que dio en su momento para justificar las heridas fueron diferentes para las producidas en la cara y las de las manos. Así, asegura que las de las manos podrían estar justificadas por su trabajo, pero que la versión que dio para las heridas de la nariz no era convincente.

La familia cree que es culpable 

El abogado de la familia de la víctima, Vicente Sánchez, ha explicado que el arrestado ha negado su participación en los hechos. Sin embargo, ha indicado que creen que es culpable tras analizar por encima la documentación de la investigación policial, que recoge las declaraciones de 83 testigos y otras pruebas más como el ADN ajeno tomado del cuerpo de Mimi, que intento defenderse de su asesino como pudo. "El cúmulo de todas ellas nos predispone a pensar que efectivamente es el autor, salvando la presunción de inocencia", asegura.

En sus varias declaraciones ante la Guardia Civil, Sergio siempre aseguró que se encontraba jugando con la Play Station y que de hecho habló por teléfono con su hermano. Sin embargo, las Fuerzas de Seguridad registraron el domicilio que compartían en Meco y requisaron el aparato informático. Se concluyó que al revisar la consola, este instrumento estuvo sin actividad durante 10 minutos. Un periodo que coincide precisamente con la hora de la muerte de Miriam Vallejo. Según los investigadores, este tiempo habría bastado para que Sergio cometiese el crimen.

Tras el crimen, Saéz habría regresado a vivir con sus padres. Justo después de los hechos, ya que había en ese periodo también habría roto con su pareja Celia R., que era la amiga de Miriam. La línea de investigación ha arrojado luz sobre la supuesta relación de compañeros de piso que compartían acusado y víctima.

Según la versión policial, desde octubre de 2018, Miriam, junto a sus perros, convivía en la misma vivienda que Sergio y Celia. Esta última, amiga de la víctima, fue la que en un inicio sugirió que viviesen los tres juntos.

Las investigaciones han confirmado que entre Sergio y Miriam no se mantenía una buena relación y que el mismo día del crimen se produjo una fuerte discusión entre ellos, mientras Celia se encontraba en el gimnasio.

¿Crimen por venganza o por odio a Mimi?

Miriam Vallejo recibió 24 puñaladas, un hecho que para la Guardia Civil es propio de un crimen pasional, ya que demuestra ensañamiento con la víctima. Según la investigación, esto estaría relacionado no solo con los problemas que mantenían el acusado y la víctima, sino también con una supuesta relación que pudieron desarrollar ambos.

Hasta el momento, solo se trata de una línea de investigación policial, pero podría ser un “crimen por venganza”, afirman investigadores a elcierredigital.com. En aquel momento Sergio y Celia eran pareja, pero este podría haber mantenido relaciones paralelas con Miriam, la compañera de piso y amiga de Celia.

Aunque no es la teoría final, los investigadores creen que el asesinato pudo deberse a que Miriam había amenazado a Sergio con contarle la verdad a Celia. Entre las pruebas más evidentes, está el hecho de que los perros no ladraron ante la presencia del asesino, lo que hace suponer que era alguien al que los animales conocían y, por lo tanto, una persona cercana al entorno de Mimi.

Por el momento, se trata de una hipótesis de salida, aunque también hay otra idea que se baraja sobre el móvil del asesinato de la joven: el "profundo odio" que sentía el presunto asesino por la mejor amiga de la que fue su pareja. 

COMPARTIR: