28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un tribunal de Palermo ordena un nuevo aplazamiento en el cierre de la muerte del exmarido de Raquel Sánchez Silva para que se puedan aportar pruebas

Novedades en el caso Mario Biondo: "La justicia decidirá en breve si imputar a alguna persona en su muerte"

Mario Biondo.
Mario Biondo.
El caso de Mario Biondo, el cámara italiano hallado muerto en su domicilio de Madrid en 2013, marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, se encuentra en una de las semanas claves. Un tribunal de Palermo ha ordenado un nuevo aplazamiento para que la familia del joven fallecido pueda aportar pruebas útiles para la continuación del proceso judicial, hecho que podría traer las primeras imputaciones del caso.

El caso de la muerte del italiano Mario Biondo, que tantos giros ha dado, pasa ahora por una de sus semanas claves. La investigación sobre las causas del fallecimiento del cámara y exmarido de Raquel Sánchez Silva sigue su cauce. Ahora el tribunal de apelaciones de Palermo ha ordenado un nuevo aplazamiento para que la familia del joven fallecido pueda aportar pruebas útiles para la continuación del proceso judicial.

Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con una fuente cercana de esta investigación, que ha explicado que “la novedad en el caso de la muerte de Mario Biondo es que se ha conseguido un nuevo aplazamiento, debido a que se han entregado una serie de informes y de pruebas. Ahora la justicia tiene que valorar la nueva información y digerirla, y decidirá las nuevas líneas de investigación”.

Según relata la fuente a este medio, dada la importancia de los nuevos informes presentados, en los próximos días “puede ocurrir que la justicia decida continuar la investigación o que decida imputar a alguna persona”.

Además, la fuente asegura que tiene la total convicción de que, aunque sea necesario que pase algún tiempo, finalmente se conseguirá hacer justicia y se sabrá todo lo qué ocurrió la noche de la fatídica muerte de Biondo y qué personas de su entorno más próximo se encontraban con el joven.

Detectives españoles

La familia del fallecido inició hace unos meses una investigación por su cuenta contratando a una agencia de detectives privados en España, según pudo conocer elcierredigital.com. Después de ocho años del fallecimiento de Biondo, los que fueran suegros de Raquel Sánchez Silva tienen claro que su hijo no se quitó la vida –al contrario de lo que se ha declarado en las tres diferentes autopsias que se le realizaron al cadáver–.

Por ello se solicitó una investigación por parte de detectives privados en España, puesto que la investigación policial ya no está en curso, según confirmaron a elcierredigital.com a través del periodista de investigación italiano Ercole Rocchetti. Según expresó la familia de Mario, tienen claro que lucharán hasta el final para que se demuestre su teoría de que el cámara fue asesinado.

Raquel Sánchez Silva y su marido fallecido Mario Biondo.

El caso de Mario Biondo ha dado numerosos giros durante este tiempo. Así, aunque el pasado 15 de octubre el Tribunal de Apelaciones de Palermo dictaminaba el cierre del caso, la Fiscalía General de la República decidía reabrirlo a finales del mes de noviembre ante la evidencia de nuevas pruebas en la investigación de la muerte del que era marido de la presentadora española Sánchez Silva.

Irregularidades en las autopsias

Durante la investigación de las causas de la muerte de Mario Biondo se conoció que la tercera autopsia, realizada después de la exhumación del cuerpo del italiano era inválida, pues se ha establecido que no se llevó a cabo con sus restos. Es por ello que el forense responsable, Paolo Procaccianti, "está siendo investigado ya que la Fiscalía sospecha que uno de los restos biológicos analizados durante la segunda autopsia no era de Mario", recuerda el periodista Ercole Rocchetti en un reciente análisis del caso con elcierredigital.com.

Según aseguró el periodista de investigación italiano, estos hechos cambiaron todo el escenario de la investigación. Dos meses después de realizar la autopsia, el forense Procaccianti fue víctima de un robo en su despacho del Instituto Anatómico Forense, del que él era el director. "Ahí puede ser que se produjera el cambio de pruebas", sugería el periodista.

Marcas en el cuello de Biondo pasadas por alto

En 2013, Ercole Rocchetti hacía una entrevista al exabogado de la familia Biondo, Daniel Gómez de Arriba. "Él acababa de visionar fotos de la Policía en el Juzgado número 15 de Plaza Castilla y me dijo 'estoy muy sorprendido porque vi que tenía en la parte de detrás del cuello un surco más grande que en la de delante'", recordaba Rocchetti.

Hasta el año 2015 estas fotos no salieron a la luz. En ellas se veía a Mario con un pañuelo colgado de una estantería en su apartamento de Madrid. La parte de detrás del cuello no tocaba ni con el pañuelo ni con la estantería, dejándolo al descubierto, sin embargo, Mario tenía marcas en la zona. "El forense italiano dijo que era la corbata con la que fue enterrado la que le había causado fenómenos putrefactivos en su piel" –indica Ercole– "pero eso no es posible, porque ya las tenía cuando murió". Según analizaba el periodista e investigador, "esto demuestra que colocaron a Mario en esa posición, como lo encontraron, y que no se suicidó".

Testimonios que no coinciden

El periodista italiano indicaba otra incongruencia en el 'caso de Mario Biondo': "No se sabe a qué hora murió, pero a las 12 de la noche él estaba chateando con sus hermanos y de repente no contestó más. Una vecina del piso de Raquel Sánchez y Mario declaró que a las 00:30 horas escuchó como lamentos o gemidos sexuales y pensó que él estaba masturbándose, pero eso no puede ser cierto, porque le encontraron con el pijama totalmente vestido. Según ha expresado Ercole en declaraciones a elcierredigital.com, "el fiscal en su momento le preguntó a la vecina si podían ser gemidos de alguien a quien estaban matando y ella dijo: 'Bueno, sí, puede ser'".

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo el día de su boda.

El periodista también destacó: "Si Mario murió a las 00:30 horas de la noche, ¿por qué su teléfono y ordenador siguieron operativos hasta las cinco de la madrugada?". Otra de las pruebas que hacen pensar a Ercole que Mario Biondo no se suicidó es que, después de su muerte, "alguien pagó tres cocktails en un prostíbulo –algo que no era normal en él– con la tarjeta de Mario, que estaba asociada a la cuenta que compartía con su mujer, Raquel Sánchez Silva".

Otro de los detalles que no encaja en este caso, es que, según relata Rocchetti, "la Policía dijo que encontraron el cuerpo a las cinco de la tarde. Hay testigos que dicen que por la mañana ya habían visto la ambulancia delante de la casa. Las horas no concuerdan con las que dieron en declaración la vecina y la mujer de Mario".

El periodista de investigación italiano, Ercole Rocchetti, concluyó en declaraciones a elcierredigital.com que "con esto no quiero inculpar a nadie, pero creo firmemente que Mario Biondo ha sido asesinado y no se ha investigado bien su caso".

COMPARTIR: