12 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras la propuesta de Vox de liberalizar el uso de las armas, analizamos cómo se accede a la tenencia de las mismas en nuestro país

La realidad de las armas en España: cómo se consiguen, qué requisitos exigen y cuántas licencias hay

/ Europa Press
Tras las polémicas declaraciones del líder del partido de ultraderecha Vox, Santiago Abascal, exigiendo que el acceso a las armas fuera mucho más libre, en 'elcierredigital.com' analizamos la situación de las armas en España. Cuántas licencias hay, cómo se consiguen y qué requisitos exige la administración para acceder a ellas.

El anuncio del partido de ultra derecha Vox de generalizar el uso de armas entre el ciudadano medio se ha convertido en un asunto polémico que nunca antes se había debatido en España ya que la cultura respecto al uso de las armas es completamente distinta a la existente en otros países como Estados Unidos.

En concreto, en una entrevista publicada en el portal de internet Armas.es, el presidente de la formación, Santiago Abascal, abogaba abiertamente por “un cambio radical urgente en la ley, no solo para que los españoles sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales puedan disponer de un arma en su casa, sino para que puedan usarla en situaciones de amenaza real para su vida sin tener que enfrentarse a un infierno judicial, a penas de cárcel o incluso a indemnizaciones a los familiares de los delincuentes que les asaltaron”. Abascal coincide así con los postulados del estadounidense Donald Trump, el brasileño Jair Bolsonaro o el italiano Matteo Salvini, entre otros. El líder de Vox reconoce que él mismo posee una pistola 'Smith & Wesson', que adquirió después de que fuese amenazado por ETA.

Así las cosas ¿es fácil conseguir un arma de manera legal en España? ¿Cuántas licencias se expiden al año? ¿Qué requisitos hay que seguir para obtener una licencia de armas?

Escopeta de caza/ Europa Press.

Para poseer cualquier tipo de arma, es necesario que la persona esté en condiciones de controlarla y comportarse de forma que no cause ningún peligro, según señala la Guardia Civil. En ningún caso se les concederá a aquellas personas cuyas condiciones físicas o psíquicas les impidan su utilización y será necesario acreditar la posesión de aptitudes físicas y psíquicas a través de un informe de aptitud. Para cada tipo de licencia existen requisitos diferentes.

Por ejemplo, en el caso de armas de tipo B, armas cortas y revólveres, las principales condiciones son: ser mayor de edad, ser español o extranjero con residencia en España, enviar una solicitud con los motivos que, en opinión del interesado, justifican tener un arma corta y la razón de defensa no será suficiente para obtener la licencia, ya que solo se otorgan ante supuestos de ‘especial riesgo’ y, por último, certificados de aptitudes psicofísicas y de no tener antecedentes penales  por violencia de género, fotocopia de DNI y justificante de haber pagado la tasa.

Los tipos de armas de fuego

Una vez que el ciudadano cumpla con los requisitos establecidos, podrá obtener una licencia de arma. En España, y tal y como recoge la Guardia Civil en su página web, están contempladas las siguientes:

 - Tipo A: Permiso destinado al Ejército, a los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y al Servicio de Vigilancia Aduanera.

- Tipo B: Es la licencia referente a la autodefensa. Se permitirá la tenencia y uso de armas cortas, como pistolas o revólveres, bajo estrictas medidas de seguridad.

- Tipo C: Reservada únicamente a los vigilantes de seguridad y escoltas privados de las empresas, a los vigilantes de explosivos y a los guardas rurales.

- Tipo D: Permite hacer uso de armas de fuego largas para caza mayor.

- Tipo E: Permiso destinado a la caza menor.

 -Tipo F: Esta licencia sólo permitirá el uso de las armas para la práctica deportiva.

Armas blancas/ Europa Press. 

Con respecto a las armas que no son de fuego también la normativa es clara. Las navajas que excedan de los 11 centímetros, los puñales de cualquier clase, las armas punzantes, las defensas de alambre (porras) y las pistolas eléctricas están totalmente prohibidas por el Reglamento de Armas. Los aerosoles y los sprays en casos de defensa propia, aunque con excepciones establecidas por el Ministerio de Sanidad, también están censurados. 

Al contrario de lo que ocurre en otros países donde el uso de armas en defensa propia está permitido, como en Estados Unidos, en España sólo se podrá utilizar un arma por motivos laborales o para practicar caza. Sin embargo, la Asociación Nacional del Arma (ANARMA) puntualiza que, si bien se trata de pocos casos, las personas en grave riesgo de ser amenazadas podrán disponer de un permiso especial que debe contar previamente con la aprobación del Gobierno y de la Guardia Civil.

El número de españoles con armas

Según el Ministerio de Interior a 20 de diciembre de 2018, estaban en vigor 8.459 licencias de pistolas y revólveres, que corresponderían a escoltas, amenazados o vigilantes de seguridad. Respecto a las víctimas mortales, desde 2000 a 2017 se pasó de una media cercana a los 30 asesinatos a tan solo once y en algunos casos, como fue 2012, se llegó solo a cinco únicas muertes por armas cortas. En Estados Unidos se calcula que cada año 33.000 personas caen víctimas de las armas de fuego, que en este caso incluyen también fusiles de asalto, prohibidos en España.

Santiago Abascal. 

Asimismo, destaca que España sea el séptimo mayor exportador de armas por delante de países como Italia o Ucrania, según el informe 'Tendencias de transferencias de armas internacionales 2015', realizado por SIPRI, representando más de un 3% del volumen global. 

Cualquier persona física o jurídica con permiso para la tenencia de armas deberá respetar una serie de medidas de seguridad y protección, tal y como indica la Intervención de Armas de la Guardia Civil: “Las armas de fuego siempre deben estar resguardadas en un lugar seguro, en el caso de presencia de otras personas, se actuará con las precauciones necesarias para no causar daños ni molestias, las armas se presentarán a las autoridades siempre que las requieran y de forma inmediata se declarará en la Intervención de Armas correspondiente, la pérdida, robo, destrucción o sustracción de las armas o de su documentación”

Asimismo, la Guardia Civil advierte que el incumplimiento de estas reglas puede suponer la retirada inmediata del permiso de licencia. Visto lo visto, la relación de los españoles con las armas es cercana pero mucho más controlada que en otros países. No es cierto, por tanto, como dice Vox, que sea imposible tener armas a cargo de uno, pero sí que se exige  mucha más responsabilidad por parte de quien las posee y ser controlado por los Cuerpos de Seguridad, de quien depende la protección del ciudadano.

COMPARTIR: