08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El primer acuerdo fue firmado entre el líder de los taxistas y el exjuez en Barcelona en enero de 2018 en plena guerra contra las VTC

Estos son los documentos que prueban la relación contractual de Tito Álvarez con Elpidio Silva

Exclusiva Primera página del contrato suscrito.
Primera página del contrato suscrito.
Ante el interés suscitado y los comentarios publicados en redes sociales por algunos miembros del sector del taxi, elcierredigital.com decide publicar parte de las pruebas que obran en su poder sobre el contrato firmado por el exlider de Elite Taxi, Tito Álvarez, con el bufete de abogados del exjuez Elpidio Silva. Son una factura cobrada por su intermediación en el conflicto del "Lote 22" del aeropuerto del Prat y la primera página del contrato suscrito.

La fecha del contrato firmado por Tito Álvarez, a la que ha tenido acceso elcierredigital.com, entre el exlider de Élite Taxi, y el abogado y exjuez Elpidio Silva fue el 25 de enero de 2018. El exjuez firmó por delegación, ya que el acuerdo se materializó en Barcelona.

Este documento simple, de apenas dos folios, tiene seis cláusulas. Lo más significativo está recogido en el apartado II, que dice "Alberto Álvarez Vega (Tito Álvarez) percibirá el 15 por ciento de los honorarios facturados y cobrados íntegramente al cliente de la primera provisión de fondos por parte de Elpidio Silva Abogados. Caso de pago parcial, se prorrateará a favor de Alberto Álvarez Vega lo efectivamente retribuído a Elpidio Silva Abogados". En el siguiente punto del acuerdo se refiere a los plazos para cobrar, que será siempre durante el último día del mes.

Una de las facturas que hizo Tito Álvarez al bufete e Elpidio Silva.

 Esta factura fue una de las presentadas por Tito Álvarez al bufete de Elpidio Silva. En este caso el acuerdo de intermediación era por intervención en el conflicto del aeropuerto de Barcelona.

La cláusula IV contiene un acuerdo de confidencialidad y la siguiente hace referencia al plazo del acuerdo, que habría caducado un año después y finalmente, la cláusula VI se remite a que cualquier diferencia será resuelta por los juzgados de Barcelona, al ser el lugar donde se firmó. Por parte de Elpidio Silva firmó por delegación suya una de sus colaboradoras.

tito_alvarez_elpidio_silvaElpidio Silva junto a Tito Álvarez 

El contrato fue elaborado en mitad de la crisis y las huelgas que llevaban a cabo los taxistas de Madrid y Barcelona en protestas por la irrupción de las empresas de VTC en el mercado. Fue en esta época cuando el despacho de Silva comenzó su litigio contra estas empresas.

Las demandas se interpusieron de manera colectiva por competencia desleal, además de una posterior querella criminal y el juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid fue quien admitió a trámite esta denuncia dirigida contra cinco compañías de VTC: Cabify y Uber, que actúan como plataformas de intermediación, y Ares Capital, Cibeles Comfort Car y Gesstaxi Gestión, que son tenedoras de licencias. Los demandantes fueron taxistas profesionales coordinados por la asociación Plataforma Integral del Taxi (PIT) y representados por el abogado Elpidio Silva.

Pero el contrato mercantil entre el bufete de Silva y Tito Álvarez incluía cualquier tipo de intermediación, ya que en la cláusula primera no se especifica ningún campo de actuación concreto: "Las partes acuerdan compartir los honorarios generados por los clientes que aporte Alberto Álvarez Vega a Elpidio Silva Abogados".

Por eso el documento incluía a otros sectores, como ocurrió con los trabajadores del llamado "Lote 22" del aeropuerto del Prat de Barcelona, afectados por la división irregular en nuevos lotes efectuadas por AENA. En este último caso, la comisión de Tito Álvarez alcanzó el importe de 3.866,75 euros brutos, tal y como se refleja en la factura que obra en poder de elcierredigital.com.

 

Primera página del acuerdo firmado entre Tito Álvarez y Elpidio Silva Abogados.

 

Fuentes jurídicas consultadas por elcierredigital.com aseguran que "habría que estudiar si Tito Álvarez incurría en un conflicto de intereses porque los "clientes" aportados podrían ser los taxistas a los que debía representar en el conflicto".

Por su parte, Tito Álvarez en declaraciones a este periódico confirma que cobró algunas comisiones por llevar clientes al despacho de Elpidio Silva, quien ya no lleva la defensa del taxista catalán, pero asegura que "jamás he cobrado un euro en comisiones por llevar a ninguno de mis compañeros taxistas. La lucha del taxi es algo que hago por principios y todo el que me conoce lo sabe".

 

COMPARTIR: